‘V de Vendetta’ – La anarquía en el Reino Unido

v-de-vendetta-2

No soy un gran fan de los cómics de Alan Moore. Sólo he leído dos, y en ambos (tanto en Watchmen como en V de Vendetta) me pareció que tenían partes muy mal escritas y diálogos pésimos. Pero no negaré la genialidad de Moore para crear historias o conceptos, como tampoco que es uno de los hombres más raros que hay sobre el planeta. Por sistema, Moore ha renegado de las adaptaciones que se han hecho de sus trabajos, y con V de Vendetta pasó los mismo al asegurar que tergiversaba algunos de los ideales políticos que presentaba la novela gráfica. Pero la historia del hombre con máscara de Guy Fawkes ha resultado tener más vida, si cabe, en el mundo real que en la ficción.

 V-de-Vendetta

Situado en un Londres diatópico muy similar al de 1984, nos encontramos ante un hombre desconocido que quiere cambiar las cosas a golpe de violencia. La cinta estuvo producida por los hermanos Wachowski, célebres por su trilogía de Matrix, y nos entregaron una película ágil, propia de su tiempo y que tiene sus puntos fuertes en las actuaciones de los protagonistas y el montaje. Hugo Weaving consiguió uno de los personajes más expresivos y carismáticos de los últimos años, un esfuerzo realmente notable ya que en ningún momento se le ve la cara. En cuanto a Natalie Portman, es increíble cómo se le nota cuando realmente le interesa un proyecto y cuándo está por compromiso, ya que tiene una gran soltura y es capaz de hacer creíbles sus temblores y su transformación tanto física como emocional.

No es tan interesante la trama que sustenta el relato como la creación del personaje de V, revolucionario e implacable, diciendo verdades como puños y jugando con su imagen personal. En realidad, gran parte del éxito de la película no proviene por sus méritos propios, algunas partes son excesivamente melodramáticas y el doblaje en Off de algunos personajes es mejorable, sino por su capacidad para mostrar a un pueblo compacto y unido bajo la sombra de un idea, y la posibilidad de que sean los ciudadanos quienes tomen el control de sus vidas deseando el cambio. V personifica la voz de la gente, como él mismo se denomina, y en Internet se convirtió en un símbolo adoptado por grupos de hackers y todo tipo de individuos que saltaban a la comba con la imagen del revolucionario y el adolescente aficionado a las travesuras informáticas. Como una especie de Tyler Durden político, la máscara de Guy Fawkes se ha reproducido en infinidad de ocasiones, convirtiéndose en lo que su personaje tal vez menos deseaba. Es sobre todo divertido saber que gente como Froilán, el miembro de la familia real española, usa a Fawkes como su avatar regularmente.

Al margen de su éxito comercial, la película es sencilla y cuenta con un par de buenos momentos, como la escena del dominó o el final en el que se ven a todos los personajes de la película, vivos o muertos, perpetuando la imagen de que V podría ser cualquiera, incluso ese final con el Parlamento Británico saltando por lo aires al ritmo de la música. Al margen de eso, y en cuanto a gobiernos totalitarios se refiere, no estaría mal echar un vistazo a la novela de Orwell.

pto_OS_V_09

Para leer la ficha pulsa aquí.

, , , , , ,

  1. ‘V de Vendetta’ | Tierra de Cinéfagos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: