Los Hermanos Marx II – Los primeros años

En 1900 los integrantes de la familia Marx Schoenberg que vivían en el 179 de la calle 93 Este eran Sam, Minnie, Leo, Adolph (al que llamaban Adhie), Julius Henry y Milton y los abuelos maternos Levy (que a veces aparece como Louis o Lewi) y Fanny, conocidos familiarmente como Opie y Omie. Y Herbert nacería un año después…

Sam Marx intentaba sacar a flote a su numerosa familia trabajando como sastre, aunque se cuenta que sus cualidades para llevar a cabo dicho oficio no eran muchas y tampoco era demasiado currante. Según Groucho era muy sencillo reconocer por la calle a los clientes de su padre porque llevaban pantalones “con una pernera más corta que la otra” o chaquetas con “una manga más larga que la otra”. Sin embargo, donde Frenchy destacaba era en la cocina lugar, en boca de Harpo, en el que “era un auténtico mago”. De hecho, eran famosas las comilonas que preparaba para conquistar a los agentes teatrales. La otra afición del bueno de Sam era el pinacle, afición que heredó su hijo Leo con nefastos resultados en el futuro.

Pero si los Marx Schoenberg ya de por sí eran numerosos, aún lo eran más a causa de las numerosas visitas que solían recibir. Una de ellas era la tía Hanna (nacida como Hanchen y hermana de Minnie) con su hija Pauline a cuya posterior boda debemos una de las primeras gamberradas de Julius (Groucho) y Adolph (Harpo): arrancaron uno de los urinarios del local donde se celebraba el banquete. Sin embargo, era el tío Al el que causaba más revuelo cada vez que aparecía por la casa de los Marx. Tras pasar por múltiples oficios, Al Shean (que poseía una hermosa voz) llegó a convertirse en uno de los más famosos actores-cantantes de vodevil de la época, además de escritor de obras y sketchs especialmente indicados para este subgénero dramático. Los Hermanos Marx nunca olvidaron sus breves visitas en las que, tras enviarlos a comprar todo tipo de manjares, les entregaba un dólar a cada uno. Y la ambiciosa Minnie tampoco…

Leo (Chico), el más parecido a Minnie en todos los aspectos, hacía lo que le venía en gana contando siempre con el beneplácito de sus protectores padres. A los once años dejó la escuela y dedicaba su tiempo a las pandillas del vecindario metiéndose en peleas o apostando al billar. Con doce años comenzó a trabajar en una fábrica de encajes, pero como allí organizaba partidas de dados, le acabaron despidiendo. Con el juego, Leo no solo perdió más de un empleo, sino también mucho del dinero que debería haber llevado a casa. Los Marx, asustados ante el alocado comportamiento de su hijo mayor, decidieron comprar un piano de segunda mano para que Leo y Adhie tomaran clases.

 

Adolph/Adhie (Harpo) era un tímido muchacho humillado en la escuela por su condición de judío, así que no tardó en dejar los estudios. Según sus propias palabras “la escuela no te enseña cómo ser pobre y vivir día a día. Eso tuve que aprenderlo yo solo”. A diferencia de su hermano mayor, Adhiecolaboró en la economía familiar realizando trabajos de todo tipo (recadero, cajero, botones, entre otros), aunque en ocasiones se dejaba convencer por Leo para emprender negocios (a cuál más absurdo) que en más de una ocasión no habían finalizado demasiado bien. La timidez de la que hacía gala Adolph le convirtió en un agudo observador de la realidad que le rodeaba, realidad que le proporcionó una cantidad ingente de “material” que luego utilizaría en su vida artística. De hecho, la mirada infantil con la que el futuro Harpo contempló la ciudad que bullía a su alrededor, no desapareció nunca. Un ejemplo de ello es el origen de su famosa mueca conocida como Gookie. Según parece existía un fabricante de cigarros que, cuando se concentraba en su trabajo, ponía una cara que a Adhie siempre le pareció muy graciosa. No hay película de los Hermanos Marx en la que Harpo no nos la imite…

Julius (Groucho) era el más tranquilo de los hermanos y su afición favorita era la lectura. No era un muchacho muy seguro de sí mismo pues junto a la ligera bizquera que presentaba su ojo izquierdo, se unía el hecho de que su madre siempre lo llamara el celoso en referencia a los enfados que el niño tenía cuando comprobaba que Leo recibía más atención que él. Aunque su primer sueño fue convertirse en presidente de un banco, pronto tuvo que desechar esta idea cuando le despidieron de su empleo como ayudante en una oficina el día que el jefe le pilló por la calle en horas de trabajo. Sin embargo, el futuro le deparaba otro triunfo que empezó a gestarse en estos primeros años y es que de todos los Marx, Julius es el que se sentía más atraído por el mundo del espectáculo que representaba el tío Al.

 Milton (Gummo) faltaba mucho a la escuela debido a un (supuesto) problema de corazón. Sea como fuere, a él se le encargo la tarea de atender al casero siempre que este venía a reclamar el pago de algún alquiler atrasado. En cuanto a Herbert (Zeppo) llegaría a convertirse en un apuesto muchacho, de ingenioso humor (Groucho decía de él que era el más divertido de todos los hermanos), dotado de una considerable agilidad física y aficionado a los coches y a todo tipo de máquinas.

Ya quedaba muy poco para que el primer Marx entrara en el mundo del espectáculo…

Julius Henry (Groucho) y Adolph (Harpo) 

 

Briony 

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: