‘Firefly’ — Serie de culto e historia de la televisión

635798922093559607-firefly

Mínimo una vez al año, los ejecutivos de las cadenas de televisión se reúnen para ver qué tal les va a sus productos. Los que resultan rentables continúan adelante, mientras que los demasiado caros o los que no cumplen las expectativas conocen el significado de la palabra cancelación. Nosotros como espectadores estamos acostumbrados a series que terminan abruptamente o tienen un final apresurado, y por mucho que nos moleste cuando algo prometedor se queda en nada, hay pocos casos que hayan despertado tanto la ira del público como Firefly, de Joss Whedon.

Firefly_class_ship

Aun así he tardado mucho en ponerme a ver esta serie de la que jamás he escuchado una mala crítica, y que es la mejor muestra de cómo el ser humano es completamente imprevisible. Whedon ya había triunfado Buffy, Cazavampiros, y Firefly era un proyecto más ambicioso al embarcarse en la ciencia ficción entremezclándola con el western, dos géneros que al principio parecen incompatibles pero que han coexistido en muchas ocasiones (Ahorradme el comentario sobre Cowboy Bebop, por favor). Con un reparto coral, la serie contaría las aventuras de esta tripulación formada por ladrones, chatarreros y contrabandistas, y parece que quienes no entendieron la esencia de la serie fue la propia productora, que se encargó de dinamitar lo que era a todas luces un buen proyecto.
Imaginad una serie ágil, divertida y que sin embargo puede dar un giro hacia el drama en cualquier momento, con buenos efectos especiales (para la época y el presupuesto), con un trasfondo bélico que efectivamente recuerda al de los propios Estados Unidos y con un montón de detalles que hacen a este universo un lugar vivo, complejo y estimulante. Ahora añadid unos personajes muy bien escritos interpretados por actores con carisma y obtendréis el mayor ejemplo de épica espacial desde Star Wars.
Sin embargo, Fox rechazó una y otra vez las ideas de Whedon, sobre todo en detalles absurdos como oponerse al matrimonio de la segunda al mando de la nave con el piloto alegando que el público necesitaba “tensión sexual con el protagonista”. Y así, en una lucha constante, Firefly empezó su rodaje con la sombra de la cancelación ya pendiente sobre ella.

kaylee-inara

Su punto fuerte son sus grandes personajes. Desde el capitán Malcolm Reynolds, que dio a Nathan Fillion la oportunidad de destacar, todos los actores han tenido éxito en mayor o menor medida gracias a este trabajo, donde componen una tripulación variopinta y bien definida. Lejos de ser este post un análisis sesudo de la serie, no puedo sino mostrar mi encanto por personajes como Inara, la cortesana de alto standing interpretada por Morena Baccarin o incluso Jayne, capaz de hacer que a mi novia le caiga bien Adam Balwin por primera vez. También tenemos a Kaylee, la ingeniera, o al cura, o en un menor nivel, a los dos personajes que deberían ser la guía para una historia recurrente, pero que son los más flojos: los hermanos Tam. Sobre todo, el papel de Summer Glau es el que más se resiente de la pronta cancelación, pues se trata de alguien con una serie de problemas sufridos a causa de un experimento que hacen no sólo que sea imprevisible, sino que al espectador no le de tiempo para ser si está loca o solamente tiene visiones.

Fox decidió que la mejor forma de vender Firefly era aprovechar sus puntos de humor negro y diálogos ágiles para publicitarla como una comedia tonta en el espacio, y después, renegar del piloto de dos horas de duración por considerarlo demasiado lento para la televisión. Así, y exigiendo guiones nuevos en sólo tres días, la cadena no se conformó con emitir todos los capítulos desordenados, sino que emitió sólo once de los catorce que tenían por aquel momento rodados, dejándose en el tintero algunos, como la historia de un cadáver que llega a la nave esperando ser repatriado, tremendamente buenos. Por si fuera poco, parece que no hubo ninguna emisión que fuese a la misma hora, el mismo día o que no fuese en competencia directa con algún evento deportivo importante, haciendo pensar que Fox casi deseó que su inversión fracasara para poder quitársela de encima.
Sin embargo, Firefly obtuvo un gran número de seguidores, pequeños en beneficios económicos, pero que ahora hubiesen permitido a la serie sobrevivir sin problemas. Fueron ellos quienes siguieron pidiendo una segunda oportunidad, y que logradon que Universal comprase los derechos para realizar una película que ya comentaré más adelante. Con el paso de los años este grupo fue creciendo más y más hasta el punto que ahora no sólo se considera una serie de culto, sino que siempre aparece en los rankings de mejores series de ciencia ficción y no podéis pasaros por un foro en internet sin toparos con su título.

malcolm-reynolds-frikarte

Ahora es cuando muchos os estaréis preguntando si realmente es tanto como opinan. Y la verdad es que en un mundo de Sopranos, Breaking Bad o Juego de Tronos, Firefly destaca por ser todo lo contrario. No hay una gran trama sino capítulos sueltos que se centran más en el desarrollo de los personajes que en crear cliffhangers interminables. Si duele la cancelación no es porque tuvieran la promesa de estar a punto de despegar, sino porque lo que hacían, aunque fuese poco, aunque fuese cutre, maldita sea, lo hacían muy bien. No era ridícula ni tampoco oscura, pero era perfecta para pasar el rato y sentirte parte de la tripulación como muchas otras han intentado, pero sin conseguirlo. Es la típica serie que te pondrías por la noche y acabarías enganchado por los buenos cuarenta minutos que te hace pasar con ihstorias sobre burdeles asediados, trenes que robar y duelos de espada, con los elementos de ciencia ficción justos para poder seguir durante años aunque Fox estuviese buscando la forma de torpedearse a sí misma. Entre las historias que nunca llegaron a rodarse hay una que me interesa especialmente que hubiese mostrado a Inara, la prostituta, siendo raptada por los maléficos Reavers. En ella, nos mostrarían que las acompañantes son conocidas por inyectarse una sustancia que mataría a cualquier hombre que la violase, sólo para descubrir que al final, cuando Malcolm la encuentra, todos los secuestradores han muerto. Algo mucho más oscuro de lo que Fox estaba dispuesto a permitir para la televisión.

Aun así, la cancelación de Firefly puede haber sido una buena noticia. Quizá porque la esperanza de lo que podría haber sido siempre aumenta las expectativas de la gente, o tal vez porque permitió a su reparto buscar otros trabajos que les convirtieron en famosos, incluyendo un par de apariciones de Christina Hendricks en un papel insuperable. Lo es porque nos entregó algo pequeño y bien cuidado que no llegó a desviarse, y que ayudó a entender a los estudios que no todas las series pueden tener audiencias millonarias y aun así ser rentables. También nos mostró que nos gustan las cosas bien hechas aunque sus planteamientos sean ridículos, y que a veces viene bien arriesgarse. Porque si me decís que Firefly fue un fracaso, sólo os diré que está más viva que algunas que se emiten ahora mismo.

firefly_primary

, , , , , , , , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: