Entradas etiquetadas como escenas de películas

Recordando algunas escenas antológicas: ‘Casino,de Scorsese’- El final de Nicky Santoro-

486_4bc90855017a3c57fe002d33_1293132264

Tratándose del final de la película me veo obligado a avisar a aquellos insensatos que aún no hayan visto(sacrilegio) esta maravilla de Martin Scorsese que se abstengan de leer este post y de ver el video de la escena en cuestión, ya que se trata del final del filme. Así que a partir de ahora: ATENCIÓN SPOILERS POR DOQUIER.

Joe Pesci es un interprete que me encanta, su versatilidad, su talento y su personalidad son indubitables. Y más si tenemos en cuenta las evidentes “limitaciones” físicas de Pesci. Siempre me ha parecido impresionante que un tipejo de apenas 1’60 centímetros de altura y con ese careto tan particular fuese capaz de dar vida, y con maestría asombrosa, a dos de los gangsters más  respetados, peligrosos y carismáticos que ha dado el séptimo arte. Evidentemente me refiero al sempiterno canalla Tommy DeVito (‘Goodfellas’,1990) y al mítico e imprevisible matón Nicky Santoro (‘Casino’,1995). Y a éste último es a quién dedicaremos el post.

Leer el resto de esta entrada »

, , , ,

2 comentarios

Recordando algunas escenas antológicas: Expectativas vs realidad

tumblr_lh6tmseJrT1qzweupo1_500

Existen películas que, al no haber recibido tanta atención por parte de los medios, o contar con una gran campaña de publicidad, pueden pasar desapercibidas por gran parte del público. De modo que, cuando las descubres, puedes llevarte más de una sorpresa al encontrarte joyas como “500 Days of Summer”, una comedia romántica que, desde luego, no se parece en nada a las demás. Sí, nos cuenta la típica historia de chico-conoce-chica, pero eso no quiere decir que se parezca a las miles de copias fabricadas en serie que llegan periódicamente a las carteleras buscando llenar las salas de parejas recientes que van en busca de redondear una cita. Esta película es real y nos cuenta la historia de dos personas como podrían ser tú y yo, con sus miedos y reacciones, quizá un poco incoherentes, pero muy tangibles. Una de las escenas que más me gustó y que más ha calado en la gente es la que traigo hoy, en la que se hace una división en la pantalla entre lo que el chico (grandísimo Joseph Gordon Levitt, me cae genial este hombre) espera que ocurra, y la realidad. Triste, y terriblemente duro, pero muy familiar para todos. Una genialidad del montaje que muestra planos grabados en el mismo sitio, intercalándose con planos idénticos con los que casan perfectamente, una canción pegadiza y un giro de cámara (cuando la puerta se cierra) aprovechándolo para unir las dos imágenes y soltar un puñetazo no sólo al protagonista, sino también al estómago del espectador. Y es que después de ver la película y escuchar las excusas que Summer le da a Tom, todos hemos dicho lo mismo: Amigos ¡Los cojones!

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , , ,

4 comentarios