`The Amazing Spider-Man´ -un reboot conlleva una gran responsabilidad

Vamos a empezar aclarando algunas cosas antes de entrar en materia. Lo del “reboot” y lo de “la historia jamás contada” se ha hecho por una simple, clara y concisa razón. Sony quería mantener los derechos cinematográficos del personaje y no devolvérselos a Marvel, con lo que ha optado por un reinicio y lavado de cara. La otra opción era haber seguido con Raimi, Maguire y parte del reparto de la anterior saga, pero es obvio que los intérpretes se iban haciendo mayores y querían cortar por lo sano. Aparte de algunas desaveniencias que supuestamente hubo entre el director y la productora. Otros grandes personajes están en las mismas (Daredevil, Los Cuatro Fantásticos…), con lo que las poseedoras de los derechos ya han ido dejando en el aire la palabra reboot. ¿Y por qué Sony no quiere devolver los derechos a Disney-Marvel? Pues ésta es una respuesta todavía más fácil. Spider-Man vende como churros y nadie es tan tonto como para vender la gallina de los huevos de oro hasta que deja de dar dichos huevecillos.

¿Historia jamás contada? Vale. Los fans del personaje, entre los que me encuentro yo desde hace ya muuuuchos lustros, sabemos que ésa es simplemente una forma de vender el reboot. Es como si dijeran en voz alta “oye, que esto no es lo mismo que visteis con Raimi. Id al cine que no os arrepentiréis”. Ni más ni menos que eso. Y siendo honestos, cualquier historia puede tratarse de mil maneras diferentes en un momento dado, sea por un reinicio (lo que hizo DC en los ochenta con sus personajes más emblemáticos), una línea alternativa (Ultimate), etc. Lo importante es que no cambie demasiado la esencia del personaje, ya que si fuera así perdería parte -o todo- de su encanto. Vamos, en resumen, que sería igual de estúpido dulcificar o poner haciendo chistes a Batman que intentar hacer un Spider-Man “oscuro” o serio. Aunque eso no significa que pueda tener sus momentos dramáticos.

Es exactamente lo mismo que si cuando estrenaron Batman Begins hubiesen puesto esa leyenda en el título. Aunque ahí, siendo sinceros, contaban el origen del Hombre Murciélago de una forma que no se había contado hasta el momento en el cine (en la cinta de Tim Burton tan sólo se hacía referencia a la muerte de sus padres, pero no al entrenamiento o su preparación -traje, gadgets, etc-).

Ahora sí vamos a hablar sobre The Amazing Spider-Man después de estas aclaraciones. Y sí, hay algunos SPOILERS de consideración. Avisados estáis.

El primer sentimiento que he tenido nada más salir del cine ha sido el de “pos fueno, pos fale”. Algo a años luz de lo que sentí cuando ví The Avengers, la cual volví a ver una semana después. Si bien es cierto, que pasado unos días (la ví el Sábado pasado) mi opinión ha ido siendo más positiva. Las opiniones sobre la película de Webb son dispares. Por una parte hay un sector del público que ha ido sin pretensiones, yo también fuí que conste, y que han salido muy pero que muy satisfechos. Otros la consideran una película irregular, no mala pero sí con algunos fallos considerables que pueden mermar el resultado final. Y finalmente hay personas que la consideran una porquería supina y un insulto directo para la vista (cosa en la que no coincido ni de lejos). En los tres grupos que he expuesto hay aficionados al cómic, espectadores que han visto simplemente la saga de Raimi -y conocen ésa parte del superhéroe- y quizás otros que lo pueden encontrar por primera vez.

Mentiría si dijera que el visionado de The Amazing Spider-Man me haya hecho mirar el reloj constantemente, provocado bostezos o ir a la taquilla exigiendo que me devolviesen el dinero de una entrada. Sin embargo, dentro de las cosas positivas que tiene, que las hay y muchas, también están esas negativas que hace que sobre todo los fans del arácnido -o los que no, ya puestos-  hayan podido salir defraudados en cierta manera.

Lo difícil era mostrar algo novedoso cuando tienes que contar, nuevamente, el origen del personaje. Un origen que ya contó Sam Raimi hace una década. La sensación de “esto ya lo he visto” estaría ahí, impregnando al espectador de la trilogía del director de Posesión Infernal. Así que se ha optado por cambiar algunas cosas, para alejarse en parte de lo que vimos en su momento. Es lo que ocurre cuando una adaptación no sólo tiene que competir con su versión en cómic, si no también con otras películas que se habían hecho con anterioridad. Gracioso es que algunos fans de Batman renieguen de lo hecho por Burton y hagan reverencia por la labor de Nolan. ¿Por qué no pueden gustar ambas versiones? Pues igual puede pasar con Spider-Man. Si en un primer momento te gustó lo hecho por Raimi, ¿por qué algunos están cambiando de parecer y parece que el reboot tiene que “comerse” inmediatamente a la anterior trilogía?. Bueno, es lo que tiene el Hype actual. Lo nuevo parece que tiene que desplazar a lo viejo por imposición. Ojo, no digo que tenga que gustar lo que hizo Raimi -que para eso cada cual tiene su opinión-, pero sí que se puede convivir con ambas adaptaciones y disfrutar de ellas sin inconveniente alguno.

A mí, personalmente, no me ha molestado demasiado ver como Peter Parker muestra sus recién adquiridos poderes -si bien el cómic y en la primera película de Raimi lo hacía en “privado”- delante de un público inconsciente de con quien se estaban metiendo. Ése sería un detalle sin importancia. Pero sí el ver como la muerte de tío Ben no contiene el dramatismo de antaño. Aquí es algo que parece hecho por obligación, pero a años luz de lo que Tobey Maguire y Cliff Robertson nos deleitaron en Spider-Man (2002). Hubo en su momento, cuando iban apareciendo noticias al respecto, donde se especuló sobre la no-muerte de tío Ben, diciendo que la inclusión del tema de los padres de Peter podía dar un giro tremendo a la historia que todos conocemos. Finalmente no la han obviado y está presente, pero de una forma muy olvidable. Además, ¿dónde ha quedado la frase icónica y conocida por todos de “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. En el baúl de los recuerdos supongo. Como bien comentaba Harry Powell en un comentario de la reseña de Karelia, dicha frase fué puesta en los labios del tío Ben sin que en el cómic sucediera así. Una licencia que dejó un momentazo en la primera entrega.

Nos quejamos de todo, es posible. Si algo no cambia esperamos un cambio porque nos encontramos en un círculo constante. Si es al contrario nos quejamos de que tal o cual cosa se podía haber mantenido. Pero he aquí que algunas cosillas se tienen que mantener para no alejarse demasiado de lo que podríamos denominar la esencia del personaje. Por eso hay películas, aunque yo no metería a esta película en dicho saco, que provocan la furia y el enfado del público -sobre todo si conocen al personaje-, véase Ghost Rider, Catwoman, Batman y Robin, Elektra o Jonah Hex.

La película de Webb no llega a ese nivel de cutrez. Aunque bien es cierto que algunos la meterían en el grupo que he mencionado antes sin dudarlo. Es extraño, porque ni de lejos estamos hablando de una película sonrojante y digna de encorrer a sus creadores.

Hubo dos cosas que traían de cabeza a los seguidores comiqueros de Spider-Man. Una de ellas el traje. El cual cosechó -y sigue, supongo- críticas negativas incesantemente. ¿Por qué no conservar el que vimos en su momento? De nuevo la respuesta no puede ser más sencilla. Alejarse de lo que hizo Raimi. Se rediseña en cierta manera y vendemos algo nuevo al público. Es Spider-Man, pero no el que vistes, éste es NUEVO. A mí no me ha molestado la verdad. Ni que llevase los lanzarredes exteriormente ni otros detalles que saltan a la vista. Incluso esas zapatillas deportivas que tantos ríos de tinta provocaron, me han pasado desapercibidas (tan sólo al final de la película se pueden ver claramente). ¿Los ojos amarillos? Pues tampoco han sido algo tan negativo, siendo en muchas ocasiones de color blanco según el plano. Son detalles, detalles que en líneas generales tampoco influyen en lo que sería la valoración negativa de la película.

Porque negativo es el ver, como se ha comentado aquí y en otros sitios, que todo esté relacionado. Que Peter salga con Gwen, la cual trabaja para su futuro enemigo, la cual es hija del policía que quiere detenerlo. Lo segundo es normal, ya que en los cómics es así y el efecto dramático era palpable (no voy a decir más porque sería extenderse demasiado, los lectores sabrán a qué me refiero), pero lo segundo no tanto. Es como si buscasen constantemente que el villano tenga una relación con el héroe, cosa que no tiene que ser necesariamente así. Aunque todos sabemos que eso da mucho jugo conforme avanza la historia. Que a fin de cuentas es lo que se busca.

Lo peor de todo es que hay personajes o partes del guión que parecen que no encajan. Voy a buscar al asesino de mi tío pero a las primeras de cambio dejo su búsqueda, llego a casa magullado y hecho unos zorros y mí tía (personaje desaprovechadísimo) pone cara de asustada y punto. Vamos a ver, que no has estado intentando abusar de un lindo gatito, que te has estado hostiando con la policía o con El Lagarto. Que parece que Nacho Vidal y Rocco Sifredi te han intentado sodomizar. Tú llegas a tu casa en el estado que trae Peter y tus padres te someten a tercer grado hasta que les cuentas una historia coherente. Aquí no.

El capitán Stacy se me ha hecho un personaje totalmente detestable. Hay una escena concreta, cuando Peter va a la Comisaría que es para coger al guionista y tirarle de sus partes bajas. Una cosa es que Stacy sea un cabroncete y otra que parezca un agilipollado. Pero lo más acojonante es que avanzando la trama -no voy a desvelar nada, que conste- Spider-Man demuestra más cariño por él que por otra persona más importante de su vida. El que la haya visto sabrá a qué me estoy refiriendo.

Una de las cosas que ha valorado positivamente la crítica especializada es la relación entre Peter (Garfield) y Gwen (Stone). A mí me gustan más físicamente que Maguire y Dunst. Los cuales rozaban la ñoñería más absoluta en no pocos momentos de la saga. Ésta nueva pareja puede ganarles en algunos aspectos, pero viéndolos me han hecho sonrojar en algunos momentos. Protagonizando unos diálogos vergonzantes, si a eso sumas los constantes titubeos de Parker a la hora de hablar, los cuales son para mear y no echar gota. Acaban por entrarte ganas de pegarle un bofetón para que arranque.  Eso sí, no niego que pueda haber química entre ambos, y que al fin y al cabo son unos adolescentes con sus dudas e inquietudes.

Y no, The Amazing Spider-Man no está a rebufo de la saga Crepúsculo. Ni sus protagonistas son tan empalagosos, ni llegan a ése nivel de estupidez que he visto en esas películas. Así que quien quiera hacerles una crítica en ese aspecto no puedo compartirla.

Por desgracia -aquí viene un spoiler cojonudo, pero tengo que ponerlo- he visto absolutamente tonto que Peter le diga que es Spider-Man a Gwen a las primeras de cambio. Eso tenía que haber sido guardado de cara a una segunda entrega. Mantener el suspense y jugar con los múltiples problemas que tiene el personaje a la hora de encubrir sus actos heróicos. De nuevo entraríamos en las comparaciones. En el Universo Ultimate ,que en cierta manera ya se dijo que se basaba en él, Peter acaba confesándoselo a Mary Jane (Gwen está en un segundo plano), pero hablamos de un medio diferente al cine. En él puedes tomarte las cosas con más calma e ir planificando las cosas para que tengan coherencia. Aquí se ha hecho de una manera muy rápida e ineficaz.

¿Para qué quieres máscara? Sería otra de las cosas más graciosas de los superhéroes de cine y de Spidey en particular. Siempre, repito, SIEMPRE vamos a ver un Spider-Man desenmascarado en cualquier película que se precie. Sobre todo en el climax. Veáse contra el Duende Verde, salvando a Mary Jane de un derrumbamiento por culpa del Dr. Octopus o mientras lucha contra Venom en Spider-Man 3. Pero no pasa nada, también podemos hacerlo mientras salvamos a los ciudadanos de Nueva York de un metro descarrilando. Aquí no podía faltar esa cita. Sea por culpa de un niño que está a punto de caerse de un coche colgando -que manda huevos que el Trepamuros haga eso, pero en fin…- , porque el Capitán Stacy le arranque la máscara o que el Lagarto haga lo propio. Como una vez escuché “el protagonista tiene que ganarse el pan y enseñar la jeta cada dos por tres, lleve máscara o no”. Lo único que se ha diferenciado de la saga de Raimi ha sido la de esquivar la eterna escena donde salva a la chica. A Dios gracias hemos podido solventar esa tontería que pudimos ver TRES VECES CONSECUTIVAS y que ya cansaba por su insistencia argumental.

¿Por qué el Lagarto tiene que hablar sin su siseo particular? Una tontería más dirán algunos. Pero se podía haber hecho de dos maneras, a mi entender. Una. que no hablase. Habría sido más acojonante la verdad. Dos. Que si lo hace lo hiciese siseando, como si un reptil hablase (aunque bien es cierto que nunca he oído a ninguno, pero en fin…), y formando frases simples. Aquí es como si el villano retuviese en cierta manera la forma de expresarse de su alter ego. Visualmente es impresionante, no se puede negar.

Otra cosa que se podía haber aprovechado, y que me hizo quedarme estupefacto, es lo poco que se aprovechó la situación de los SWAT infectados por Connors. Los infecta, pasamos a otra cosa y al rato nos acordamos de ellos… simplemente para ver que se han curado. Una escena con Spidey enfrentándose con ellos habría quedado estupendo. Así que sólo lo puedo entender como… ¿falta de presupuesto?.

Luego está el factor culebronesco, algo que he comentado antes. ¿Para qué meter a Curt Connors en la ecuación del accidente de los padres de Peter? ¿para qué rizar y rizar el rizo?. Es como si todo tuviese que estar hilado de forma que todos los que aparecen en el reparto tengan que tener obligatoriamente una relación entre ellos. Pero en fin, eso parece un estigma en el personaje.

Parece que sólo estoy poniendo cosas negativas de la película, es cierto. Así que no voy a darle el finiquito sin decir las cosas que me encantaron y que me han hecho valorarla en su justa medida. Aunque antes ya he dejado caer alguna que otra.

Spider-Man se mueve como los ángeles. Hay incluso un avance -no muy superior, pero sí lo hay- en lo que a los balanceos se refiere, algo icónico en él. Pero mejor que todo eso es ver como Spider-Man utiliza su inteligencia para crear una red con la que puede saber por donde anda el Lagarto, movimientos que todavía no hemos visto en el cine (posturas, utilización de la red contra los enemigos, etc…) o ese plano final -IMPRESIONANTE A MÁS NO PODER- que cierra la película con Spidey retorciéndose en el aire. Ahí si que hizo que se me cayese la baba.

Dentro de los Blockbusters que llegan a las salas de cine (algo que comentó muy acertadamente Karelia), The Amazing Spider-Man es un producto fiel consigo mismo. Si se obvian algunos detalles que he comentado, las dos horas y cuarto se pasan volando, lo cual creo que es uno de los mejores piropos que se le puede decir a un revientataquillas.

El inicio que ha dejado Webb de cara al nuevo Spider-Man cinematográfico puede subir enteros en próximas entregas. The Amazing Spider-Man no es una película redonda a mi parecer, pero sí contiene lo suficiente, el caldo de cultivo, de cara a unas secuelas en las cuales se pueda subir el listón como es debido. 

Para leer la ficha de la película, pincha aqui

Fdo: Snake   

, , , , , , , , , ,

  1. #1 por Trepamuros el 10 julio, 2012 - 15:00

    En líneas generales pienso bastante parecido, aunque cosillas como la relación entre los dos me pareció bastante lograda, esa inseguridad que muestran entre ellos sabiendo que se gustan y suponiéndose que son dos adolescentes. La muerte de Ben está claro que lo han querido pasar como algo anecdótico, cuando es uno de los momentos trascendentales en la vida del personaje, pero aún así y no sé por qué, me tocó más la fibra esta que la de Raimi. ¿Será porque Maguire era muy llorón y Garfield parece más “normal”? Lo de la máscara es verdad, pero no lo he visto tan forzado como en las de Raimi, me ha resultado más natural, aunque ciertamente innecesario.Totalmente desaprovechado como dices lo de los policías convertidos. Yo ya estaba pensando: y ahora comenzarán a atacar a la gente y aparecerá Spidey a detenerlos… creo que escuché un par de grillos y ví una rodadera en mi cabeza tras ese pensamiento. XD Lo de la tía May me dejó dudando, pero a mí me da la sensación que ella a ido atando cabos viendo las noticias y después a su sobrino en tan lamentable estado. Vamos, que no le dijo abiertamente que sabía quién era, pero lo sabe. No sé, igual me equivoco.

    En fin, que como a tí en líneas generales me ha gustado los suficiente, realmente me ha hecho recordar más a la versión Ultimate por todo el tema de los padres y otros tantos detalles (lo cual no me desagrada) y me ha parecido una buena base para mejorar en las siguientes entregas. De hecho, y aquí van SPOILERS, esa muerte del capitán Stacy y esa promesa que parece que finalmente no cumplirá, me hizo pensar inmediatamente en cierta chica rubia cayendo desde un puente. ¿Se atreverán? Ojalá, porque le daría una dimensión enorme y un giro al rollito final feliz de siempre, aumentando enteros la experiencia.

  2. #2 por Karelia el 10 julio, 2012 - 21:51

    Bueno……yo estoy con Trepamuros, creo que la tía se da cuenta de quien es su sobrino, y vamos, que la película esta bien como tal, pero la de Raimi nos sorprendió, esta no tanto aunque haya mas química entre los protagonistas!!!!

    Por cierto, ando revisando la serie de dibujos, es que me encanta y algunas cosas de la peli las vi ayer en la serie (solo alguna cosilla)!!!

    Muy buena reseña!!!

  3. #3 por Guillermo Villacres A el 10 julio, 2012 - 22:03

    SPOILER: que estupida la escena de las gruas, totalmente innecesaria, tiene muchas cosas buenas, pero tiene a la sombra la otra, yo creo q no mejorara en ninguna secuela, como lo dijeron alguna vez en scream: las segundas partes nunca superan a sus predecesoras, salvo el caso de aliens, dark knight y otra q se me escape
    LO SIENTO PERO ES VERDAD

  4. #4 por serreina el 11 julio, 2012 - 02:16

    Bueno Snake, me das esperanzas, ya me esperaba un truño de peli. Ya os contare cuando la pueda ver.

  5. #5 por Jal-9000 el 11 julio, 2012 - 17:38

    Fenomenal crítica!

  6. #6 por Alex DeLarge el 12 julio, 2012 - 16:52

    Muy buena crítica. Y coincido en casi todos los aspectos.
    Se podrían haber esmerado más en el guión, y eso es lo que más rabia da, que material suficiente hay en los cómics para inspirar a cualquiera.

  7. #7 por yohevistocosas el 16 julio, 2012 - 11:13

    De acuerdo en todo, salvo tal vez el detalle de la mítica frase. Sí que es verdad que no aparece la frase tal cual, pero creo que precisamente se trata una vez más de una forma de alejarse de lo anterior, y en lugar de soltar la frase tal cual, te mencionan el tema de la responsabilidad en una conversación sobre el pasado de sus padres y en como se está comportando el propio Peter.

    Y una cosa que no termino de entender es por qué Spiderman siempre tiene que ser tan viva América o más bien Viva Nueva York y sus ciudadanos. Esperaba no encontrarme nada de eso en esta nueva entrega y lo de las gruas… bufffff…

    Pero bueno, a pesar de sus cosillas y de no llegar al nivel de las últimas de Marvel, es una buena película! 😀

    Un saludo!!!!

  8. #8 por Demóstenes el 23 julio, 2012 - 20:28

    Yo he ido hoy a verla un poco desanimado por las malas críticas de algunos amigos, aunque algunos que conozco más fieles a los cómics me dijeron que me gustaría más que las de Raimi. Sinceramente, encuentro que es un producto superior, mucho más redondeado y excepto algunos pequeños detalles creo que lo que se ha hecho ha sido crear un producto más maduro.

    Es como en la búsqueda del asesino de su tío, que al principio es lo que mueve a Spiderman hasta que el Cpt Stacy (que por cierto, qué mal me ha sonado) le dice que ese enmascarado lo que busca es venganza, no ayudar a la gente. Eso ha sido un giro que me ha impresionado positivamente, y quizá es cierto que no es fiel a la historia del arácnido en su creación pero creo que resulta bastante fiel al espíritu más moderno de Spiderman (el de Ultimate).

    A mí sinceramente, me da la impresión de que mucha gente ha visto la película con ojos prejuiciosos debido a que éste sea un reboot de una historia que vimos contada en el cine pocos años atrás. Pero si ésta hubiese sido la primera, y no la de Raimi, apuesto a que muchos habrían opinado de un modo distinto.

  9. #9 por Alberto SV el 29 septiembre, 2012 - 23:35

    Muy buena critica, coincido en casi todo contigo, menos en el tema en el que hablas de la mania de relacionarlo todo, en el cual comentas que el padre de Gwen quiere detener a Spidey tambien en los comics, pero esto tampoco es asi en estos, el capitan Stacy simpatizaba con Spiderman y le apasionaba investigar sobre el, nunca quiso detenerlo, igual que otros inventos del film como que Gwen trabaja en Oscorp, que Pete a las primeras de cambio le confiese que es Spiderman cuando en los comics nunca lo supo, o las palabras del capi Stacy antes de morir: “aparta a mi hija de todo esto” cuando en el comic le dice todo lo contrario: “Peter,cuida de mi hija ya que solo le quedas tu en este mundo”…en fin; Tampoco estoy de acuerdo en que la relacion entre Mcguire y Dunst fuera ñoña, para mi no lo era, me parece mucho mas ñoña la de esta pelicula, por las mismas cosas que tu comentas como el tartamudeo continuo de Peter al hablar con ella, o momentos como en el que sale dando saltitos del insti porque Gwen le ha dirijido la palabra y cosas asi, para mi es un film muy inferior a la saga de Raimi en todos los aspectos, lo unico que me gusto fue la interpretacion de Emma Stone que lo hace muy bien, pero tambien me gusto mucho en su momento la de Kirsten Dunst, que fue criticada por un sector de los fans porque decian que no parecia la MJ de los comics, sin saber que los guionistas decidieron crear a una MJ que fuera una especie de fusion con Gwen Stacy en un personaje idilico, y asi hacer un argumento mas ligero, con menos personajes y evitar la muerte de Gwen en el cine que tampoco sabian si funcionaria en aquel momento…aunque luego metieron la pata hasta el mango al incluirla en Spiderman 3 como novia de Eddie Brock, cosas como esa hicieron de esa pelicula un fiasco, el cual provoco mas tarde el reboot de la franquicia.

  1. ‘The Amazing Spiderman’ « Tierra de CINÉfagos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: