Entradas etiquetadas como El hombre elefante

‘Johnny cogió su fusil’ – Vivir sin vivir

“Esta oscuro y silencioso. Siento como me late la sangre en las venas pero no oigo las pulsaciones con los oidos. Cuando alguien no oye sus pulsaciones con los oidos es que esta sordo… ¡Estas sordo Joe!…. a lo mejor no, a lo mejor es que estoy soñando. A lo mejor.”

-Joe, en off (Timothy Bottoms).


Como amante del cine bélico era inevitable haber oído hablar de esta película en ciertos círculos, al igual que ha sido inevitable terminar viéndola. Antes de nada, quiero dejar claro que ésta no es una película bélica. Y no hablo en términos metafóricos, de verdad, no lo es. Solo lo es si tenemos en cuenta que es una película con un clarísimo mensaje anti-belicista y cuyo contexto transcurre durante la primera Guerra Mundial.  Pero no vamos a asistir a grandes (ni pequeñas) batallas, al día a día de la contienda ni a personajes de trinchera. Esto es un drama existencialista puro y duro. ¿Y por qué lo digo? Porque si uno se acerca “virgen” a esta película, con el belicismo como única referencia (como fue mi caso), es más que probable que se lleve una amarga sorpresa.

“Johnny cogió su fusil” (Johnny got his gun, 1971) es ciertamente una película única (con todo lo bueno y lo malo que pueda comportar eso), a medio paso entre el drama y el surrealismo (sus pasajes oníricos y recuerdos pueblan casi la mitad del metraje) y nos habla de Joe, un joven soldado herido en la guerra por una bomba que le ha dejado absolutamente mutilado, es decir, sin brazos ni piernas, sin la capacidad de ver, oir o hablar. Es importante saber eso antes de acercarse a esta película para saber con qué estamos tratando.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , ,

9 comentarios

Recomendaciones cinéfagas: “Brazil” y “El Hombre Elefante”

 

 Dos películas muy a tener en cuenta por dos directores que en más de una ocasión se les puede colocar la frase de “se les ha ido la pinza completamente”. Y es que tanto David Lynch como Terry Gilliam tienen películas en su filmografía que se podrían catalogar de “raras” o poco convencionales. En parte porque han demostrado una cosa, ellos van a lo suyo y así lo reflejan en sus películas. Unas veces con maestría absoluta y otras dejando al espectador con más interrogantes que otra cosa, pensando si les han tomado el pelo o si estan ante una obra de difícil análisis. En esta ocasión Lynch ofrecía, para mí, una de sus obras más aplaudidas y sin apenas fisuras o fallos, “El Hombre Elefante”. Mientras que Gilliam ofrecía una película crítica, cínica, explosiva en cuanto a emociones que responde al nombre de “Brazil”. Que las disfruteis.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , ,

1 comentario

“Terciopelo azul” – Que exista un misterio es una emoción inmensa (David Lynch)

Terciopelo azul (6) por ti.

El actor Pierre Batcheff observa intrigado la palma de su mano derecha. La cámara realiza, entonces, un primer plano y observamos un agujero negro del cual surgen hormigas. Dicen que David Lynch se inspiró en esta conocidísima escena de “Un perro andaluz” (1929) para, 57 años después, utilizar una oreja cercenada y cubierta de hormigas en “Terciopelo azul” (1986).

Dicen, además, que el director estadounidense admiraba el cine de Luis Buñuel y es cierto que su utilización de elementos oníricos, cierto humor negro y un estilo muy personal, diferente y claramente identificable (incluso se habla del “universo David Lynch”) son características que también poseía el de Calanda.

Y es que adentrarse en todas y cada una de las películas de Lynch es penetrar en un universo paralelo al nuestro donde la belleza convive con la fealdad, donde tras el “bien” se esconde un terrorífico “mal”, un lugar plagado de hermosos sueños y aplastantes pesadillas, un dulce espejismo que oculta la cruda realidad: dos caras de una misma moneda.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , ,

13 comentarios