‘Invasores de Marte’ (1953) – Llamarlo Serie B es quedarse corto

Invasores-de-Marte-2

Me gusta la ciencia ficción, y las películas que se hicieron sobre el género hace décadas por sus planteamientos sencillos, ideas originales y también, por su trasfondo político o social que en ocasiones sólo descubrimos visto en retrospectiva. Ese es el caso de Invasores de Marte, una de las cientos de películas sobre alienígenas y platillos volantes que se rodaron en plena guerra fría y con el miedo a la amenaza roja (no necesariamente marciana) que se cernía sobre el pueblo estadounidense. Yo recuerdo haber visto el remake que Tobe Hooper hizo en 1986, pero al buscarla, encontré la original en primer lugar y pensé que no estaría mal verla. Y la verdad es que no me ha convencido en absoluto.

 

Invaders-From-Mars-02

Al igual que esta reseña, la película no puede contar mucho. Cuenta la historia de uno de los niños más repelentes de todos los Estados Unidos que ve una noche de tormenta cómo un platillo volante se estrella cerca de su casa. Pero cuando sus padres van a investigarlo, regresan poseídos por las voluntades de siniestros y horteras alienígenas de felpa verde que les poseen y conviertes en zombies de mirada perdida y modales agresivos. Y como en muchas de estas películas, sólo el inocente protagonista notará la locura que se desarrolla a su alrededor y buscará la forma de detenerlo con la ayuda de una doctora y de un astrónomo bastante impresionable.

Invasores de Marte no es una buena película. Se realizó con un bajísimo presupuesto y eso se nota en los pocos y vacíos escenarios, que son parte importante de su estética, y que en ocasiones jamás han sido problema alguno para crear un buen argumento. Por lo que se la recuerda es por que recreaba el miedo de la sociedad estadounidense a los espías comunistas, y la idea de que, en una era de paranoia desatada, nunca sabías quién era la persona con la que compartías trabajo o incluso cama, y no podías entrar en su cabeza. Pero si tenemos que juzgar sus atributos cinematográficos, son realmente penosos. Ni siquiera esa paranoia está bien representada, ni los personajes  son creíbles. Los diálogos son malos y el horrible doblaje al castellano lo único que consigue es romper más lo que nos intentan contar. Además no hay soltura ni interés, es aburrida y algunas de las actuaciones son para taparse la cara de vergüenza. No creo que la película me parezca mala sólo por ser antigua, como muchos podrían argumentar, sino porque creo que realmente lo es. Al final, cuando siempre sacan los tanques e intentan acabar con los alienígenas por la fuerza, vemos que los invasores son ridículos. No sé por qué se la recuerda (aunque es algo que ocurre a menudo), pero puede que su elemento más interesante sea al final, cuando tras una larguísima escena en la que el chico huye de todo, vemos que despierta y en realidad todo ha sido un sueño, pero que de improviso un platillo se estrella en su jardín, empezando la historia de nuevo como un bucle. Pero ni siquiera eso levanta la película y consigue entretenernos a pesar de que sólo dura una hora y veinte minutos.

 IM6

, , , , , , , ,

  1. #1 por Deckard el 31 octubre, 2014 - 07:16

    Totalmente de acuerdo contigo. Tendemos a sobrevalorar lo antiguo por el simple hecho de serlo. Creo que eso es de ser esnob. Si una película es una mierda lo es y punto. Por muy clásica que sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: