¿Tiene sentido un Luke Skywalker malvado?

star_wars_the_force_awakens_69801
La ausencia de Luke en los tráilers y póster de The Force Awakens ha servido para encender todo tipo de rumores. La respuesta evidente es que Luke, convertido en figura mitológica tanto dentro como fuera de la película, es el plato fuerte de la producción y J.J. Abrams se lo está reservando. Pero la gente, que necesita incluso encontrar una línea homoerótica que conecta a Luke con Han Solo, pronto se lanzó a asegurar que en realidad, la máscara de Kylo Ren oculta el rostro de Mark Hamill. A pesar de que en el tráiler nos queda claro que el villano está interpretado por Adam Driver, los fanáticos de la teoría del Luke malvado llegan a declarar que en realidad Driver es un fichaje fantasma que no aparecerá en la pantalla, y que lo tienen de promoción por el mundo como una tapadera.

return-of-the-jedi-luke

Cuando en 1982 David Lynch estuvo cerca de dirigir El Retorno del Jedi, el final de la trilogía incluía no sólo un enfrentamiento entre Luke y Vader en el palacio imperial de Coruscant, sino que en otras versiones del guión, Luke moría en el interior de la segunda Estrella de la Muerte mientras se colocaba la máscara de su padre, símbolo de que al final se rendía ante el lado oscuro. Lucas decidió un final más optimista, en el que ninguno de sus héroes moría, pero pronto llegarían las novelas del Universo Expandido y que mostraban los sucesos posteriores a las películas, nunca antes de ellas porque eso era territorio velado por contrato. Allí, Luke fundaba una Academia Jedi, se fundaba una Nueva República y el Emperador Palpatine regresaba de la muerte en una serie de clones a los que transmitía su espíritu. Decenas de historias más nos contaban cómo la pelirroja Mara Jade, discípula secreta de Palpatine, buscaba a Luke para vengarse por la muerte de su maestro y acababa casándose con él.

Pero las novelas y los cómics iban mucho más allá, llegando a mostrar cómo al final Luke se convertía en discípulo de un Palpatine inmortal, aunque fuese para acabar con él definitivamente. Da mucho juego al idea de un Luke Skywalker malvado, porque para empezar, nunca ha sido el prototipo de caballero Jedi. Sobre todo si lo comparamos con los santurrones de las precuelas, que parecían monjes budistas que no mostraban ninguna emoción. Según el propio Lucas, los Jedi no sienten ira ni odio, y precisamente por eso no pueden buscar venganza (que era el título original de El Retorno del Jedi). Esta especie de control total era algo que a Anakin le resultaba imposible cuando empezaba a entrenarse con nueve años en La Amenaza Fantasma, pero Luke tiene el doble de esa edad cuando conoce a Obi Wan, y Yoda no parece tener tantos reparos. Luke, además, aprende por instinto tras un breve entrenamiento en El Imperio Contraataca. Allí, en la escena de la cueva, ya es evidente que Luke tiene un lado oscuro, un resorte que podría impulsarle hacia el mal, y que tiene que esforzarse mucho por controlar.

En El Retorno del Jedi, Luke aparece vestido de negro, seguro y controlando sus poderes, sin miedo a matar o a utilizar otro tipo de armas para acabar con Jabba el Hutt. De hecho, estrangula hasta la asfixia o el desvanecimiento a los dos guardias del mafioso. La última entrega juega constantemente con los límites del bien y del mal, viendo cómo el puro protagonista que antes vestía de blanco se esconde entre las sombras en el combate contra Vader, y acaba cediendo a la ira para acabar con su padre y dejándole suplicante en el suelo. Es entonces cuando se mira a su propia mano, enguantada de negro, y se da cuenta de lo que le ocurre. Se está convirtiendo en él.
El problema con Luke es que hay grandes saltos en su desarrollo. Mark Hamill quería que en ERDJ, apareciese con una corte de pelo extraño, casi rapado, fuerte y mucho más resuelto, como si hubiese permanecido todo ese tiempo entrenando en alguna parte, algo que no convenció al creador, que prefirió no salirse demasiado del esquema.
Luke no es un ser puro, pero al final, parece que elige ser “un Jedi, como su padre antes que él.” Tiene unas grandes inclinaciones hacia el mal, pero no parecen ser diferentes al resto de cualquier ser humano. No es creíble que sea él quien treinta años después, más atlético y con un pelo completamente distinto, se ponga la máscara de Kylo Ren, pero sí que se encuentre escondido no tanto por su poder o personalidad, sino por lo que significa para la Galaxia. Al fin y al cabo, si hacemos caso a los tráilers de The Force Awakens, Luke y los caballeros Jedi son parte de una leyenda y no una realidad sólida como podría haberlo sido el Templo Jedi de Coruscant. Por eso, lo más probable es que Luke sea un personaje muy secundario en esta nueva trilogía (algo que Disney ya ha dejado claro) y que jueguen con la idea de su rol como salvador más que con sus inclinaciones malvadas.

, , , , , , , , , , , , , ,

  1. #1 por didier el 28 noviembre, 2015 - 20:27

    muy bueno el análisis pero tengo también mis dudas, especialmente por el trailer. En las escenas de primeros planos de Kylo se nota que tiene guantes de cuero (mano derecha) y en la escena del hombre misterioso con R2D2 la mano derecha se ve de robot (la mano que le quitaron a Luke). En la escena final la persona de espalda y de traje negro (todos suponemos que es Kylo) se nota que no tiene nada que le cubra la cabeza y parece un hombre de cabello negro un poco largo, no parece una persona mayor como debería estar Luke.

    Lo importante es que falta poco para salir de la intriga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: