‘Game of Thrones: Season 2’ – Choque de Reyes

Game-Of-Thrones-Season-2-Soundtrack-game-of-thrones-30925915-1280-961

Este post lleva escrito desde que finalizó la emisión de la segunda temporada, así que creo que ya iba siendo hora de que saliera. Se trata de una pequeña reseña sobre la segunda temporada de ‘Game of Thrones’, tal y como algunos de los miembros de este Blog hicimos en su momento con la primera y que resultó ser todo un bombazo televisivo. En su estreno, la serie logró algo increíble: que una historia tan compleja, tan extrañamente alejada de grandes fantasías cinematográficas y a primera vista, inadaptable, lograse convertirse en un fenómeno de masas. Proporcionó al gran público un acercamiento a esta Guerra de las Rosas fantástica donde innumerables casas señoriales tienen sus más y sus menos en un mundo asolado por la guerra y, en un giro maestral de guión, el personaje protagonista era decapitado casi al final de la primera temporada, lo que en cualquier otra serie de televisión hubiese sido casi un suicidio. Muerto el protagonista, ¿Cómo íbamos a contar la historia, cómo íbamos a dejar que Boromir, tan conocido gracias a El Señor de los Anillos, se escapara y se llevase la cara más famosa del show? Bueno, pues haciéndolo, y esperando que la historia lograse aguantar el tipo.

game-of-thrones-season-2-jack-gleeson

Resumiendo la intriga, podríamos decir que “Game Of Thrones” se ambienta en un mundo fantástico, pero no muy alejado de la Edad Media Europea, de la que George R.R. Martin es un declarado admirador. La única particularidad reside en que las estaciones duran años y que los inviernos son especialmente crudos. También, que quedan unos pocos vestigios de magia que aparecen en muy contadas ocasiones, lo que la aleja mucho de series como Harry Potter, donde las explicaciones mágicas para salir del paso acabaron convirtiéndose en una salida fácil. Quince años después de una revolución que acabó con la familia real, los Targaryen, y tras la muerte del líder de dicha revolución, Robert Baratheon, se descubre que el príncipe heredero nació fruto de una relación incestuosa de la reina, Cersei Lannister, con su hermano mellizo Jaime Lannister. Si esto es así, los príncipes no tendrían  ningún derecho en la línea de sucesión, por lo de pronto aparecen un total de cinco pretendientes a reclamar el trono de hierro. Eso sin contar con que, al otro lado del mar, la última Targaryen empieza a moverse para recuperar lo que le pertenece por derecho ayudada de un milagro único: el nacimiento de tres dragones. En cuanto al Norte del continente donde sucede la acción principal, una hermandad conocida como La guardia de la noche defiende el reino de salvajes y unos seres mitológicos conocidos como Los caminantes blancos, que llevan sin verse cerca de mil años.

Es aquí cuando empieza la historia de la segunda temporada. Con el capítulo “El Norte Recuerda”, empezamos a ver por dónde irán los tiros. Joffrey es el rey, un monarca sádico y cruel, como ya perfilamos en sus inicios. Tiene a Sansa como rehén, un personaje que daba muchísimo asco (a falta de una palabra mejor) en la primera temporada, pero que irá experimentando una evolución  a partir de ahora. Dejará de ser la chica soñadora con cuentos de príncipes y princesas para convertirse en la viva imagen de una mujer maltratada escudada tras un velo de frialdad y sumisión. Mientras tanto, Robb Stark ha sido coronado por sus hombres como “El Rey en el Norte”, y gana todas las batallas en las que participa. Es el claro ganador en este juego y a menos que los Lannister empiecen a moverse, pronto se verán atrapados entre varios frentes, porque además están los Baratheon. Los hermanos del fallecido rey Robert, Stannis y Renly, quienes piensan que el trono es suyo por derecho. Renly es joven y tiene carisma, mientras que Stannis es mayor, frío y además, ha abrazado una desconocida religión predicada por una misteriosa sacerdotisa roja llamada Melisandre.

Daenerys y Jon, los arcos argumentales más alejados de la trama central, son los más lentos. La primera se pasa la mitad de la temporada caminando por el desierto, abandonada por casi todos y viendo morir a sus escasos seguidores, mientras que el segundo continúa su viaje hacia el Norte acompañando a los hombres de su hermandad. El primer alto lo hacen en la casa de un hombre conocido como Craster, que tiene la costumbre de casarse con sus propias hijas, pero los hijos parecen ser asesinados. Jon descubre que se los entrega a los Caminantes Blancos, y se enfada cuando comprende que todos los demás lo saben, y no hacen nada por evitarlo. Ser joven y emocional son las principales cualidades que dirigirán el camino que va a seguir Jon a partir de ahora, ya que no será la última vez que haga lo que le pida el corazón más que lo que dicte su cabeza.

Game-of-Thrones-Season-22

Bran, el pobre niño tullido con sueños donde se ve a sí mismo dentro de un lobo, es el peor arco argumental de la serie, el más abstracto y débil, por desgracia. Por ello, es el que más ha sufrido el escaso presupuesto asignado a contar tanto su historia como la de Theon Greyjoy, por cosas más que lógicas.  Theon es el responsable de dejar claro que los Starks tienen muy mala suerte. Es enviado por Robb a hablar con su padre para convencerle de que le ayude en su rebelión contra el trono, pero Balon Greyjoy se nos presenta como un hombre amargado, deseoso de recuperar la gloria de su familia, y que ve su oportunidad de vengarse de los Stark. Theon entonces tiene que pensar a quién debe lealtad, a su familia de sangre, o a Robb, y acaba decidiéndose por los primeros. Para llamar la atención asola Invernalia con unos pocos hombres, y cuando Bran y Rickon logran escapar, dirige una partida de caza en la que mata a dos niños para hacerlos pasar por los herederos y así no quedar como un incompetente. Theon se está cubriendo de gloria, y en el plano en el que muestra los cuerpos carbonizados de los dos niños, comprendemos que está yendo demasiado lejos, y alcanzando un punto de no retorno. Robb enfurece y encomienda a sus vasallos que lo capturen con vida, y aquí vemos cómo a Theon todo le sale mal. Lejos de alegrarse con su victoria, su hermana y su padre se escandalizan con lo que ha hecho, porque no es lo mismo tomar un puesto con quince hombres que conservarlo, y pronto morirá. Así, tenemos un discurso frente a un patio casi vacío, donde vemos cómo a Theon le gustaría ser alguien grande, ya que se ha criado entre ellos. Admira profundamente a Ned Stark pero jamás será como él. Es un hombre basto, llano, incapaz de motivar a sus propios hombres porque también son igual de bastos como él, y con la opción de rendirse y regresar sanos y salvos a casa, seguir a alguien a la muerte es una posibilidad nada tentadora. Ellos mismos le traicionan y no volveremos a ver a Theon hasta la adaptación del quinto libro, cuando reaparecerá completamente transformado.

La segunda temporada tiene algunos altibajos, como era de esperar. Los primeros cinco capítulos son de presentación, donde nos explican todo lo que va a ocurrir, nos muestran a los personajes nuevos y qué importancia tienen en la historia. Es lo que tardamos en entender la matanza de los bastardos de Robert Baratheon, entre los que se encuentra Gendry, que acompaña a Arya Stark en su camino hacia El Muro, pero que pronto se ve frustrado cuando hombres de los Lannister aniquilan a su guía y los toman como prisioneros en Harrenhall, donde Arya acabará convirtiéndose en copera del que debería ser su mayor enemigo, Lord Tiwyn Lannister. También, es lo que tarda el primer aspirante al trono en caer, Renly Baratheon, asesinado por el primer indicio de magia que vemos en la serie.

En cuanto a Arya Stark, en Harrenhall, Tiwyn Lannister la toma como asistente, algo que no es muy creíble que tenga tanta casualidad, pero que nos proporciona algunas de las mejores escenas de toda la segunda temporada. Impresiona ver a un actor tan curtido como Charles Dance, con algunos planos que lo hacen parecer un tipo aterrador, y a una niña como Maisie Williams logrando estar a su altura. Tienen mucha química juntos en pantalla y es un gustazo ver sus discusiones. Mientras tanto, Arya es ayudada por un misterioso hombre que le promete matar a tres personas para compensarla por su ayuda. Aquí queda claro cómo agilizan tramas y eliminan historias, pero queda bastante bien y nos dejan caer que existen algunos hombres capaces de cambiar su rostro a voluntad, lo que le daría a Arya la oportunidad de matar a todos aquellos que le han hecho sufrir.

game-of-thrones-season-2-peter-dinklage

La historia de Daenerys es la que más cambios ha tenido. Han matado a varios de sus personajes, otros han cambiado de fecha y lugar su muerte y el rapto de los dragones sólo ocurre en la versión para la televisión. También la muerte de los Trece regentes de  Qarth sólo sirve para darnos a entender que poco a poco, acompañada de Ser Jorah, va haciéndose cada vez más fuerte, y no sólo gracias a sus dragones. Jon, por el contrario, va poniendo en apuros a los demás cuando decide indultar a una salvaje llamada Ygritte, que será la responsable de que acabe capturado y entregado al autodenominado Rey-más-allá-del-muro, un personaje al que no veremos hasta la tercera temporada.

Pero si hay alguien que vuelve a robar el show, ese es Peter Dinklage en su papel de Tyrion Lannister. Él debería ser de los malos, y sin embargo nos cae bien y su historia de amor es muy romántica, aunque sabemos que Tyrion es un hombre con muy mala suerte y parece que Shae le meterá en más problemas que otra cosa. Es Tyrion el que dirige la defensa en Desembarco del Rey. La batalla de Aguasnegras es un capítulo genialmente rodado y que, aunque se nota que esa una serie de televisión y no cuentan con un presupuesto que la haga llegar a los excesos bélicos de películas como “El Señor de los Anillos”, logra su objetivo y nos entrega algunos momentos memorables. Él y Robb son quienes tienen las primeras escenas de amor, que no de sexo, de toda la serie. Sexo que, por cierto, sigue apareciendo y que se nota tanto que es de relleno porque desaparece en cuando los capítulos avanzan un poco  y necesitan ese tiempo para hacer avanzar la trama.

La segunda temporada de Juego de Tronos es una continuación digna y apasionante de lo que vimos antes, donde los personajes crecen y se entremezclan, convirtiéndose cada uno de ellos en el centro de su propia historia, sin sentirse casi en ningún momento como “relleno” o adornos. Sin buenos ni malos, a excepción del rey Joffrey, y la mayoría, ajenos a los males que les aguardan procedentes del Norte, el Este, y también de sus propias y erróneas decisiones.

 IP Anónima

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

  1. #1 por Karelia el 25 marzo, 2013 - 13:58

    Me encanta la serie, un gran post.

    Y sin lugar a duda, me quedaré siempre (o de momento) con el capítulo de Aguasnegras, genial, mucho mejor que muchas películas con mucho más presupuesto!!!!!

  2. #2 por Sofia Martínez el 19 diciembre, 2013 - 20:28

    Esta serie es maravillosa, pero Juegos de Tronos 3me ha dado grandes sorpresas como ejemplo este capítulo que es uno de mis preferidos. No se la pierdan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: