Entradas etiquetadas como caratulas

Seis libros con portadas muy perturbadoras

219527_v1

Siempre hemos escuchado que no hay que juzgar un libro por su portada, y en esta ocasión el dicho es más que cierto, porque estos libros tuvieron en algún momento unas ediciones extrañísimas y desconcertantes. Tanto que en esta pequeña recopilación que vi en Cracked, en algunos de los libros (como en el de Dick “Sueñan los androides con ovejas eléctricas”) incluso cuesta adivinar al género al que pertenecen.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , , , , , , ,

1 comentario

Aquella nostalgia de las caratulas en VHS

 Qué recuerdos. De todas formas tampoco estamos hablando de hace siglos, así que es posible que todavía conserveis algunas películas en formato VHS con su correspondiente carátula. En el mundo de los videojuegos ya es otro tema. Ahí cada nueva consola tiene, o suele tener, su correspondiente cambio de diseño de estuche o carátula. De ahí que la PSP, PlayStation 3, NDS u otras, poco tengan que ver entre sí y no haya uniformidad.

En el mundo del cine también sucede eso, pero muy paulatinamente. El VHS tenía, que yo sepa, dos formatos. Uno con un estuche que imitaba a los libros, más ancho y alto, y otro más estrechito que era el que se dedicaba a la venta doméstica, aunque también se alquilaba.

El Láser Disc era para darle de comer aparte. Mayor calidad de imagen, eso sí, pero un incordio a la hora de guardarlos, ya que era como si te comprases un disco de vinilo. Si la película tenía una duración excesiva el número de discos de doblaba (más o menos pasa lo mismo con algunas películas actuales, las cuales tienen dos discos o se graban en doble capa).

Y ahora, con el Blu-Ray llega otro formato. Estuche todavía más pequeño que el DVD y la carátula tres cuartos de lo mismo. Al final tendremos que tener una lupa de aquí a un futuro.

Pero vamos a hacer un pequeño repasito de algunas de las carátulas que poblaron en la década de los ochenta. La mayoría de ellas de acción, terror y género fantástico. Seguro que a más de uno se le pone la piel de gallina al retroceder en el tiempo. Esos donde ir a un videoclub (yo estoy teniendo suerte de tener uno cerca de mi casa con un amplio catálogo) era algo mágico. Donde la información era escasa y aceptabas el riesgo de alquilar una película. Que luego fuese buena o mala era algo que tenías que vivirlo, o mejor dicho, visionarlo.

Leer el resto de esta entrada »

, , ,

4 comentarios