‘Muñeco diabólico 2’ – La mejor secuela posible

url

Según IMDB hoy se cumplen 25 años del estreno de El muñeco diabólico 2. Ya escribí sobre la primera parte aquí hace poco, y tenía esta reseña en borradores esperando el momento justo para publicarla. Mira por donde, ese día es hoy. Esta saga que tuvo su origen en el slasher que tan de moda estuvo hace unos años evolucionó, como muchas de ellas, hacia la comedia. Pero antes nos entregó una secuela muy digna que ciñéndose a su planteamiento da todo lo que podía de sí con el personaje interpretado por Brad Dourif.

childs-play-2-ruler

Pero para empezar vamos a admitir que es una chorrada la forma en la que Chucky vuelve a la vida. Después de los asesinatos de la primera película, la compañía decide restaurar el muñeco que, ellos desconocen, contiene el alma de Charles Lee Ray. Por supuesto esto le activa de nuevo y esta vez busca venganza contra Andy, que está pasando por varios hogares de acogida. La forma en la que se introduce en el hogar hace que los padres adoptivos, que son un auténtico coñazo, piensen que Andy realmente tiene problemas mentales, pero el muñeco no sólo está vivo de nuevo, sino que está más furioso que nunca. A medio camino entre el horror y la comedia, sus ataques contra la profesora del colegio son brutales, pero hay algo en Chucky que hace que nos caiga bien. Quizá es por su aspecto, pero al ser tan pequeño, disfrutamos viéndole sufrir y llevándose golpes como si fuera un asesino involuntariamente cómico. Pero no, Chucky es muy peligroso y así llegamos a la escena final en la cadena de montaje de juguetes, donde juegan con el concepto del muñeco al máximo. Sí, no es una gran película, pero a pesar de su modesto planteamiento cumple a la perfección, nada sobra y nada resulta ridículo, como sí lo sería su tercera parte o el desvío a la comedia más estúpida que veríamos después. Este es el punto perfecto de Chucky, y su séptima entrega, donde añaden ya efectos digitales al rostro del muñeco, hacen que añoremos cada vez más los efectos físicos de 1990.
Se seguirán haciendo películas de El Muñeco Diabólico mientras resulten rentables, pero creo que es un buen momento para mirar hacia atrás y echarle un vistazo a esta, que demuestra que una historia entretenida no entiende de presupuestos o premisas ridículas.

15503672_2

, , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: