Especial ‘Expediente X’ – Quinta Parte

revelations-mulder-and-scully-x-files-movie-wallpapers-1024x768

Tras un parón, y justo cuando se anuncia que una de sus sucesoras, Fringe, ha renovado por una quinta y última temporada, es el momento de regresar con el especial de Expediente X. Retomamos donde lo dejamos, tras la primera película y con la certeza de que la serie ha pasado su ecuador, y es ahora cuando hay que comentar uno de los detalles fundamentales para el seguimiento de la serie. Las aventuras de Mulder y Scully se habían consolidado como un acontecimiento de envergadura mundial, con éxitos cinematográficos de por medio y con una mitología asentada, y entonces Chris Carter y los guionistas decidieron dar un golpetazo sobre la mesa y poner fin a la historia de la Conspiración que había servido como eje central del argumento y con ello, terminar por dividir a la audiencia. Por una parte, estarían los fans que se engancharon a las primeras temporadas y que acabaron perdiendo el interés conforme avanzaba la serie, David Duchovny la abandonaba, aparecían los llamados Supersoldados y Scully se quedaba embarazada. En el otro extremo, personas que no habían tenido contacto con la serie aprovecharon para unirse a raíz de la película Fight The Future, y estaban más acostumbrados a la fotografía luminosa de Los Ángeles que la de Vancouver, y a los efectos especiales más tangibles que la acción oscura.

La sexta y séptima temporadas fueron también el mejor momento creativo de la serie, donde prácticamente todos los capítulos quedan para el recuerdo y son capaces de ser vistos una y otra vez.

Screenshot02

El final de ‘Fight The Future’ nos dejaba con los Expedientes X reabiertos, pero eso no quiere decir que Mulder y Scully hayan regresado a sus antiguos puestos. La mayor parte de los documentos quedó completamente destruida en el incendio de los sótanos, y además, Mulder tiene que presentar un informe sobre toda la aventura que tuvo lugar en la Antártida. El hecho de que la película no sea un mero spin-off en la trama, sino que quede integrada en ella y continúe en la televisión fue algo novedoso, y nos alegra comprobar que la tienen en cuenta. Y es que el hecho de que una nave extraterrestre provoque un enorme cráter en el hielo y emerja de bajo tus pies es digno de recordar, aunque una vez más la agente Scully sea incapaz de recordar nada. El juego de creyente-escéptico empieza a cansar. No sólo al espectador, sino también a Mulder, que fue quien se recorrió medio planeta para rescatarla de lo que podría haber sido un brusco y sanguinolento final.

The Beginning es uno de mis capítulos favoritos. El calor y el Sol de California contrastan con la fotografía neblinosa, oscura y fría de la ciudad de Vancouver, donde se grabaron las cinco primeras temporadas de la serie. Una de las posibles causas de estos cambios en las localizaciones son las peticiones de Duchovny, harto de estar separado de su mujer, la actriz Téa Leoni. Duchovny, que además, empezaba a estar cansado del personaje buscaba nuevas formas de trabajar y la sexta temporada arrojó un buen puñado de ideas suyas y algún capítulo dirigido que nos dio la oportunidad de ver cómo los actores se hacían cargo de sus personajes y los desarrollaban a su antojo, para descubrir la inteligencia y el carácter reflexivo y retrospectivo de Duchovny. 

tumblr_lnwrplgz9S1qlbvf0o1_500

Hasta que llegue el momento, seguimos con Beginning, que es como una película de terror en la que uno de los trabajadores del Sindicato que manipula el Aceite Negro es infectado con el virus, que se desarrolla en su cuerpo para dar lugar a un nuevo ente brutal, un ser reptiliano como los que conocimos en la película. La explicación de por qué esto ha sucedido ahora y de por qué en temporadas anteriores gente como Alex Krycek sólo quedaba “poseída” por el virus puede entenderse por temperaturas más altas, que parecen esenciales para el desarrollo de los alienígenas. Lo siguiente es una carrera contra reloj para encontrar al ser recién nacido, que está ahí fuera, probablemente en busca de calor. Y jugando con esa tensión sexual predominante en la serie, Scully se siente abandonada por Mulder cuando éste decide irse con la petarda de Diana Fowley, “la otra”.

Continuamos entonces con el hilo argumental que dejamos colgado al final de la quinta temporada, con la desaparición de Cassandra Spender y todo lo que conlleva. Regresan personajes como Jeffrey o el niño capaz de leer el pensamiento, Gibson.El Fumador usa los poderes mentales de Gibson porque al parecer es capaz de comunicarse con esa cosa, y deberán encontrarla cuanto antes. Mulder, mientras tanto, piensa que si confía en Diana puedan hacerlo antes que los demás y así contar por fin con una prueba definitiva de la existencia de vida alienígena.

Dejando al margen que el ser es muy violento y no parece una buena idea acercarse a él, Diana traiciona a Mulder cuando son detenidos, sin desvelar realmente a qué bando pertenece. Mientras tanto, encerrado en los reactores de una central nuclear para absorber todo el calor posible y a escasos metros de Gibson Praise, el ser alienígena termina su gestación. Su recubrimiento se resquebraja y vemos emerger por fin a un ser GRIS, el arquetipo de invasor extraterrestre, el enemigo central de la serie, por cuyas venas corre el aceite negro.

Es la primera vez que tenemos una visión completa del demonio alienígena.

The Beginning

De los veintidós episodios que componen la sexta temporada, yo calificaría como Magistrales un total de diecisiete, contando con el que acabamos de analizar. Algunas de las ideas viven directamente del cine, tanto en forma de guiños como de homenajes directos a guiones completos. Y empezamos con ‘Drive’, donde un hombre afectado por una misteriosa enfermedad sólo es capaz de sobrevivir yendo en coche a toda velocidad, recordándonos en algunos momentos a ‘El Diablo sobre ruedas’ o ‘Speed’. Como actor invitado aparece Bryan Cranston, a quien identificamos durante años como “El Padre de Malcolm” y quien se ha reencontrado con la fama gracias a la serie ‘Breaking Bad’. Siempre me ha impresionado la imagen en la que Scully, armada con la que parece ser la única posibilidad de salvación del personaje de Cranston, espera a que el coche que lo transporta frene junto a ella, pero pasa de largo, para ver a Mulder salir derrotado en la línea del mar; y la ventanilla, llena de sangre.

Triangle

Triángulo ya lo comenté en el especial sobre mis capítulos favoritos de la serie. Un viaje de Mulder a un buque a través del tiempo, cayendo en plena segunda guerra mundial, donde los demás actores habituales de la serie aparecían como oficiales nazis y que fue grabado en larguísimos planos secuencia, es decir: una escena sin cortes y una sola cámara que necesitaba realizar tomas de hasta casi cinco minutos de duración obligando a cambiar decorados enteros en segundos. Alucinante. Como detalle curioso, aquí fue la primera vez que Mulder y Scully pudieron besarse. Se había grabado un beso anterior para el capítulo Memento Mori, pero fue descartado, y aquí, aunque hay contacto entre los actores, no así en los personajes, ya que la Scully de este capítulo no es la que todos conocemos. Además, sirve para que Mulder le diga que la quiere, aunque ella cree que lo que pasa es que está delirando debido a un golpe en la cabeza (humor negro por delante).

Dreamland son palabras mayores. Por si no os habéis dado cuenta, el terror ha pasado a un segundo plano y estos capítulos caen en la comedia e incluso en la parodia. Mulder y Scully van a encontrarse con una fuente anónima que dice trabajar en el Área 51, pero por el camino un avión experimental del gobierno capaz de doblar el espacio y el tiempo ocasiona un cambio de cerebros entre varias personas, entre ellas, Mulder y un miembro de los llamados ‘Hombres de negro’.

scaled.ss-xfiles

No es la primera coña hacia la película Men In Black. Lejos de ser tan emocionantes como la vida del agente interpretado por Will Smith, Mulder se encuentra con que el hombre a quien ha usurpado su cuerpo tiene una vida desgraciada en un matrimonio que se cae a cachos y unos hijos que le menosprecian. Mientras tanto, el Men In Black original, Morris Fletcher, ve en el cambio una oportunidad para abandonar su vida y dedicarse a vivir un poco. Chistes, guiños a Los Hermanos Marx, diálogos geniales, insinuaciones de que Mulder es adicto a la pornografía a la vez de que parece un estudiante a quien Morris llega incluso a comprar un colchón de agua con la esperanza de tener sexo con la agente Scully…

El siguiente, ‘How the Ghost stole The Christmas’, es un episodio Navideño, que nos cuenta que Mulder decide explorar una supuesta casa encantada donde todas las navidades se cometen suicidios o asesinatos. Los dos fantasmas que viven en el interior intentan que se acaben matando mutuamente para, así, seguir saliendo en las revistas sobre temática paranormal y atraer turistas.

screenshot591

The Rain King también es cómico (¿Veis cómo no puedo dejar de reseñar casi ningún capítulo de esta temporada?) y cuenta la historia de un hombre capaz de hacer llover y que se dedica a hacer dinero gracias a eso, trayendo la lluvia a los campos secos de los granjeros. La pareja de agentes va a investigarle, pero descubren que al final, el responsable de alterar el clima es un meteorólogo de la televisión local (un puesto idóneo), enamorado de una de sus compañeras de trabajo y relegado a la tan temida “Friendzone”. La única posibilidad de evitar un huracán que los destruya a todos consiste en conseguirle a éste una cita con la chica de sus sueños, y para ello, pedirá consejo amoroso a Mulder que, como Scully y nosotros sabemos, hace mucho, mucho tiempo que no tiene una cita. Para el recuerdo nos quedan frases y momentos geniales, como cuando al pobre meteorólogo le sueltan la terrible frase “te quiero, como amigo” (¡CHAN CHAN CHAN!!!!) Y Mulder dice: Yo construiré el Arca, tú reúne a los animales.

Cigarette_Smoking_Man_and_William_Mulder

Ha llegado el momento de ponerse serios, de responder a casi todas las preguntas y de dejar claro que hemos llegado a un momento clave en la televisión, y al fin de la Conspiración desarrollada por El Sindicato. Y es extraño que decidan hacerlo a la mitad de la temporada, cuando hubiera sido algo más lógico hacerlo en el último capítulo, y nos da a entender que la serie ha dado todo lo que podía de sí y que lo que le queda es ir dando bandazos (algunos muy buenos, hay que reconocerlo) hasta su agónico final, tres años después. Si se hubiesen aglutinado todos estos capítulos autoconclusivos y dejado el díptico formado por ‘Dos Padres’ y ‘Un Hijo’ para el final, junto con un fragmento de ‘Closure (perteneciente a la séptima temporada), podríamos haber hablado de un final redondo y magistral para la serie. Pero no fue así, y la historia de alienígenas rebeldes, híbridos, la familia Spender y todos los miembros del Sindicato llegó a su conclusión en un momento tan inusual como inesperado.

En este doble capítulo se nos resuelven todas las duras en forma de un largo monólogo pronunciado por El Fumador, que habla con Diana Fowley acerca de lo que ha ocurrido en estos últimos cincuenta años. Este recurso es bastante parecido al que la serie utilizará en su cierre final, titulado “The Truth”, pero obtiene un mejor resultado.

Krychek&Syndicate

Recuperando a Cassandra Spender, vemos que ella ha sido el resultado de todos los experimentos, fallidos o no, que hemos presenciado a lo largo de la serie. Lo que tenemos aquí es un híbrido humano y extraterrestre que tiene un éxito completo. Cassandra es la clave para la invasión alienígena, que se producirá cuando “los grises” descubran su existencia. Esto plantea un dilema, porque por una parte, el Sindicato jamás pensó que el plan fuese a funcionar. Cuando en 1973 comprendieron que los alienígenas iban a invadirnos, ellos decidieron aliarse con ellos para planificar el acontecimiento. A cambio, ellos sobrevivirían como híbridos humanos y extraterrestres, inmunes al aceite negro y esclavos de los grises. Esa es, en esencia, la trama de esta serie de televisión. Colaborar con el enemigo para salvar a unos pocos. El Fumador, el padre de Fox Mulder y todos los miembros del Sindicato tuvieron que entregar como garantía de su completa fidelidad al Proyecto un miembro de su familia. Bill Mulder entregó a su hija Samantha, que le sería devuelta en la fecha de la invasión.

Mientras el Sindicato buscaba una forma de conseguir una hibridación fiable, la creación de la vacuna fue avanzando de la misma forma que otros muchos logros científicos y militares durantela Guerra Fría (Ya hemos hablado de esto anteriormente). La vacuna podría ser la única oportunidad que tendría El Sindicato de salvar millones de vidas, lo que, a decir verdad, eso les convierte en los auténticos héroes de la historia, ¿O no? Porque para conseguirlo, innumerables personas tuvieron que ser sacrificadas. El lado oscuro de toda ciencia y los daños colaterales de la preparación frente al inminente Apocalipsis vírico. Eso sin contar con la nueva amenaza, los Rebeldes.

xfiles_our_son2

Los rebeldes no comparten los planes de invasión, pero eso no les convierte en Salvadores de la Humanidad. Se oponen a la hibridación, (ellos no son Grises), así que deciden poner al Sindicato en evidencia cuando dejan al descubierto la existencia de Cassandra. Al Sindicato entonces le quedan dos opciones: O eliminar a Cassandra (y, con ello, poner en evidencia que no son aliados de los Colonizadores grises) o acceder a que la invasión comience. La vida de Cassandra es el eje central de esta carrera a toda velocidad por salvar el mundo, incluso cuando Mulder se rinde finalmente ante la evidencia y decide unirse al Fumador y abrazar la única posibilidad de sobrevivir.

El drama familiar de los Spender nos da a entender que El Fumador realmente no amaba a su esposa, sino que quizás estuvo con ella porque necesitaba algo de lo que desprenderse. Sabiendo que todos los hombres tienen un punto débil en su propia familia, decidió crear una que no le importase en absoluto y así destruir cualquier signo de debilidad. Ni siquiera su propio hijo, Jeffrey, logra hacer sombra a la admiración que El Fumador ha desarrollado por Fox Mulder, ya que demuestra que es incapaz de aceptar la responsabilidad que conlleva saber La Verdad.

El final del capítulo es una encerrona. El Sindicato decide aprobar el inicio de la Colonización, ya que no les queda otra salida. Deciden adelantar la fecha más de diez años, y esperan la llegada de los invasores, que les transportarán para iniciar el proceso de Hibridación. De haber continuado con estos planes, El Fumador, Krycek, Mulder, que arrastraría a Diana Fowley y Dana Scully, junto con los miembros del Sindicato, serían convertidos en híbridos, las abejas atacarían a la población del mundo entero y se propagaría así el virus del Aceite Negro, que impregnaría a millones de seres humanos para dar origen a nuevos seres Grises. Los aliados sobrevivirían, y Samantha Mulder regresaría con su hermano.

Pero los rebeldes tenían otros planes, que consistían en reunir a los miembros del Sindicato en el punto de reunión, presentarse antes que Los Grises y eliminarlos a todos, poniendo así fin a la Conspiración y al Proyecto. Asesinan a todos los miembros del Sindicato, (menos al Fumador, que logra huir cuando se da cuenta de que algo no marcha bien) y dejan sus ennegrecidos cadáveres como testigo de su fracaso. Es el fin de todo, de los experimentos con el Aceite Negro, de las reuniones, de la trama alienígena… Los rebeldes han ganado, yla Invasión no se llevará a cabo, al menos, de momento. Los hombres que han muerto fueron los responsables de firmar un pacto con el enemigo en la esperanza de que ellos pudieran ganar, pero sólo consiguieron hacerse otro enemigo, y el resultado fue su completa condenación.

x-files-conspiracion-spoilers-parte-iii-L-GksCGv

Una vez has visto esto, te preguntas qué va a pasar a continuación, a qué se agarrarán los guionistas teniendo en cuenta que la Trama se ha dado por finalizada. Casi todas las preguntas han sido respondidas, y aunque el Fumador sigue ahí fuera, Jeffrey Spender es asesinado. Sin posibilidad de estirar la historia hacia delante, ha llegado el momento de mirar hacia atrás, hacia nuestro origen como especie. Como ya vimos anteriormente, existen personajes como Gibson Praise, con poderes paranormales. Su telepatía es un vestigio de ADN inactivo que todos los seres humanos tenemos en nuestro cuerpo, lo que le convertiría en medio extraterrestre y, por extensión, nos definiría a todos nosotros. La idea de la Panspermia, que ya comentamos, cobra fuerza con capítulos como el final de la Sexta Temporada y el inicio de la Séptima, a la que denominaremos un momento de transición y que demuestra el agotamiento de la serie.

En las costas de África, aparece una nave extraterrestre hundida en la playa cubierta de símbolos, entre los que se pueden leer fragmentos dela Biblia, del Corán, de todas las religiones del mundo e, incluso, cadenas completas de ADN. Llevando al extremo nuestro origen, los guionistas deciden explicar que los extraterrestres podrían ser, de hecho, Dios.

Esta pequeña trilogía es confusa, enrevesada y llena de pequeños guiños. Mulder se siente afectado por un grabado de la nave extraterrestre, como si su cuerpo reaccionase al contacto con ella. Scully, por lo tanto, viajará a África con la esperanza de encontrar una respuesta que sea capaz de salvarle. Es muy curioso que Diana Fowley siga tocando los huevos metiendo las narices donde no le llaman, quedándose con Mulder cuando está enfermo y dejando caer la sutil puñalada cuando le dice a Scully: ANOCHE preguntó por usted.

6225

La Sexta Extinción nos habla de milagros bíblicos, de la fe, de Dios y de las elecciones que tomamos en nuestra vida. Se nos presenta a Fox Mulder no ya como un cruzado idealista, sino como un salvador, un elegido, alguien que no puede apartar la mirada y hacer con que no le importa, ya que toda la humanidad podría depender de él. Para ello, Duchovny decidió usar la película de Martin Scorsese “La Última tentación de Cristo”.En ella, Jesucristo tenía la opción de vivir una vida normal y corriente, tener hijos y envejecer, para, al final, darse cuenta de que quería ser el Mesías. Como estos post no quieren hablar de la polémica que dicha película levantó entre los sectores religiosos, centrémonos en la adaptación que hacen basándose en la vida de Fox Mulder.

En La Sexta Extinción, El Diablo aparece retratado como El Fumador, quien le da a Mulder la opción de rendirse, de liberarse. De ser uno más y poder abrazar una vida normal, libre de agobios. Da a entender también que muchas de las agonías y tristezas que han acosado a Mulder son en realidad culpa suya, no de nadie más, y se reencuentra con su hermana e incluso con Garganta Profunda. Todos vivos, todos tranquilos, la nevera llena de pipas de girasol (otro fetiche de nuestro agente del FBI). Y Diana como esposa amante. Aquí la historia se acelera para ver a Mulder envejeciendo a su lado, teniendo hijos y finalmente muriendo.

La última escena de esta secuencia onírica es Mulder en la cama, custodiado por El Diablo. Mientras él se relajaba, dejaba que la copa pasase de largo y otros cargasen con la responsabilidad, el planeta entero se ha ido al infierno. Ya sólo quedan ellos dos, y Scully aparece como una visión fantasmal para recriminarle por su cobardía. Mulder ha de ponerse en pie y ocupar el puesto que le corresponde, quizá no el de Mesías o Salvador, pero sí el del tipo que se va a dejar la sangre y la piel en la lucha. Estos capítulos acaban de forma muy abierta. El Fumador opera a Mulder para extraerle lo que sea que le está afectando, y así cargar él con la responsabilidad, mientras que Diana Fowley hace una última buena obra poniéndose de lado de Scully, lo que ocasiona que acabe asesinada. La nave enterrada en África desaparece, y nosotros nos quedamos con un par de buenos momentos, pero con demasiadas preguntas.

750103_640px

Eso es debido a las desavenencias de David Duchovny con la serie y conla Fox. Hay mucho que leer en Internet sobre la relación entre estos dos elementos y entender la postura del actor, quizá cansado de hacer lo mismo durante siete largos años, y con la esperanza de abandonarlo. Sin embargo, Duchovny recibía grandes beneficios por la serie, no sólo por su salario como actor sino también por otras fuentes, y denunció ala Fox por estafarle varios millones de dólares y “jugar sucio” a la hora de vender ‘Expediente X’. Los jueces dieron la razón a Duchovny, pero éste ya estaba cansado del tema y quería abandonar el papel que le catapultó a la fama, distanciándose así para siempre. Es por ello que la trama se suavizó hasta niveles mínimos en la séptima temporada, en parte porque sólo quedaba el destino final de Samantha Mulder por desvelar, y también porque no sabían cómo iba a acabar todo aquello y si Duchovny abandonaría ‘Expediente X’ al final.  Aunque acabaría dejando su puesto en la serie, siguió participando en ella, lanzándose incluso a dirigir un interesante capítulo “Lo Antinatural” que ya reseñé aquí y que contiene un gran momento romántico entre nuestra pareja. David Duchovny es increíblemente inteligente y un hombre muy referencial, al que le gusta impregnar sus trabajos de homenajes a grandes clásicos de la literatura y el cine.

closure1

Hay una frase en un capítulo en concreto, en el que Scully, quizá cansada (Gillian Anderson también acabó saturada de Expediente X) le pregunta a Mulder qué le queda por encontrar y sacar a la luz. Le explica que identificó a los Conspiradores, que desveló sus planes y que eso ya todo quedó atrás, así que realmente ya no queda nada, a lo que Mulder responde: A mi hermana.

Esa frase es un buen punto que explica el último cierre de la serie, la resolución de su misterio original, saber qué ocurrió con nuestra Laura Palmer. En una trama que involucra a un secuestrador de niños, Fox está a punto de encontrar a su hermana sepultada en una fosa común, un destino mucho más prosaico y que nada tiene que ver con extraterrestres o conspiradores alienígenas. Al final, de nuevo en una secuencia onírica que habla sobre la vida, la muerte y los espíritus de los niños (hablaremos sobre estos detalles y sobrela Muertemás adelante, porque es importantísimo) descubrimos lo que realmente ocurrió.

Como ya mencioné hasta la saciedad en el especial sobre ‘Perdidos’, esto es ficción. Un cierre artístico puede funcionar tan bien como uno crudo, y lo que nos muestran en la pantalla no tiene por qué ser realmente lo que pasó. Muchas veces se busca una forma de acabar con arcos argumentales que había que cerrar ya y no sabían muy bien cómo hacerlo, y para empezar, el misterio de Samantha Mulder se había complicado demasiado. Clones, niñas mudas que trabajan con abejas… Entendemos que Samantha fue secuestrada de la casa de los Mulder, y devuelta al cabo de un tiempo, como lo fueron por ejemplo Cassandra Spender. Sin embargo, su familia jamás la encontró. El Fumador la adoptó y vivió con Jeffrey Spender, hasta que, al final, cansada de las torturas, de las abducciones y del sufrimiento, decidió escapar. Mulder y Scully siguen las pistas de una chica de catorce años que fue ingresada en un hospital, y encontramos un diario escrito por la verdadera Samantha. Todo lo que vimos hasta entonces en la serie no eran más que experimentos llevados a cabo con material genético de la hermana de Fox, que la dejaron tan trastornada como para no recordar quién es ni de dónde venía. Sólo podía alcanzar a recordar a un chico, posiblemente su hermano, de pelo castaño, a quien le gustaría volver a ver.

closure3

Finalmente, cuando Samantha decidió huir y acabó capturada de nuevo por El Fumador, sucedió algo que dejó a todo el mundo desconcertado: la chica, sencillamente, desapareció. Como muchos otros sucesos paranormales, podríamos hablar de un espíritu, un ángel, una fuerza bondadosa encargada de proteger a los niños, que se llevó a Samantha de una habitación cerrada con llave para evitar que sufriera más. El Fumador no pudo llevársela y seguir experimentando con ella, y así quizá el alma de la niña pudo descansar en paz.

Samantha Mulder, muerta, es La Conclusión, el final de su cruzada. Fox Mulder se reencuentra con ella con una música angelical creada por Moby, y así le hace libre.

z217661835

Con este ambiguo cierre, y con ninguna Conspiración abierta, los Expedientes X daban indicios de cansancio. No había ningún camino abierto, y aunque los excelentes capítulos autoconclusivos (Arcadia, First Person Shooter o Je Souhaite) daban a entender que Mulder y Scully tenían cuerda para rato, ya habían quedado atrás los momentos de grandes alardes y elaborados diálogos. Sólo les quedaba la experimentación (X- Cops) o el divertimento más absurdo. Como podemos ver, El Fumador ya no tiene nada que hacer, ni ningún gran plan puesto en marcha. Simplemente es un hombre que de tener un gran poder, ha pasado a cargar con una maldición. Seduce a Scully para que la acompañe en un viaje con la esperanza de ponerle en las manos la cura para todas las enfermedades, confesándole de que se está muriendo y de que, al final, todos los hombres desean que sus vidas valgan para algo. La oportunidad de enmendarse es poner ese conocimiento en manos de Scully.

En Ami (Como amigo), juega mucho con si el Fumador nos cae bien o mal, y nos lo presenta de nuevo como un hombre capaz de caer en lo más adorable (y en tener deseos eróticos por Scully, como todo el mundo en esa serie), pero al final, le da el cambiazo. Mulder recrimina a Scully por dejarse embaucar, diciendo que ese hombre nunca cambiará, pero nosotros podemos entrever que ha habido una pequeña fractura en su interior. Al margen de lo que Mulder crea, sí existe la cura para todas las enfermedades (Los extraterrestres pueden curar, como ya vimos), pero para qué dar esperanza, para qué proporcionar un cabo al que agarrarse cuando la humanidad ya está condenada sin remisión. El Fumador se deshace de su única oportunidad de redención y saca un cigarrillo, resignándose a ser quien es durante el poco tiempo que a él y a todos nosotros nos queda de vida.

Réquiem es el final de la séptima temporada y, si queremos, el final de la serie. Ya no queda nada más salvo regresar al escenario del primer capítulo, donde Billy Mais está presenciando abducciones de nuevo. Esta forma de regresar al origen de la serie siete años después viene a significar que Chris Carter no confiaba en que fueran a regresar. Por una parte, Duchovny abandonaba (aunque seguiría apareciendo en más capítulos), y por otra, la Fox no sabía si renovarla, tal vez un castigo por todas esas demandas judiciales. El Fumador, confinado a una silla de ruedas, ve una oportunidad de reconstruir el Proyecto. Para ello, Krycek deberá encontrar un OVNI siniestrado que se está reconstruyendo muy cerca de donde vive Billy Mais. La idea era que acontecimientos de las primeras temporadas volvían a repetirse, y Mais tenía miedo de ser abducido de nuevo. Mulder también teme que Scully sea la siguiente, pero sus temores son infundados ya que acaba siendo él mismo quien es raptado por una nave extraterrestre. Por fin, Fox Mulder sabrá lo que les ocurre a los abducidos, pero no sabemos si vivirá para contarlo o si la experiencia merecerá la pena sobre el sufrimiento y el horror que le aguarda.

800px-Cigarette_Smoking_Man_unconscious_and_ill

Krycek se rebela contra el fumador y le lanza por unas escaleras, dándole por muerto, y dejándonos vía libre para descubrir el último giro de guión. Con el director Skinner presenciando la abducción de Mulder, ahora él se convierte en un firme creyente de una religión que se encargó de rechazar durante años, y le promete a Scully que encontrará a Mulder cueste lo que cueste.

Dana Scully le mira, sonríe y anuncia a una perpleja audiencia que está embarazada.

La Fox renovó Expediente X para dos temporadas más, lo que hacía necesario una forma de continuar con la trama extraterrestre. Además, sin Mulder, había que introducir un personaje masculino que le sustituyera, y se enfrentase así a la ira sin rival de los fanáticos de la serie. Los agentes John Dogget y Mónica Reyes fueron los encargados de bailar con la más fea, la complicada e inacabada trama de los Supersoldados, de buscar a Mulder por el desierto y ser quienes se encargarían de cargar con el peso narrativo de la serie. Expediente X seguiría siendo buena, pero ya le quedaría poco o nada de aquellos escenarios brumosos de Eugene Tooms o Max Fenning, o de las reuniones del Sindicato en la que Alex Krycek robaba la vacuna de un GULAG ruso. Aquí, el gran público dio la espalda a la serie y la condenó con la misma brutalidad o más que con la que escupieron a la segunda película “I Want To Believe”, y que es lo que nos queda por analizar realmente para llegar al final de este especial sobre una de las series más famosas de la historia de la televisión.

Fox_Mulder's_abduction

 IP Anónima

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

  1. #1 por Karelia el 29 abril, 2012 - 20:01

    Con decirte que yo nunca he visto esas últimas temporadas…… Ya era demasiado lo que alargaron la serie y que la primera peli fue de lo más tonto que vi.

    Gran post!!!!

  2. #2 por sergioaguilarmolina el 3 mayo, 2012 - 01:11

    Como siempre, geniales tus especiales sobre Expediente X: me dan ganas de ver de nuevo la serie que, en su momento, seguí de forma bastante irregular.

  3. #3 por scubi el 28 agosto, 2012 - 09:24

    Yo sigo teniendo dudas con respecto a la abduccion de Mulder…se venía hablando de que se “están llevando DE NUEVO”…eso significa que Mulder ya había sido abducido? cuando?. Gran análisis 🙂

  1. Especial Expediente X – Quinta Parte : Expedientes X

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: