`Prometheus´ – Sin suspense ni tensión

Ridley Scott. Un veterano director que para muchos tocó techo al principio de su carrera con películas como Alien y Blade Runner, mientras que para otros sigue siendo alguien a tener en cuenta. Hay algo innegable, Scott sabe dirigir y sus películas poseen un diseño de producción digno de elogio. Por mucha tontería que empezase a hacer ahora mismo, no toda su filmografía me gusta bien es cierto, con las dos películas que he mencionado más arriba ya le tendría un inmenso aprecio.

Prometheus es una película que me ha hecho gracia desde su concepción. Por una parte iban surgiendo rumores sobre su vinculación con la saga de Alien. Por otra que no, que era algo distinto y que Scott dejaba tranquilos a los aliens de bocas retráctiles. Luego sí, que era una precuela. Y luego no, que no iban a aparecer dichos seres, ya míticos. Luego se filtró por internet por donde irían los tiros. Y luego se desmintió. Para finalmente coincidir prácticamente con todo una vez se estrenó. Vamos, que esto era como un especie de juego del despiste. Querer tenerlo todo en secreto para crear más expectación y que las uñas no nos crecieran (aunque yo ví el trailer, algún cartel y nada más).

El tema que se puso sobre la mesa fué el siguiente, interesante a priori. Contar la historia del Space Jockey que aparecía brevemente en la película que dirigió Scott en 1979. Ése inmenso extraterrestre que tenía el pecho destrozado. Pero no desde fuera, si no desde dentro (todos sabemos lo que ello conlleva, ¿verdad?). Interesante como digo. Precuela como he señalado.

Una vez que te dejan en el aire el tema que iban a tocar, el del origen del Space Jockey, la imaginación entra en juego. Queramos o no todos la tenemos y una cosa es lo que podemos pensar y otra lo que nos enseñan en la pantalla grande. Puede haber algo de decepción o por el contrario que nos cuenten algo que nos sorprenda. En parte yo pensaba que el final de la película sería lo que desembocaría en el descubrimiento de los tripulantes de la Nostromo. Un ser gigante sentado, momificado y con pecho reventado. Pues no, a veces hay que rizar el rizo para… futuras entregas. Que como bien ha salido por la red recientemente, ya se habla de una secuela.

El principio de la película es impresionante. Un mundo virgen mostrado -de muy buena manera- y la aparición  de los Ingenieros (los mencionados Space Jockey) como creadores de vida. Visualmente, una vez más, Scott cumple con creces. Demostrando que puede enfrascar al público en la historia y sorprender de alguna manera.

Lo malo es que conforme avanza la película empieza el desfile de cosas que no convencen, que no atrapan y que no dejan un buen sabor de boca en líneas generales. Sí, podríamos decir que si eres muy exigente le puedes sacar pelos a una calavera (como dice el dicho). Quizás simplemente te puedes dejar llevar y ver a Prometheus como una película de ciencia-ficción entretenida y punto, pero tiene el obstáculo de la saga en la que más o menos se basa y al mismo tiempo querer hacer algo demasiado trascendental, cuando Alien no pecaba de eso.

Aquí se buscan explicaciones. Al igual que Roy Batty (Rutger Hauer) las buscaba en Blade Runner. Él quería saber cuanto tiempo le quedaba, entre otras cosas, demostrando más humanidad que muchos de los personajes humanos que le rodean en la película. Aquí tiramos más alto si cabe. Aquí se buscan las respuestas con mayúsculas. Saber qué hacemos aquí y quien nos creó. Todo ello aderezado con unas dosis de religión que sobraban completamente. Otro de los puntos flacos en mi opinión.

Dios no me quiere, he sido malo, me tiene que castigar. Para muchos Dios es un ente vengativo que parece querer jugar a la ambigüedad con los seres que ha creado. Para otros alguien que obra por una serie de razones que no podemos llegar a comprender. De ahí la frase “los caminos del Señor son inexcrutables”. O lo que es lo mismo “no tenemos ni puñetera idea de esto y como nos has jodido con la pregunta nos inventamos una frase cierra bocas”. Aquí sucede algo similar. El guión va planteando preguntas, algunas se responden, otras no, para que finalmente te vuelvas a dar cuenta de que no estás viendo una película, si no una serie por entregas que irán cayendo de vez en cuando si la taquilla no le va mal. No es la primera vez que lo vemos ni será la última.

Lo peor de todo es que no ahonda en situaciones o planteamientos que sí podrían o deberían haber dado juego. Van colocando piezas en el tablero de ajedrez para luego no buscar el Jaque (del Mate ni hablamos). Personajes estereotipados sería ya lo de menos (porque Vásquez de Aliens lo era, pero le cogías cariño, y eso sin salir demasiado), si no más bien el tratamiento que les dan. No sientes ningún tipo de empatía hacia ellos. Algo que sí sucedía en cualquier entrega de Alien con los principales o secundarios. Aquí no son ni mera carnaza, porque tampoco hay un suspense a tener en cuenta o una tensión que te mantenga pegado en la butaca. Se busca en ocasiones, pero no lo consigue en mi opinión. Escenas como la que protagoniza Noomi Rapace (si habéis visto la película sabréis a cual me refiero) son las que más se acercan. Ya me olvido hasta de su pronta recuperación, que cosas más imposibles hemos visto y las hemos aceptado. Personajes que son salvados de una muerte segura para que pocos minutos después borrarlos del mapa completamente. ¿Qué sentido tiene eso? Y eso que algunos como Rapace o Fassbender cumplen con lo que se les pide, incluso Charlize Theron sorprende en más de una ocasión (hacía falta un borde en la película, ¿no?).

Prometheus es un regalo. Un papel de regalo muy bonito, brillante. Un lazo rojo que lo rodea. Y una tarjeta de felicitación con música. Por desgracia, abres la caja y el mencionado regalo es de los que te hacen esbozar una sonrisa fingida, pensando que con tu actuación podrían darte el Oscar de la Academia.

Estamos en una actualidad cinematográfica donde se piensa más en el futuro que en el momento actual. Donde haces una película y antes de su estreno ya anuncias que forma parte de una saga, trilogía o lo que le quieran llamar. Son series al fin y al cabo. Ripley mataba al Alien expulsándolo de la nave con un arpón y punto. Aquí, en Prometheus, habría un segundo Alien, dejando la puerta bien abierta para una secuela y al espectador con cara de bobo pensando que dentro de dos o tres años le contarán qué ha pasado realmente.

Otras opiniones sobre Prometheus en Tierra de CINÉfagos: aquí

Para leer la ficha de la película, pincha aqui

Fdo: Snake   

, , , ,

  1. #1 por Karelia el 6 agosto, 2012 - 01:27

    Te digo lo mismo que a IP, me ha parecido una mala película, que no sirve ni para pasar el rato. El principio, no es por nada, pero es calcadito a otra malísima película que fijate tu también va de seres de otro mundo (me refiero a los pictogramas encontrados en distintos lugares del mundo pero con un denominador comun).

    Y quien diga que no tiene que ver con alien, es que no se ha fijado bien, aunque claro, con eso que sale al final, hay que echarle muuuuucha imaginación….

    Lo de esa escenita……….en fin, vaya capacidad de recuperación, la leche!!!! Aunque a pesar de ser asquerosa, es una de las mejores escenas porque refleja el sufrimiento de la protagonista, que es lo único que salvo, a Rapace y a Fassbender, porque la Theron no pinta nada, de chica malota y poco mas.

    Esta película es la típica de “mucho ruido y pocas nueces”, aunque ya he leído por ahí maravillosas críticas a esta gran obra, menos mal, que para gustos los colores. Me quedo con Alien, el octavo pasajero y Alien, el regreso, porque lo que se dice esta….ni pena ni gloria, que es lo peor que le puede pasar a una película de este calibre.

  2. #2 por serreina el 6 agosto, 2012 - 02:15

    Pues como he puesto en IP, a mi no me ha parecido tan mala. Quizá por el bajonazo de esta semana pasada leyendo todos los comentarios negativos de la gente que la ha visto en preestrenos, ha hecho que vaya con muy pocas expectativas a verla, y por eso mismo me ha gustado. Además, las conexiones con Alien me parecen suficientes, y a pesar de sus lagunas e incoherencias de guión, creo que se trata de una película digna de ver, y que me ha dejado con ganas de ver más. Eso sí, superando a esta primera entrega. Sí queréis saber mi opinión al completo, la tenéis en mi blog.

    Saludos

  3. #3 por Frank Jones el 6 agosto, 2012 - 07:56

    Solo me gustaron los Fx (los hologramas, las naves, los ingenieros), los paisajes y el buen hacer de Fassbender. El resto… me dejó frio y con un montón de preguntas sin respuesta. Escenas inconexas, reacciones extrañas de los personajes, un ¡cutre y exagerado! maquillaje para Guy Pearce, tensión mal dosificada… en fin, demasiadas cosas que no contribuirán a que la recuerde con agrado. Scott la empieza muy bien, pero a partir de “la escenita” sangrienta de Rapace la cosa se tuerce de forma escandalosa. Una lástima… Sin duda, volver al “Alien” original o al magnífico “Aliens” es lo mejor que podemos hacer.

  4. #4 por Phibes el 6 agosto, 2012 - 09:36

    La semana pasada varios medios se hacían eco de una investigación del CSIC que afirmaba que desde los 90 no se ha creado música original (en eso se nos ha quedado nuestro Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en un grupo de adolescentes que se cree que la música es sólo lo que ponen los 40 principales). Lo mismo se podría aplicar al cine actual de gran presupuesto. Se coge lo que ha dado dinero en épocas anteriores, se hace un refrito con ello y se espera que vuelva a dar el mismo dinero que dio entonces.

    Este fin de semana he ido a ver Prometheus (hacía meses, muchos, que no iba al cine y menos a ver una en 3D) y me he quedado igual que antes. He visto todas las escenas típicas de la saga Alien juntas, he escuchado líneas de diálogo copiadas y pegadas de la misma (“.. no habrá hogar al que regresar…”), y he asistido a una historia que no tiene ni hilo argumental ni peso o trascendencia algunas. Lo que era divertimento puro y duro lo han revestido de connotaciones supraterrenales para ofrecernos humo. No tiene nada que ver, no deberían de estar al mismo nivel, pero he salido del cine con la misma sensación de cuando vi Terminator: Salvation. Sí, está todo; no, no deja poso.

    En este sentido mucho más honestos me parecieron los ejercicios de Super 8 o Star Trek, que lo tienen todo pero no pretenden pasar más que por ser un guiño y no dar explicaciones sobre el cabezón de E.T. o el funcionamiento del motor de curvatura.

    La única curiosidad que me queda sobre la cinta tiene tintes más empresariales que artísticos. Y es que viendo que muchos de los “reboots”, “precuelas”, reinvenciones, … tienen que ver con evitar la pérdida de derechos sobre los personajes e historias por parte de la productora de turno, me llama la atención que esta cinta se haya tomado tantas molestias en hacernos llegar que no se trataba de Alien. En su título no aparece la palabreja. El bicho no es el mismo, casi ni se le parece. La historia no trata de entroncar mucho con la saga. Me gustaría conocer el marco de los acuerdos legales que han conducido a los guionistas, que han debido de escribir con un abogado sobre un hombro y un productor ejecutivo sobre el otro.

    En resumen, el cine actual cada vez me está poniendo más difícil mi voluntaria contribución monetaria a su industria. Debo estarme volviendo un insensible, pero ya no hay fenómeno hype que haga que renuncie a tener que esperar el tiempo que sea necesario para poder ver cualquier cinta de manera gratuita tranquilamente en mi casa. Y me estoy refiriendo a verla en la tele convencional, que el ADSL no es ni gratuito ni barato.

    • #5 por Snake el 6 agosto, 2012 - 09:57

      “he salido del cine con la misma sensación de cuando vi Terminator: Salvation. Sí, está todo; no, no deja poso.”

      Joer, es cierto. Ahora que lo has mencionado creo que me pasó igual.

      “La única curiosidad que me queda sobre la cinta tiene tintes más empresariales que artísticos. Y es que viendo que muchos de los “reboots”, “precuelas”, reinvenciones, … tienen que ver con evitar la pérdida de derechos sobre los personajes e historias por parte de la productora de turno”

      Creo que los tiros pueden ir por lo que dices. Queremos conservar a Alien sin decir que es Alien. Luego sale lo que sale 😦

    • #6 por Martin Sawyer el 6 agosto, 2012 - 21:21

      Bueno en cuanto a la pérdida de derechos sí, tienes razón, para muestra el reboot del hombre araña de Sony para evitar que volvieran a Marvel, sin entrar si es una buena peli o no (a mí me pareció mejor que las de Raimi)

      En cuanto a los guionistas, pues el libreto original estaba pensado como en principio todos queriamos (que fuera el space jockey del Alien original) Peeero tuvo que meter las narices Damon “Gafapasta” Lindelof y sus emparanoiadas (no me extrañaria que fuera él el que metiera el tema religioso en la peli dados sus “Lostianos” antecedentes) Desde el final de su serie estrella no he visto Cowboys & Aliens y Prometheus porque ya es sabido que todo lo que toca ese hombre lo destroza.

  5. #7 por Snake el 6 agosto, 2012 - 21:25

    Lo que pasa es que no sé si tiene que ver los derechos de por ejemplo Marvel/ Disney (que en su momento los vendió a distintas compañías cuando estuvo a punto de quebrar y dependiendo del tiempo que pasa sin que hagan una adaptación recuperan los derechos) y los de Alien. Vamos, que creo que sigue siendo la misma productora la que ha hecho todas las entregas -incluída esta-.

  6. #8 por Andrés el 12 abril, 2013 - 04:04

    “Prometheus” es la peor película que he visto en mi vida. Y llevo 40 años viendo cine…

  1. ‘Prometheus’ « Tierra de CINÉfagos
  2. ‘Prometheus’ – Siglo XXI « Tierra de CINÉfagos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: