Sitges 2011 minicríticas: `Shaolin´, `Sleeping Beauty´ y `The Moth Diaries´

Ya falta cada vez menos para finalizar este festival y nos encontramos con un séptimo día de lo más decepcionante.

Una de monjes Shaolines, otra sobre una bella durmiente que te deja dormido  y para rematar una historia de vampiros de lo más sosa.

Estéis listos o no, ¡allá vamos!

Shaolin

Xina/Hong Kong. 2011.

Director: Benny Chan
Producción: Albert Lee, Benny Chan, Shi Yongxin
Guión: Cheung Chi-kwong, Zhang Tan, Chan Kam-cheong, Wang Qiuyu, Alan Yuen
Fotografía: Pun Yiu-ming
Montaje: Yau Chi-wai
Música: Nicolas Errera, Anthony Chue
Sonido: Steve Burgess
Interpretes: Andy Lau, Nicholas Tse, Jackie Chan, Fan Bingbing, Bai Bing

Sinopsis: Estamos a principios del siglo XX. Un general irrumpe en un pueblo, que tras su paso queda devastado. Los monjes de un templo cercano observan perplejos las acciones del cruento general. Mientras, una mujer planea hacerse rica con el matrimonio entre su hijo y la hija del general. Cuando todo parece listo para que triunfe la codicia, los monjes deciden plantar cara y luchar contra los invasores. El genio del cine de acción made in Hong Kong Benny Chan nos deleita con esta joya de artes marciales con Andy Lau, Jackie Chan en un cómico cameo y auténticos monjes Shaolin haciendo piruetas imposibles.

Este genero nunca ha sido de mis favoritos, es mas, si puedo evitarlo lo evito, pero hoy he ido con la mente abierta ya que la tenia que ver o pasarme las 2 horas y poco que dura fuera sin hacer nada, así que me he puesto a ello.

Y la verdad no es un peliculón, pero tampoco es el bodrio que me esperaba.

Estamos ante una historia bastante clásica con elementos como la codicia, la traición, la venganza y la redención.

Pero la peli va avanzando y no se me va haciendo pesada, van pasando cosas a lo largo de todo el film y no se hace tan monótono como esperaba.

El final bastante chulo para mi gusto aunque un pelín alargado.

Lo mejor: La trama aunque clásica, convence. Los escenarios y la destrucción final.

Lo peor: Que te esperes una de ostias de las de toda la vida.

Sleeping Beauty


Australia. 2011.

Directora: Julia Leigh
Producción:
Jessica Brentnall
Guión:
Julia Leigh
Fotografía:
Geoffrey Simpson
Montaje:
Nick Meyers
Música:
Ben Frost
Sonido:
Sam Petty
Interpretes: Emily Browning, Rachael Blake, Ewen Leslie, Peter Carroll, Chris Haywood

Sinopsis: Lucy combina su vida de universitaria con encuentros sexuales que le ayudan a pagar los estudios. Un día, le ofrecen trabajar como camarera en lencería fina para hombres de clase alta. Apreciada por su jefa, Lucy no tardará en conseguir una prueba como Bella Durmiente. El encargo resulta aparentemente sencillo: cada noche, Lucy tomará una pastilla, se tumbará en la cama de una misteriosa habitación y dormirá; y, sobre todo, nunca deberá saber qué ha pasado en ese rato. Apadrinada por Jane Campion, Sleeping Beauty convierte el clásico infantil en un terrorífico cuento de sexo y decorados tan lujosos como fríos.

Y si “The other side of sleep” me pareció una tomadura de pelo, esta directamente sale la directora de la pantalla, te mete una ostia y se ríe de ti, a la espera por supuesto de que llegado el final le aplaudas para quedar delante del resto de la sala como que entiendes la ostia de cine y los que no aplauden son unos infra seres.

La tomadura de pelo es mayúscula, si ya de por si la trama al principio puede parecer jugosa, cae saca vacio al poco y ya te intuyes por donde van a ir los tiros.

Mosquea que lo que parezca que lo único que tiene que enseñar esta película son a tías con trajes raros y enseñando las tetas y colgajos de viejos. Guau, que transgresora es señora directora.

En medio de la trama se encuentran cosas secundarias como el amigo y la familia que total, al final se lo terminan pasando por el forro, y todo esto aún tendría su aquel si no fuera por el final.

La película solo tiene principio y nudo, el desenlace no hace falta, que así queda mas guay la peli.

Y es que tenemos un final de mierda, que ni es final ni es nada, no resuelve nada y no aporta nada, es como si en ese momento la directora decidiera que a tomar por saco, que se acaba en ese momento la peli y ale.

Por no hablar del bochornoso ultimo plano que nos tiene reservado.

Y aparecen los créditos y la cara de subnormal no podría ser mayor.

Lo mejor: Fuera estaban haciendo unas jotas y hacía más soportable la película, convirtiéndose en banda sonora y consiguiendo sacar alguna sonrisilla.

Lo peor: Que le de a la directora por hacer Blancanieves.

The Moth Diaries


Canadá/Irlanda. 2011.

Directora: Mary Harron
Producción:
Karine Martin, David Collins
Guión:
Mary Harron, basat en la novel·la de Rachel Klein
Fotografía:
Declan Quinn
Montaje:
Andrew Marcus
Música:
Lesley Barber
Sonido:
Simon Poudrette
Interpretes:
Lily Cole, Sarah Gadon, Sarah Bolger, JudyParfitt, Scott Speedman

Sinopsis: La adolescencia es y será siempre una época de confusión emocional, sobretodo si la pasas en un ambiente cerrado. Es el caso de Rebecca, alumna de una elitista residencia femenina. La joven plasma sus pensamientos en un diario, cuyas páginas se centran en Lucie, su compañera de cuarto. Su relación da un vuelco con la llegada de una nueva estudiante, Ernessa, cuya amistad con Lucie pronto despertará rumores de todo tipo, hasta el punto de llevar a Rebecca a la sospecha de que Ernessa es un vampiro. ¿Hay algo de verdad en todo ello o estará Rebecca deslizándose hacia la locura? Una brillante puesta al día de los cuentos góticos, basada en la exitosa novela de Rachel Klein.

Mira que American Psycho me gustó, y que confiaba en que la directora me volviera a sorprender pero oju… que tostonaco.

La película esta llena de tópicos y en ningún momento te hace mantener el interés en lo que está pasando, parece un film de “chicas en el insti” metiendo un toque oscuro con la llegada del vampiro, pero vamos, que no lo consigue.

Aburrida, pastelaca y con ganas de que llegue a su fin antes de aproximarse a la mitad del film.

Si Norman Bates levantara la cabeza…

Lo mejor:  Llegar a casa, re visionar American Psycho y pensar que la obligaron a dirigir esto.

Lo peor:  Que aquí tenga éxito, vendiéndola como derivado de Crepusculo.

Y mañana toca una doble de 3D, que no pase nada…

Fdo: Toni   toni d

, , , , , , , , , ,

  1. #1 por planvaste el 17 octubre, 2011 - 03:02

    La historia de “Sleeping Beauty” se la ha robado a Yasunari Kawabata y no lo veo por ningún lado en los créditos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: