Abraham Zapruder – El hombre que grabó el asesinato de Kennedy

JFK2

“Nos gusta pensar que el mundo es un lugar seguro. El asesinato de Kennedy es una muestra de lo peligroso que es en realidad. Si un hombre tan poderoso, tan joven, tan rico, tan exitoso, puede ser borrado de la faz de la Tierra en un instante, ¿Qué dice eso del resto de nosotros?” Errol Morris.

Cuatro han sido los presidentes de los Estados Unidos asesinados durante su mandato. Desde Abraham Lincoln pasando por los menos comentados James A. Garfield y William McKinley hasta llegar al más célebres de todos, John F. Kennedy, quien fue asesinado hace hoy exactamente cincuenta años.

Al igual que dije en el post de ‘Muerte de un Miliciano’, no todas las películas son adaptaciones de superhéroes, ni todas las fotografías, imágenes de promoción. Las cámaras se utilizan para grabar y capturar para la posteridad momentos importantes de nuestras vidas, creando una imagen que puede significar mucho para nosotros. Pero si la foto de Robert Capa se podía intuir como un montaje, no hay nada falso en la grabación en ocho milímetros que un hombre anónimo registró en Dallas en Noviembre de 1963 creando sin querer uno de los documentos gráficos más famosos del siglo XX.

Dealey-plaza-annotated

Zapruder, como se conocería también a la grabación, era un hombre de origen ruso, habitante de Dallas y que se convertiría en célebre a su pesar. Aquel día del que mucho se ha hablado hasta convertirlo en un viaje a lo predestinado, el presidente Kennedy y su mujer iban a pasar por la plaza Dealey, así que muchos salieron a recibirle y saludarle. El momento es ya un tópico, con las inevitables banderitas, el vestido rosa de Jacqueline Kennedy, y el clásico peinado del presidente. Y si lo tenemos tan fresco en nuestra memoria es porque un hombre se posó en mitad de la calle con su pequeña cámara doméstica para capturar el momento, y tuvo la suerte (o la mala fortuna) de que el hombre más poderoso del mundo fue asesinado justo frente a él. En la imagen de arriba podéis ver el recorrido del coche presidencial y el lugar donde se encontraba cada uno de los involucrados en el tiroteo. Muchos de los que allí estuvieron presentes fueron reclamados más tarde en la comisión Warren que investigó el magnicidio, y la película de Zapruder fue fundamental no sólo para recrear el acontecimiento, sino para dar pie a toda suerte de teorías que entre lo plausible y lo absurdo han aderezado la leyenda de un hombre que de no ser por su muerte, tal vez no tuviese tanta fama.

A las 12:30, Lee Harvey Oswald, parapetado en una ventana del almacén de libros en el que trabajaba, apuntó directamente a la cabeza de Kennedy y abrió fuego. La primera bala se dice que rebotó en la acera e hirió levemente a un testigo, pero los dos otros dos disparos que efectuó lograron su objetivo. La segunda se convertiría en la famosa “bala mágica”, que provocaría siete heridas en un segundo y cuya trayectoria puede verse claramente en la grabación, ya que atravesó la espalda de Kennedy, le salió por el pecho, e impactó en el pasajero que iba delante, el gobernador John Connally, en cuyo cuerpo describió una trayectoria errática antes de volver a salir, golpearle una mano y clavarse en su rodilla.

La grabación de Zapruder es interesante porque no se limita sólo a un hecho frío e histórico, sino que también te da la oportunidad de comprobar el breve drama que se vivió a bordo del vehículo. Casi puedes intuir cómo Jacqueline ayuda a su marido a buscar aquello que repentinamente le acaba de pinchar, y cómo ésta tarda un instante en reaccionar. Es en el fotograma 313, el momento más pausado de todas las películas caseras jamás grabadas, en el que Oswald hace blanco con la tercera bala, provocando aquel desastre encefálico que tan gráficamente sobrevive en la grabación. La expresión de la Primera Dama es visible, y todos sus movimientos han sido analizados durante las últimas cinco décadas en la búsqueda de una explicación para el magnicidio más famoso de la era moderna. Abraham Zapruder hizo Historia con su videocámara, y durante años el gobierno no permitió que el público tuviese acceso a la película, pero ahora, a pesar de que lo que se registró allí no ha cambiado desde hace cincuenta años, todo el mundo encuentra pequeños detalles en los que incluso afirman que el chófer se gira para disparar a Kennedy con un revólver antes de acelerar y perderse calle abajo. Por desgracia, lo que supiera Oswald se lo llevó también a la tumba ya que dos días después y cuando se le trasladaba (a la vista de todos), Jack Ruby le disparó en el pecho causándole una muerte que también está grabada en vídeo. Así, se dejó claro una vez más lo que una cámara puede hacer, en el momento preciso, para la posteridad.

Zapruder’s Film – (Aviso: contiene imágenes fuertes)

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

  1. #1 por vini el 22 noviembre, 2013 - 17:28

    El articulo es genial, como siempre. Ya nos hemos acostumbrado a este tipo de articulos que nos sueles regalar. Gracias.

    • #2 por Carlos Martín el 22 noviembre, 2013 - 21:49

      Gracias a vosotros por leerlos 🙂

Responder a vini Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: