Fred Astaire

Su nombre verdadero era Frederick Austerlitz, y nació en Omaha, Nebraska, el 10 de mayo de 1899, de padres emigrantes (su padre era austriaco, y sus abuelos por parte de madre, alemanes, aunque ella había nacido ya en Estados Unidos).

Desde una edad muy temprana se aficionó a la danza, siguiendo el ejemplo de su hermana Adele, y demostró en poco tiempo estar extraordinariamente dotado para ella.

Cuando Fred contaba once años, debutaron en el teatro formando pareja. Fue por entonces cuando cambiaron su apellido, que se atribuye a un tío apellidado L´Astaire.

Formaron pareja durante varios años, hasta que su hermana se casó en 1932 con su primer marido, uno de los hijos del británico Duque de Devonshire, pero en ese tiempo, realizaron multitud de giras por el país, y cosecharon grandes éxitos con sus espectáculos de vodevil.

Debutaron en Broadway en 1917 con “Over The Top”, que tuvo muy buena acogida, y ya en los años 20, aunque siguieron actuando en Broadway, también lo hicieron en Europa, concretamente en Inglaterra, en teatros londinenses, en donde también fueron aclamados por sus actuaciones.

A partir de 1932, y ya sin Adele, Fred Astaire continuó en solitario con el mismo éxito, a caballo de Broadway y Londres.

Se dice que su entrada en Hollywood fue (por decirlo de alguna manera), controvertida.

RKO Pictures le hizo una prueba cinematográfica, y en el informe de esta prueba, se podía leer: “No puede cantar. No puede actuar. Con entradas. Puede bailar un poco.”. Astaire años más tarde, en 1980, en una entrevista televisiva, confirmó este hecho, aunque puntualizó las frases. “No puede actuar. Ligeramente calvo. También baila”.

Afortunadamente, el informe de la prueba no afectó al contrato que la RKO pensaba ofrecerle, y, firmado este, lo cedió a MGM para que debutara al lado de Joan Crawford, en “Dancing Lady” (1933), un musical que se convirtió en un éxito de taquilla. En ella trabajaba un ya conocido Clark Gable, que todavía no disfrutaba del status que pronto alcanzaría, y a un año vista de protagonizar “Sucedió una noche”.

Ya con la RKO Pictures, el mismo año, trabajó junto a Ginger Rogers y Dolores del Río, en “Flying Down to Rio”, y recibió excelentes críticas por parte de la revista “Variety”, que atribuyó el gran éxito de la película a la figura del nuevo actor-bailarín. Todo esto influyó en que Astaire aceptara seguir rodando películas musicales del mismo corte, y con la misma pareja de baile: Ginger Rogers, con la que llegó a trabajar para la gran pantalla en un total de diez films, todos ellos de una excelente calidad. Varios figuran ahora entre los mejores rodados en los años 30.

A mediados de esa década, ya estaban consagradados.

La pareja, y la coreografía del propio Astaire, en colaboración con Hermes Pan, hicieron que el baile se convirtiera en un elemento importante de los musicales de Hollywood, revolucionando así el concepto que hasta entonces se tenía de ellos.

En lo que respecta a esa unión profesional en la pantalla, pocas veces ha calado tan hondo en el espectador, la química que desprendían en sus actuaciones. Astaire, un consumado profesional para el que nada era un reto, y Rogers, una buena bailarina y actriz que sabía dejarse guiar por su pareja, formaron un equipo irrepetible.

A pesar de los éxitos que aportaban sus películas, Fred Astaire no quería seguir vinculado a una pareja de baile. Rodó en solitario “A Damsel in Distress”, en 1937, pero no obtuvo el éxito esperado. Hizo dos películas más con la Rogers, y dejó la RKO en 1939. Doce años más tarde (1949) se reunieron de nuevo en su última aparición como pareja, en “The Barkleys of Broadway”.

Innovador, perfeccionista, y al mismo tiempo con una gran capacidad de improvisación, marcó un estilo que ha sido imitado por muchos, aunque no mejorado. Abarcaba todas las formas baile, y las podía mezclar en una misma actuación con resultados asombrosos.

Como cantante (aunque el nunca quiso valorarse en esta faceta), poseía una voz suave, que matizaba las palabras, dotándolas del mismo lirismo y elegancia que se desprendía de su baile. Muchos de los grandes compositores de aquel tiempo crearon canciones para el, entre ellos, Cole Porter.

Ya en solitario, trabajó al lado de otras estrellas que también intervenían en el género musical. Bing Crosby, Eleanor Powel, Paulette Goddard, Rita Hayworth, o Gene Kelly, fueron sus parejas en esa nueva andadura.

En 1946 anunció su retirada del cine, para llevar a cabo sus proyectos de abrir una cadena de escuelas de baile, pero su ausencia no fue larga, pues en 1948, la MGM le convenció para volver, y protagonizar “Desfile de Pascua”, junto a Judy Garland y Ann Miller. Marcó este regreso una nueva serie de éxitos que abarcó los años 50, y trabajó en nuevos musicales al lado de Betty Hutton, Jane Powell, Cyd Charisse, Leslie Caron o Audrey Hepburn.

En 1949 la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood le concedió un Oscar honorífico por su contribución al séptimo arte en el género de la comedia musical. Un cuarto de siglo más tarde, fue nominado como mejor actor secundario por su trabajo en “El Coloso en llamas”.

A finales de los años 50, y para dar un giro nuevo a su carrera, “El príncipe de la danza”, como se le llamaba, comunicó a los medios que definitivamente abandonaba los musicales para la gran pantalla. Quería abordar otros géneros, y ser simplemente actor. Lo dejaba, pero también un legado. En veinticinco años de profesión, había protagonizado más de veinte musicales.

En 1959 participa en “La hora final” (1959), de Stanley Kramer, y su composición del personaje de Julián Osbone, en la opresiva y excelente película sobre el holocausto nuclear, le aporta excelentes críticas.

Su última aparición en la pantalla fue en “Ghost Story” (1981).

Astaire contrajo matrimonio en dos ocasiones. Su primera esposa fue Phyllis Baker Potter con la que tuvo dos hijos, Frederick y Ava. En 1980 contrajo el segundo con Robin Smith, cuarenta y cuatro años más joven que el, con la que permaneció hasta su muerte, ocurrida en Los Ángeles el 22 de junio de 1987.

Fred Astaire-Ginger Rogers

 

Para ver su filmografía completa, pinchad aquí

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

  1. De “Aeropuerto” a “Aeropuerto 80″- (Pon una de catástrofes en tu vida) « TIERRA DE CINÉFAGOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: