‘Pesadillas’ — la adaptación de las obras de R.L. Stine

1406049631000-SCREAM-GOOSSEBUMPS-MOV-JY-1154--65994914

La saga  Pesadillas abarca más de sesenta novelas cortas para adolescentes, todas ellas escritas por R.L. Stine donde sus protagonistas, jóvenes de la misma edad que sus lectores potenciales, tenían que hacer frente a todo tipo de monstruos. Tuvieron un gran éxito hace años que propició una serie de televisión del mismo nombre, y se las considera una especie de versión juvenil de las obras de Stephen King que han logrado más de cuatrocientos milones de ejemplares vendidos.
Con portadas que brillaban en la oscuridad y finales inesperados, hay que entenderlas como lo que son: novelas cortas de entretenimiento llenas de momias, zombies y muñecos de ventrílocuo con vida propia. Si vamos por la vida de cultos y jueces de la moral os acaba pasando como una tía mía que pidió a un pastor evangélico que me diese una charla por la maldad y “porquerías” de las cosas que me gustaba leer con diez años.
Así que precisamente por eso me he decidido a ver Pesadillas, porque tenía muchas ganas de darle en las narices a todas esas personas a las que les gusta decirnos qué deberíamos meter en nuestras cabezas.

Goosebumps-movie

Pero, ¿Cómo adaptas una serie de sesenta libros que no tienen nada que ver? ¿Con cuál de sus historias te quedas? La respuesta es que en realidad esta película les da la oportunidad de hacer ese esperado remake de Jumanji que llevábamos años esperando que se estrenara. Como ya he dicho muchas veces en este blog, hay películas que se realizan continuamente cambiando los nombres de los protagonistas simplemente porque su estructura es sencilla y efectiva. En el caso de Pesadillas, adaptarse al esquema de Jumanji le da algo de frescura a la idea al cambiar el juego por el escritor R.L. Stine, interpretado aquí por un correcto Jack Black, que tiene la maldición de que los monstruos de sus historias escapen de las páginas de sus manuscritos, y que acaban desperdigados por toda la ciudad cuando su joven vecino los los libere sin querer.

Con unos efectos especiales bastante decentes, Pesadillas tiene la oportunidad de mostrarnos absolutamente todo lo que ha salido de la cabeza de Stine, incluyendo el cabroncete de Slappy, la más famosa de sus creaciones y que aquí aparece también con voz del protagonista a pesar de que a muchos nos recuerda a Mark Hamill. El ventrílocuo es quien va sembrando el caos en la ciudad y en el instituto local mientras nuestros jóvenes protagonistas caminan por lugares como el típico cementerio abandonado que todos debemos cruzar cuando vamos a clase, haciendo que el que menos destaque sea precisamente el actor principal y que sólo conoce una expresión. Pero al margen de eso, se trata de una cinta para gente joven y sólo para pasar el rato, y en eso cumple a la perfección.
Y además tiene una mantis religiosa gigante, y sólo por eso ya merece la pena.

goosebumps_trailer.jpg.CROP.promo-xlarge2

, , , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: