‘Alien: Isolation’ — El terror visto en primera persona

alien-isolation-wallpaper

Ayer encontré una copia de Aliens: Colonial Marines, en un Game por sólo nueve euros, y a los diez minutos entendí por qué ese juego, que prometía tanto con su teaser tráiler, acabó resultando uno de los peores productos del 2013. Su premisa era muy interesante: encarnaríamos a un marine que se enfrentaría a los Xenomorfos con una inspiración directa en la cinta de James Cameron, alejándose de cruces con Predators y bebiendo únicamente de las películas. Lo que obtuvimos fue un juego con una inteligencia artificial muy pobre, gráficos de la década pasada y una acción algo anquilosada, así que las expectativas se suavizaron mucho cuando se anunció un nuevo juego ambientado en el universo Alien.
Por suerte, iba a ser muy diferente.

alien-isolation-111

Si repasásemos todas las películas, creo que podríamos asegurar que ninguna le hace sombra a la cinta original. Alien, de 1979 es una gran película de terror y ciencia ficción que partiendo de una premisa slasher muy simple nos acaba entregando una auténtica obra de arte que mejora cada vez que la ves. Lo tiene todo: un villano espeluznante, unos diseños tan extraños como poco humanos y también la única nave espacial del cine que realmente tiene pinta de ser capaz de viajar por el espacio. La Nostromo, con sus pasillos estrechos y sus canales de ventilación, era un escenario claustrofóbico que le sentaba genial a la historia.
Pero a la hora de adaptar el universo a las consolas, casi siempre optábamos por la acción de la secuela, con soldados capaces de freír a esos bichos como si fuesen insectos. Hasta la llegada de Alien: Isolation, no habíamos experimentado lo que era el auténtico terror y la indefensión de tener un Alien, solamente uno, caminando por el pasillo de al lado.

Regresar a la película que nos lo presentó por primera vez es la vuelta de tuerca de una franquicia que por más que lo intenta es incapaz de alcanzar la excelencia que logró a finales de los setenta. Y eso nos permite disfrutar de un survival horror que por primera vez en años es pura supervivencia, y apenas tiene escenas de acción. Nos metemos en la piel de la hija de Ripley, que va buscando respuestas sobre la desaparición de su madre hace veinticinco años, y que eso le lleva a la estación Sevastopol, pero que parece estar a punto de venirse abajo por una emergencia declarada recientemente. Sola, sin armas y armada con un radar, Amanda Ripley tendrá que sobrevivir en un escenario impecablemente diseñado y que se inspira en la película original. Todo lo que vemos está sacado de la cinta de Scott, desde las puertas, los pasillos, los sonidos de las luces y también los ordenadores que debemos manejar. La inmersión es total, como también lo es la tensión al saber que ahí fuera, entre los humanos que intentan escapar también de la estación, tenemos sintéticos que acaban con nosotros y una criatura que no habíamos visto hasta ahora.

La perspectiva en primera persona ayuda a que nos metamos del todo en situación, y os aseguro que no podemos correr ni golpear las paredes, ni tampoco enfrentarnos a los androides que pululan por los pasillos. La clave de este juego consiste en avanzar con cuidado, esconderse y evitar los enfrentamientos, o en provocar distracciones para alejar a los enemigos de nosotros. Tenemos un revólver, una escopeta y un lanzallamas, pero os garantizo que no surten efecto contra el Alien. Con el fuego sólo podemos alejarle durante unos segundos, pero volverá a buscarnos y darnos caza. Contra él no sirve nada, ni siquiera la munición, que reservamos para otros humanos o para los sintéticos. Pero aun así, cada disparo se escucha muchísimo en los vacíos pasillos de la Sevastopol, y el Alien lo escuchará si ronda por la zona. Lo mejor es buscando taquillas en las que meterse, mesas bajo las que esconderse y correr sólo cuando creamos que tenemos ventaja, pasando con cuidado bajo los conductos donde gotea la baba pegajosa que nos indica que la criatura está esperándonos.

No me interpretéis mal, el juego es muy sencillo, puede hacerse algo repetitivo y hacia su parte final, no sé si por la tensión, sólo estás esperando que se acabe. Tras horas de arrastrarnos por el suelo y despistar a los androides, quizá le hubiesen sentado bien algún par de puzles más o alguna escena un poco más movida. Pero su falta de variedad se compensa con lo detallado de su ambientación y la posibilidad de recorrer pasillos familiares o ver cómo sería en realidad enfrentarnos a un ser indestructible, una experiencia que tiene que ser casi insoportable en Oculus. Pero también le condena a no ser un juego para todos los públicos, sobre todo en una época de mundos abiertos y escenas de acción frenéticas, porque se trata más bien de un juego que pone a prueba nuestros nervios y nuestra paciencia, y que nos hará morir una y mil veces hasta que consigamos llegar al final, que sí es algo flojo y que da la sensación de preparar una secuela que puede que no llegue debido a las bajas ventas (legado del fracaso de Colonial Marines),
Aun así, Alien: Isolation es posiblemente el mejor juego basado en el universo Alien y es indispensable para todos los fans de los Xenomorfos que quieran ponerse un grueso traje espacial y darse un garbeo por la nave del Space Jockey.

2552234-preview_alieniso_20140606v2gs

, , , , , , , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: