Los Hermanos Marx XII – Por distintos caminos

Pero la vuelta al mundo del cine que supuso Una noche en Casablanca no fue lo que Groucho se esperaba y se lamentaba del encasillamiento al que se había visto sometido, del estatismo que caracterizaba las películas de entonces y afirmaba, de forma bastante visionaria, que “El problema (…), el mayor miedo de los productores y los distribuidores era no ganar dinero”.

Julius Henry se había cansado de Groucho. En este sentido, y como veremos más adelante, de los tres hermanos fue él el único que se distanció de su estereotipado personaje, mientras que Harpo y Chico siguieron interpretándolo hasta el fin de sus días.

En poco menos de un año Groucho fue padre de una niña llamada Melinda (14 de agosto de 1946) y abuelo, pero no por eso cesó su actividad. Con el nacimiento del Comité de Actividades Antiamericanas y su posterior investigación en busca de comunistas en Hollywood a partir de 1947, Groucho se posicionó en contra uniéndose a otros compañeros de profesión en el llamado Comité para la Primera Enmienda (la Primera Enmienda prohíbe que la legislatura elabore leyes que prohiban la libertad de culto, de expresión, de prensa, de reunión o de petición).

En cuanto a Chico y Harpo, el primero siguió con sus giras y sufrió un leve infarto que le obligó a tomarse un descanso, y el segundo seguía disfrutando de su numerosa familia, apoyaba la causa sionista, participaba en varios programas como invitado y escribía un guión cinematográfico con su amigo Ben Hecht. Gummo y Zeppo continuaron trabajando en su agencia (el primero se convirtió en representante de Groucho), aunque este último también formó una pequeña empresa de ingeniería junto a un socio.

Copacabana sería la siguiente película en la que aparecería Groucho, pero esta vez sin la compañía de sus dos hermanos. Este musical coprotagonizado por Carmen Miranda (de la que en un principio dijo que parecía “un bulldog disfrazado”) consiguió un éxito considerable, pero el cómico opinaba que parecía “un cruce entre mi padre, Mefistófeles y un traficante de opio en la frontera mexicana” y aunque se le ofreció aparecer en una nueva cinta con la Miranda, rechazó la oferta.

Poco después, se enfrascó en la obra Time for Elizabeth que había escrito junto a Norman Krasna que también iba a dirigirla siendo el protagonista el mismo Groucho, pero debió abandonar el proyecto por problemas de agenda. Por aquel entonces también participó en un programa de radio junto a Bob Hope. Fue en ese momento cuando conoció al productor John Guedel que le ofreció presentar un concurso radiofónico de preguntas y respuestas. Groucho aceptó el reto y el primer programa de You Bet Your Life (Apueste su vida) se emitió desde finales de 1947 a 1950 y como programa tanto de radio como de televisión desde 1951 hasta 1961. El formato, potenciado por sus improvisaciones, fue todo un éxito y eso que el actor se negó a aparecer “disfrazado” de Groucho aceptando sólo dejarse bigote, pero uno de verdad.

El guión escrito por Harpo y Hecht debía materializarse en una película con el cómico de la bocina y el arpa como absoluto protagonista, pero los productores de la United Artist solo accedieron a financiarla si se cumplía un requisito imprescindible: que aparecieran los tres hermanos. Chico no lo dudó porque (¡cómo no!) necesitaba dinero y Groucho aceptó, no muy convencido, un pequeño papel. La cinta en cuestión fue la prescindible Amor en conserva (Love Happy) cuyo rodaje, bajo la dirección de David Miller, casi coincidió con la muerte del tío Al Shean en agosto de 1948. Sería la última vez en la que veríamos juntos a los tres Hermanos Marx en una pantalla de cine. Una jovencísima y desconocida Marilyn Monroe (escogida por el propio Groucho) fue testigo de este hecho.

Chico, Groucho y Harpo en 1948

Un par de meses después Chico sería el primer Marx que haría sus pinitos en la televisión participando en un programa de variedades. Aunque en 1949 se pensó en realizar una serie en la que sería el protagonista, el proyecto no cuajó. Harpo no se vería tentado por la televisión hasta 1951 apareciendo en un programa cómico. Los dos hermanos continuarían tomando parte en diversos programas televisivos como invitados. Ese mismo año Zeppo decidió dejar su trabajo en la agencia lo que lo apartó definitivamente del mundo del espectáculo.

Durante la postproducción de Amor en conserva, Chico y Harpo se unieron para volver a Londres con un espectáculo donde mostraban sus mejores gags y a su vuelta se estrenó la citada película el 3 de marzo de 1950.

Además de divorciarse de Kay en ese mismo 1950, entre ese año y 1952 Groucho continuó trabajando: siguió presentando Apueste su vida, apareció en un musical de Bing Crosby y en las películas Don Dólar (1951), protagonizada por Frank Sinatra y Jane Russell, y Una novia en cada puerto (1952) en la que conocería a su futura mujer, la modelo Eden Hartford.

Gummo decidió retirarse definitivamente en 1952 y Harpo volvió brevemente al teatro con la obra La chaqueta amarilla sin abandonar nunca su arpa y disfrutando de una nueva afición: la pintura.

A causa del alcoholismo que sufría Kay, Groucho obtuvo la custodia de su hija Melinda en 1953 y ya en 1954 se casaría con Eden (40 años más joven que él…), mientras que Zeppo se divorciaba de Marion inaugurando una etapa de su vida caracterizada por las mujeres y el juego.

En 1955 sería un episodio de una serie de la CBS el que tendría como invitado a Harpo. Dos años después, Groucho retomaría su obra Time for Elizabeth en la que su mujer Eden tenía un pequeño papel, pero además ocurrirían dos hechos muy importantes en la vida de los Marx.

Historia de la humanidad se convertiría en la última película en la que disfrutaríamos de los hermanos, aunque fuera por separado ya que la cinta dirigida por Irwin Allen se componía de distintos episodios algunos de ellos protagonizados individualmente por Chico, Harpo y Groucho, respectivamente.

Groucho y Eden en “Historia de la humanidad”

Harpo en “Historia de la humanidad”

Chico en “Historia de la humanidad”

En la tertulia televisiva Tonight: America After Dark se produciría el segundo y último encuentro de los cinco Marx frente a las cámaras.

 

 Harpo, Zeppo, Chico, Groucho y Gummo en 1957

 

 

Briony 

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

  1. #1 por aguilar el 28 agosto, 2011 - 01:10

    “Amor en conserva” es bastante decepcionante habiendo visto las obras mayores de los Marx. Y “Copacabana” es prescindible: hubo momentos en los que me aburrí a más no poder.

    • #2 por Briony el 28 agosto, 2011 - 23:05

      “Copacabana” la tengo en casa, pero todavía no me he decidido a verla.

      “Amor en conserva” es la prueba de que los días de los Marx en el cine habían terminado. La imagen de Harpo con la peluca chorreando provoca más lástima que risa.

  2. #3 por jos el 28 agosto, 2011 - 04:25

    estais haciendo un trabajo excelente con los marx, pero…no se está alargando demasiado??? espero que no me malinterpretéis, en fin, un saudo

    • #4 por Briony el 28 agosto, 2011 - 23:03

      Mañana se publica la última entrega de esta laaarga biografía.

      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: