‘Depredador 2’ – Guerra urbana

3215278-0978323987-preda

Dicen que Arnold Schwarzenegger rechazó esta segunda entrega por considerar que a nadie le interesaba ver a un depredador en la gran ciudad. De ser cierto, ese podría ser uno de los pocos errores del austríaco en toda su carrera, porque ver a uno de esos alienígenas rastafaris saltando y camuflándose entre edificios es una de las grandes bazas de una secuela que no estuvo a la altura de la original, y que se pasa de frenada en cuanto a la ambientación decadente de Los Ángeles.

predator-2_528x297

Mezclando magia vudú y chamanismo junto con una guerra entre bandas callejeras, la película intenta recrear un 1997 casi apocalíptico y brutal donde Danny Glover coge el testigo de Schwarzenegger en una investigación de asesinato tan exagerada como sólo puede serlo una cinta que intenta mezclar Arma Letal con el género de ciencia ficción. Como todos sabemos ya de qué va esto, no hay sorpresa posible y sólo podemos profundizar un poco más en la personalidad del cazador de hombres. Nos dan a entender que es más ambicioso que el de la película original y tiene interés en acabar con los hombres más peligrosos de la ciudad, matones caricaturizados hasta el punto de resultar ridículos.
No es una mala idea, pero el desarrollo es lo que lastra una cinta en la que los secundarios también están desaprovechados, como un Bill Paxton que sólo aparece para hacer el bobo y morir en una parpadeante escena de lucha en el metro, o Maria Conchita Alonso, que tampoco aporta demasiado salvo otro aspecto más del rígido código moral del Depredador, que se niega a matar a mujeres embarazadas.

Pero Glover tampoco es que tenga un papel muy interesante. Se limita a pasear por escenarios y enfrentarse al villano secundario Gary Busey, que para ser sincero da muchísimo más miedo que el propio alienígena. Quitando el enfrentamiento en el matadero hay poca espectacularidad y sólo es emocionante el enfrentamiento final en la nave alienígena enterrada, donde vemos el almacén de trofeos de los depredadores.
Este detalle absurdo, en el que incluso identificamos un cráneo Xenomorfo, demuestra que Depredador 2 es más interesante por lo que insinúa que por lo que te enseña, como que los alienígenas llevan en la Tierra demasiado tiempo, o incluso que pueden llegar a aceptar a un ser humano como uno de los suyos si es capaz de ganar la batalla. Este pequeño aporte es la base de un cameo que Schwarzenegger también rechazó para la secuela 2010 titulada Predators. Una idea que demuestra que los alienígenas son el punto fuerte de dos franquicias que no se desarrollaron como debían y que han dado tumbos en más de una ocasión. Esta entrega podría haber sido mucho más con un director más experto al mando, y sí es una de las que me gustaría ver un remake o un nuevo enfoque. Ahora queda esperar a ver cómo Shane Black intenta resucitar la franquicia por enésima vez.

url

, , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: