‘In time’ – El hermano feo y tontorrón de Gattaca

“In Time” nos situa en un futuro en el que el gen de la vejez ha sido erradicado. Para no desestabilizar el equilibrio de un mundo en el que todo el mundo pueda vivir eternamente, a la gente le es implantado un reloj biológico -literalmente- y así pues, viven en una constante cuenta atrás hacia su muerte, solo esquivada por aquellos con trabajos cuya alta remuneración -remuneración en tiempo que añaden a sus relojes biológicos- les ayuda a esquivar la mortalidad indefinidamente.

La premisa es demasiado seductora para cualquier amante de la ciencia ficción. Añadamos eso a que el tipo detrás es Andrew Niccol -artífice de la impresionante “Gattaca”- y tenemos un cocktail con mucha chicha.  Por momentos volvemos a los rasgos herederos de la sci-fi más clásica, a través de vertientes que requieren de un sacrificio en cuestiones de tono, pues son tantos los dilemas, preguntas que aturden al espectador que suponen un serio desperdicio utilizar esa idea como mero atrezzo y no como núcleo de la historia y la acción. Y ese es precisamente uno de los principales problemas de la película, que en su casi total desarrollo, desperdicia una idea de este calibre destinandola a cubrir una propuesta demasiado autocomplaciente, de ingesta rápida, porque no nos engañemos -el cartel da ciertas pistas- estamos ante una película de acción de tomo y lomo, aunque tampoco una buena película de acción, eso ya os lo digo de antemano, pero ahora iremos a ello.

Como película de acción no funciona por una cuestión fundamental, no es creible. Y no me refiero con esto a que las peleas o las persecuciones sean creíbles -no es tan importante como muchos creen-,  sino los personajes, todo lo que acontece a la historia es tan sumamente inverosimil… Empezemos por las motivaciones y experiencias de los personajes: Justin Timberlake pierde a su madre y su ansia de justicia lo convierte en una especie de James Bond de la noche a la mañana: es un as en el poker, un seductor nato y no tiene rival dándole al gatillo -no exagero nada de lo que digo, es así-. El concepto “sindrome de estocolmo” tan común en películas de este perfil, con la chica acabando enamorandose del secuestrador – en este caso, un anti-héroe bastante impostado-, es de lo más abrupto que he visto en años. Es muy dificil de creer todo lo que acontece a esta imposible pareja, sobretodo en lo que se refiere a ella, cuya sumisión o entrega llega a ser insultante desde el primer momento. Las razones para unirse a esta rebelión anti-sistema responden más a un capricho adolescente que no a un argumento de peso dada su situación. Eso es lo que encontramos sobre el papel, añadamos también la nula química entre Amanda Seyfried y Justin Timberlake y tenemos como resultado un eje central de lo más anodino. En el caso de Timberlake sorprende, porque es un tipo que personalmente siempre me ha parecido bastante solvente pero aquí crea una distancia absoluta entre el espectador y él -por momentos parece que esté posando para un anuncio de colonia-.  La única nota de calidad -interpretativamente hablando- nos la da un, como siempre, correcto Cillian Murphy que parece hacer lo que puede con un personaje con tan pocas aristas.

Consecuentemente, las escenas de acción carecen de interés dado que los personajes nos dan bastante igual en el momento que nos damos cuenta de todo lo que he expuesto anteriormente. El guión -firmado también por Niccol-  tiene más boquetes que un queso gruyere, y es que más allá de la pobrísima contrucción de los personajes, quedan en el aire algunos cabos sueltos, como la historia del padre del protagonista -aparentemente relacionada durante ciertos momentos de la película- y la sensación de peligro o de opresión del sistema se disipa significativamente tras el primer cuarto de hora, y todo nos deja un regusto a “fácil” que aun desgrana más esta sensación de realismo. Me explico: que dos personajes de estas características -un trabajador de una fábrica y una pija que nunca ha movido un dedo en su vida-, trabajando sobre la marcha -sin un plan concreto-, consigan desmontar todo un sistema sin demasiado sacrificio dice muy poco del sistema en si. No estamos hablando de un Neo, o un tipo con conocimientos muy específicos, estamos hablando de un tipo corriente -cabreado, eso si- y con un arma. “Algo falla”, eso es lo que a uno le retumba en la cabeza cuando pretende tomarse esta película en serio.

Así pues, tenemos una película que se queda a medio camino de todo, parece no tener claro que rumbo tomar y acaba por no funcionar ni como película de acción ni, por supuesto, como sci-fi de tintes más profundos. En sus primeros minutos parece que estemos ante una posible revisión conceptual de “Gattaca”, donde vemos los toques del mejor Niccol, centrado en la cotideanidad de ese mundo distópico, a través de personajes corrientes, cercanos, con una característica estética retro-futurista con algunos detalles muy bien desarrollados -que se distribuyen a lo largo de la película, como cuando dos personajes hablan de lo que sintieron cuando su reloj biológico se les puso en marcha- que parecen pequeños ecos de lo que podría haber sido ésta película y no es.

Personalmente, ha sido una profunda decepción. “In Time” tenía todos los ingredientes para jugar en la “liga profesional” pero se derrumba por su falta de ambición y sucumbe a los estándares de la ciencia ficción más pobre. Un proyecto que da la sensación de no haberse tomado el debido tiempo a madurar en la cabeza de Niccol y da como resultado un híbrido feo e imposible.

“¿donde coño me he metido?”

Fdo:Moutache

, , , , ,

  1. #1 por Snake el 12 diciembre, 2011 - 10:13

    La ví hace unos días y es difícil no coincidir con todo lo que comentas.

    In Time habría funcionado bien, muy bien, si hubiese seguido la estela de Gattaca. Es decir, si no se hubiese diluido en una película de acción pobre y con reminiscencias a Bonnie & Clyde.

    La idea me pareció muy buena por la crítica social que incluye (que al fin y al cabo si sustituimos el tiempo por el dinero, es lo que estamos sufriendo en la actualidad), y salvaría por el dramatismo SPOILER la escena donde Olivia Wilde corre hacia su hijo y no llega a tiempo a la transferencia de tiempo FIN DE SPOILER. Simplemente impresionante por la tensión que desprende.

    • #2 por Moutache el 12 diciembre, 2011 - 10:32

      Respecto a Olivia Wilde solo diré que esta película es una completa apologia al incesto jajajajajajajajja. No se puede tener madres así, tendria que ser ilegal.

  2. #3 por Snake el 12 diciembre, 2011 - 12:39

    Pues sí. Es lo que le dice el ricachón al prota. “Te preguntarás si ella es mi hija, mi esposa, mi hermana o mi madre. Son tiempos difíciles para saberlo, ¿verdad? -o algo así comenta-”

    Qué lástima que con tanto jugo que se podía haber sacado al final haya acabado siendo una película bastante olvidable 😦

  3. #4 por Mercedes el 29 diciembre, 2011 - 14:22

    Gracias, tus críticas son estupendas. Cuando salí del cine pensaba en dos cosas. ¿Cómo es posible que las películas no pasen un filtro de calidad? y ¿Cómo era posible que esa niña no se matara con los 25 cm de tacón que llevaba ? y encima no paraba de correr. En fin, una tomadura de pelo más. Se da mas importancia a los vestiditos de la niña (todos minísimos) y a lo bueno que está el prota que a un guión, que a un montaje, que a una historia, que a un trabajo actoral, etc……cuando quiera ver este tipo de cine, no iré al cine, me he dado cuenta que en la tele hacen “microcine” de este tipo, creo que los llaman anuncios, y encima son gratis.

    • #5 por Moutache el 29 diciembre, 2011 - 17:01

      gracias a ti mercedes, por leer :). Si, definitivamente estamos ante un anuncio de calvin klein demasiado largo jajajaj.

  4. #6 por Snake el 29 diciembre, 2011 - 17:39

    “¿Cómo era posible que esa niña no se matara con los 25 cm de tacón que llevaba ? y encima no paraba de correr.”

    Bueno, hablamos de una peli de ciencia-ficción. Ahí todo vale :p

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: