Entradas etiquetadas como V

Alienígenas: Mitología del Siglo XX – Parte 2

Grey_aliens_are_welcomed

Ir a la primera parte.

El reciente estreno de El Juego de Ender me animó a leerme por fin la novela, escrita en la década de los ochenta por Orson Scott Card, donde imagina un futuro en el que los niños son educados a través de videojuegos para liderar a la humanidad en una guerra contra una raza extraterrestre llamada Los Insectores. Discursos antifascitas al margen, lo que me interesó del libro fue que parecía asociar la idea de la aparición de una raza alienígena con una inevitable guerra contra ella. Eso, aparte de decir mucho sobre nuestra incapacidad para comprender a otros seres o culturas, también deja claro que la figura del alienígena ha servido durante mucho tiempo como la personificación de un enemigo distante y con el que aparentemente no tenemos nada en común, más que como una auténtica forma de vida extraterrestre.

El post anterior exploraba el interés por los OVNIS que surgió durante la década de los cincuenta como respuesta a un momento político e histórico singular, y en él dejábamos claro que los platillos volantes no son más que invenciones del público que sirvieron para alimentar al cine de la ciencia ficción mientras que éste, a su vez, inflaba las fantasías de los espectadores en un círculo vicioso. Pero ahora tendríamos que ir mucho más lejos, y analizar a los seres que tripulaban dichas naves y que durante años han entusiasmado y aterrorizado al mundo entero.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

8 comentarios

Alienígenas: Mitología del Siglo XX – Parte 1

87690_Vida_Extraterrestre_800

No podríamos entender el género de la ciencia ficción o nuestra Historia reciente sin la supuesta existencia de visitantes de otros planetas. La fiebre de los OVNIS comenzó hace sesenta años y mantuvo un alto nivel de popularidad hasta hace unos diez, fecha que además podríamos cifrar casi de manera exacta. En estas décadas, las imágenes de platillos volantes y extraterrestres cabezones han encontrado un hueco en el imaginario colectivo asociándolos con términos como abducción, nave nodriza o las tan conocidas y hasta un poco cómicas sondas anales. Lo cierto es que no hay ni una sola prueba de que estos seres existan realmente, así que la pregunta es cómo hemos llegado a un punto en el que lo sabemos todo sobre los alienígenas si nunca nos hemos topado con alguno, o por qué prestigiosos canales de documentales orientados hacia la Historia obtienen grandes audiencias cuando dejan volar su imaginación en programas que aseguran que seres de otras galaxias moldearon nuestra especie.

Sería Michael Crichton quien en su novela “El Mundo Perdido” utilizaría por primera ve el término “Tecnomito” lanzando la idea que la sociedad había perdido a los mitos clásicos como Prometeo y habían surgido otros nuevos, sobre todo relacionados con aspectos más cotidianos para los habitantes del Siglo XX y que contaban con una base científica y tecnológica. Y es que sólo cien años nos separan del primer vuelo a motor de los hermanos Wright, y en ese tiempo los aviones han dejado de ser un misterio para nosotros, al igual que tampoco lo son los GPS, la conexión a Internet o la presencia del hombre en la Luna. Incluso, hemos construido estaciones espaciales y sondas no tripuladas que han abandonado el Sistema Solar. Pero a pesar de que cada vez tenemos más acceso a la ciencia y la tecnología, es poco lo que comprendemos de ella, y esa brecha se hace cada vez más grande debido a lo rápido que avanza el mundo en campos tan básicos y en apariencia insignificantes como la telefonía móvil.

Carl Sagan ya comentó los problemas que entrañaba depender de una tecnología sin saber comprenderla, pero también constató otro detalle fundamental: La gente quería conocer. Nacemos curiosos, pero sólo si tenemos suerte, para cuando salgamos del circuito educativo los profesores y educadores no habrán logrado extirpar nuestro interés por la investigación. El resto de la población por el contrario saldrá dispuesta a creer cualquier cosa que venga envuelta en un halo científico, como fotos de OVNIS en Internet o foros de supuestos contactados que aseguran haber estado en el planeta Marte. O historias de pactos secretos del gobierno estadounidense con seres reptilianos que controlan nuestras vidas, alienígenas vivos retenidos en el Área 51 capturados seguramente en el accidente de Roswell de 1947, y hasta la graciosa teoría de que a los alienígenas les gustan los helados de fresa. Este público fiel ha sido quien ha instaurado la figura del extraterrestre y del platillo volante como parte importante en la mitología moderna, pero si realmente hay una Verdad, no está ahí fuera, sino que deberíamos buscarla dentro de nosotros.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

6 comentarios

Cabeceras míticas de las series de televisión – Primera Parte

the-wonder-years-feb-25-2011-600

Recuerdo que en ‘Demolition Man’, en el futuro las únicas canciones que sobrevivían eran sintonías de los anuncios de televisión del siglo XX. Y es que la televisión, el objeto por excelencia del siglo pasado y al que ya le he dedicado parte de la atención que se merece, tuvo un gran éxito ya que se colaba directamente en las casas de la gente día tras día, convirtiendo en familiares rostros, historias y por supuesto, sintonías y canciones. Las series de televisión contaban con inicios que se han hecho famosos gracias a la repetición, y aquí van algunas de las más famosas cabeceras de todos los tiempos y en las que veremos una clara evolución con el paso de los años.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

4 comentarios

Armas famosas del cine

dc2abce103052c5d85581fac62d871a8

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

3 comentarios

Recordando escenas antológicas: Diana (V) comiendo una rata

Hoy no voy a hablar sobre la escena de una película, si no de una serie. Y es que “V” fue un éxito sin contemplaciones en la década de los ochenta. Eso sí, como suele pasar en estos casos, la cosa se alargó y finalmente sus episodios fueron interesando cada vez menos. La acción se iba diluyendo y más parecía un culebrón -donde todo el mundo hablaba y planeaba- que una serie de ciencia-ficción. Aunque no nos engañemos, ése es un recurso para que el presupuesto no se dispare y los fx se vayan dando con cuentagotas para saciar al espectador. Incluso en estos tiempos se hace eso en series como Fringe, por citar una.

Pero a lo que iba -ya ni hablo del remake que hicieron recientemente para no enrollarme más-, la escena que  más se recuerda y que se convirtió en Vox Populli (en boca de todos) es la de Diana (Jane Balder) zampandose una rata. Aunque siendo justos y coherentes tendríamos que hablar de una Cobaya. Porque dices rata e inmediatamente te viene otra cosa a la cabeza, aunque todo venga del mismo sitio, también es verdad.

Es un momento clave de la serie, ya que Donovan (Marc Singer) está espiando a una de las jefazas de las visitantes y descubre la realidad de los mismo. Vamos, que su dieta dista mucho de ser la misma que la nuestra, con lo que el lío empieza y todos sabemos como acaba la cosa (La Resistencia, los Híbridos, etc…).

Cierto es que se nota el cambio de la actriz a su cabeza falsa (¡y qué! también se nota la de Schwarzenegger en Terminator), pero en su día -en incluso puede que a día de hoy- se hizo un hueco en el televidente.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , ,

3 comentarios

`V´Primera temporada -Los lagartos volvieron a visitarnos-

 

V fué una serie de gran éxito en la década de los ochenta que encandiló a gran parte de la audiencia, entre ella la española. No era extraño ver como las revistas de la época regalaban pósters, pegatinas o podías conseguir en las tiendas de juguetes réplicas de las pistolas que utilizaban los extraterrestres, eso si, no lanzaban obviamente rayos láser, si no que funcionaban con algo tan conocido como pistones (pequeñas pastillitas que hacían ruido cuando se insertaban en el lugar adecuado de la consabida pistolita).

La serie de ciencia-ficción se repuso alguna vez que otra en la televisión, pero pasaron muchísimos años hasta que volvió a aparecer, más concretamente hasta la aparición de la cadena Cuatro. Evidentemente tenía sus años y algunas cosas cantaban por bulerías. Sean los peinados o la forma de vestir, tanto de sus protagonistas como de esos amigos, que al final no lo eran, que querían convivir con nosotros.

Sin embargo, a mí me sigue encantando el episodio piloto. Ése donde empiezan a aparecer las naves, enormes, en los cielos. Y es que V contenía a veces unos efectos especielas bastante aceptables para una serie de television. Algunas escenas acabaron introduciéndose en la sociedad y aún hoy se recuerdan no pocas veces. ¿Os acordais de cuando Diana (la mala de la función) se zampaba un conejo de indias? Pues eso mismo, es rememorar esa escena, esa imagen, y todo el mundo se acuerda de aquella invasión extraterrestre que acabó extendiéndose debido a la aceptación popular de aquellos años.

Como es normal, ahora que se estan reavivando no pocas películas o series ochenteras en forma de remake (casos recientes de Karate Kid o El Equipo-A) Hollywood miró a Donovan y compañía y creyeron conveniente un buen lavado de cara. Reparto nuevo, efectos especiales actuales y una trama un poco más compleja si cabe. El resultado acaba siendo, hablando de la primera temporada, algo irregular en no pocos momentos, aunque no llega a ser un espanto ya que aborda algunos asuntos que no se tocaron en la serie original. Una que siendo sinceros, llegaba a tener el adjetivo “ridiculez” en no pocos momentos.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , ,

4 comentarios

Tráiler de la segunda temporada de V – Dirty Diana regresa a la Tierra

v_2009_g

V, la serie original sobre invasores reptilianos, era una metáfora sobre el holocausto nazi. Con las dos continuaciones que se hicieron, esa idea se perdió, hasta tal punto que V no se terminó, sino que fue cancelada. Durante muchos años se estuvo hablando de una continuación, o de terminarla, cosa que a mí me parecía imposible. Así que se preparó una especie de “Remake” que juega con los temores actuales, como el terrorismo, y que va por otro camino. Sin embargo la serie no parece estar gozando de una increíble popularidad, por lo que este tráiler, que anuncia la segunda temporada, bien podría ser la última. A mí no es que me llame demasiado la atención, y creo que la gran baza de esta serie, y de las pocas que podrían quedarle en realidad, es la aparición de la malvada Diana, la protagonista de la serie original. Echadle un vistazo y decidme si alguno la sigue, porque yo la dejé a medias y la tengo en mi lista.

Y ahora os dejo, que tengo que seguir viendo Entourage 🙂 Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , , , , , ,

3 comentarios