‘Drive’ – El origen de ‘Breaking Bad’

tumblr_m8268nWXsx1qzspj4o1_500

A pocos días para enfilar la recta final de ‘Breaking Bad’, no está de más ponerse en situación y hacer un repaso de dónde dejamos a Walter White, ese profesor de Química al que le diagnostican cáncer y que al saber que no podrá dejar nada a su familia, empieza a traficar con metanfetaminas para conseguir algo de dinero. El show creado por Vince Gilligan posiblemente sea uno de los mejores que se emiten actualmente, y lo más parecido a la perfección que jamás ha visto la televisión. Si en casos como “Perdidos”, “Mujeres Desesperadas”, “Cómo conocí a vuestra madre” o “The Big Bang Theory”, las alabanzas al producto suelen estar algo infladas por los fans y la publicidad, en el caso de ‘Breaking Bad’ no hay manipulación que valga: es brillante.

Y como dentro de poco tendremos en esta página un análisis de la serie, he decidido que antes de hacerlo deberíamos mirar hacia atrás, a los orígenes de la historia, y rescatar algo que, aun a modo de curiosidad, es fundamental para entender la creación de Walter White. Estamos hablando del primer trabajo que realizaron juntos Bryan Cranston y Vince Gilligan, un episodio de Expediente X titulado Drive.

CarChaseAerialView

Drive es el segundo capítulo de la Sexta Temporada, situada justo cuando el equipo se trasladó de Vancouver a Los Ángeles, y ya desde el principio podemos ver muchos paralelismos con ‘Breaking Bad’. El clima árido de California y ese color marrón típico del desierto son un elemento típico de la historia de Walter, pero aquí la historia sería bien diferente. La trama gira alrededor de un hombre, el señor Crump, quien empieza huyendo de la policía a toda velocidad. Ambos shows empiezan con una persecución, salvo que en esta ocasión, cuando la policía detiene a Crump, podemos ver que en la parte de atrás lleva a su mujer, cuya cabeza de pronto explota frente a las cámaras de televisión que grababan el arresto.

Mulder y Scully, que son los protagonistas de la serie, se encuentran en un momento complicado de su largo arco argumental. Basta decir que por aquel entonces se encuentran relegados a investigar pequeños delitos y por tanto, nada relacionado con la temática paranormal, pero acabarán metidos en la historia cuando Crump empiece a sentirse enfermo y acabe fugándose de la ambulancia que le lleva a un hospital a punta de pistola, obligando a Mulder a conducir a lo largo de varios estados en una misma dirección. Conforme avanza el capítulo, entendemos que Crump no quería secuestrar a su mujer ni nada parecido, sino que lo que intentaba era salvarla. Una misteriosa afección en el oído interno les producía terribles dolores, y la única forma de calmarlo era yendo a toda velocidad en una dirección específica. ‘Drive’, por tanto, es un homenaje a Speed en la idea de que el escenario es un elemento móvil incapaz de detenerse, ya que si paran, a Crump le espera el mismo destino que a su mujer.

El causante parece ser un experimento militar que utiliza ondas de radio y que podría usarse como arma, que tras un fallo incrementa su potencia hasta volverse letal para todos los seres vivos. La única posibilidad de salvar a Crump pasa porque Scully aborde el vehículo en movimiento armada con una jeringuilla y le perfore el oído interno, en una sola oportunidad y sin tiempo para anestesiarle, antes de que, como todos en California saben, se acabe el Oeste.

El plano que más me gusta y a la vez impacta es precisamente al final, cuando Scully, preparada para actuar, ve que el coche conducido por Mulder se ralentiza y finalmente se detiene, para después, ver al agente del FBI salir despacio y mirar hacia el horizonte, a la orilla del mar. No han sido capaces de salvar a Crump.

drive

Este episodio tan interesante como simple en un principio fue una gran idea de Vince Gilligan, uno de los mejores escritores del Show, y que le costó mucho desarrollar. Pero sin duda, el gran acierto consistió en contratar a Bryan Cranston para el papel de Crump, porque tenía la capacidad de aportar lo mismo que haría años más tarde en el papel de Walter White: Humanidad. Cranston es un hombre normal y corriente, y su visión de Crump incluso era desagradable, consiguiendo un personaje que no nos cae bien y hacia al que, sin embargo, sentimos cierta lástima, y lamentamos su final. Su actuación en este capítulo fue la que motivó a Gilligan a repetir con él cuando empezó a desarrollar ‘Breaking Bad’, y cuando vio el potencial para coger al típico hombre normal y corriente que jamás ha roto un plato o quebrantado una ley, y transformarle en un monstruo. Una curiosidad interesante para que veamos el inicio de una relación profesional que tantas alegrías ha dado a los espectadores ávidos de series que den más de lo que prometen, y de productos que estén a la altura.

, , , , , , , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: