Entradas etiquetadas como Ford Fairlane

Recordando trailers de antaño: ‘Las aventuras de Ford Fairlane’

aff im

Hay películas y canciones que te marcan de por vida; ya puede ser la canción más cursi o la peli más cutre, que si llegan en el momento preciso de tu vida ten por seguro que se quedarán grabadas en tus recuerdos más entrañables ocupando un lugar de honor en tu corazón. Eso es ley de vida, todos tenemos un pasado y renegar de él es una soplapollez. Sería imposible para mí negar que hubo un tiempo en el que disfrutaba como un poseso escuchando a Bryan Adams o a Bon Jovi, a lo hecho pecho, no me arrepiento de ello, y diré más: creo que estoy en deuda con ellos. No me tiembla el pulso al admitir que he crecido cantando  delante de un espejo temas como Living on a prayer o Please for give me.

Desgraciadamente no nacemos siendo melómanos de gusto exquisito; el “buen gusto” hay que moldearlo consumiendo grandes dosis de música, y cuando digo grandis dosis no me refiero a escuchar sólo gran cantidad de buena música, también es más que necesario tragarnos mierdas infumables, aunque seguramente en su momento dichas mierdas nos parecían el mejor álbum de la historia. Y lo bonito del tema es que después de muchos años  y con la perspectiva que te da la experiencia sigues teniendo mucho cariño a esas canciones, aunque eres plenamente consciente de que son malas a rabiar. Pues con el cine pasa exactamente igual, son innumerables las películas que en su época me encantaron dejándome una huella imborrable, y pese al ineludible paso del tiempo sigo conservando intacto mi cariño hacia ellas. ‘Las aventuras de Ford Fairlane’ es una de esas cintas.

Leer el resto de esta entrada »

, , , ,

4 comentarios

‘Las aventuras de Ford Fairlane’ Una película, aunque no lo creáis, de culto.

ford-fairlane2

Mi afición por esto del cine empezó con un armario repleto de VHS de acción, fantasía, documentales y ciencia ficción entre los que figuraban joyas como Blade Runner, La guerra de las Galaxias, la chaqueta metálica y Terminator 2. Recuerdo que con cuatro o cinco años había un videoclub bajo mi balcón al cual me acerqué pidiendo “Alguien”, ya sabéis, la peli del bicho que rompe pechos y lo salpica todo de sangre.   Ese armario se convirtió en una fuente inagotable de entretenimiento que me mantenía en estado catatónico durante las horas de la siesta, y las acabé viendo tantas veces que muchas de esas copias se quemaron entre los cabezales del reproductor de VHS.

Quizá por eso nunca me sentí interesado por las películas de Disney, ni tampoco llegué a la parte de atrás del armario, donde la ciencia ficción y el cine de Schwarzenneger desembocaban en cintas de hembras exuberantes haciendo morritos en una carátula prosaica con títulos que despertaron poco interés en mí porque me decía que películas donde la gente sale abrazándose son aburridas y no muere nadie.

En medio camino se encontraba una cinta que todavía conservo por aquello de la nostalgia donde estaba grabada ‘Las aventuras de Ford Fairlane’, una muestra del cine gamberro de principios de los noventa tan mala como increíble según en la parte del mundo en que te encuentres.

Leer el resto de esta entrada »

, , ,

18 comentarios