Paisajes de cine -¿Nos vamos de vacaciones?

El cine es magia , eso es una verdad como un templo que no admite discusión alguna. Y teniendo en cuenta esta regla de dos, está claro que el papel de un director de cine no es más que el de un prestidigitador de chistera ,chaqué y barita, y que mediante sus duchas y adiestradas manos juega ante nuestros distraídos y perezosos ojos con su baraja de cartas francesas con el único fin de embelesarnos, y así hacer aflorar nuestras emociones, mostrándonos unas realidades que sólo existen en nuestra receptiva y atolondrada mente y en los sueños de ese niño sonriente y curioso que todos llevamos dentro siempre con ganas de salir.

Pero lo más bonito del cine –o llamémoslo magia, si así lo preferís– es que pese a mentirnos como un bellaco descaradamente en toda la cara, la mentira finalmente no resulta tal cosa, porque los que la sufrimos somos conscientes de semejante “engaño”, y si uno sabe que le mienten y encima le gusta, la mentira deja de tener sentido y se convierte en otra cosa muy diferente, ya que la asumimos como aquello que realmente es: un cuento, no siempre de final feliz, pero eso sí, repleto de belleza y de sentimientos, que nos lleva abrazados, cálidamente envueltos, en un suave y agradable manto de dulzonas falacias, a conocer lugares dónde absolutamente todo es posible y donde cualquier sueño por extraño y rebuscado que sea puede llegar a hacerse realidad.

Y en este post, cuando hablo de las mentiras complacientes del séptimo arte–aunque los encandilamientos y las mentiras del cine tienen muchas vertientes— me quiero referir a los encantamientos que nos han producido los magos del celuloide al mostrarnos emplazamientos que realmente existen en nuestro triste mundo, pero que los prestidigitadores del cine han logrado con suma astucia hacernos creer que se trataba de lugares tan exóticos, tan mágicos y oníricos que resultarían del todo inalcanzables para una mente tan sana como la nuestra. Desde la trágica e inexistente Amity island del “Tiburón” de Spielberg hasta el idílico y fumeta Hobbiton de la trilogía de “El señor de los anillos” de Jackson, pasando por el grotesco y surrealista mundo de la “Alicia en el país de las maravillas” de Burton, hasta los mágicos y frondosos bosques de hadas dónde ha sido rodada esa infamia e insulto al vampirismo y la licantropía que es la saga “Crepúsculo”. Todos y cada uno de esos lugares de ensueño cinéfilo son emplazamientos reales de nuestro aburrido mundo. Dedicarles un artículo a todos estos paisajes idílicos resultaría una tarea casi imposible de realizar, así que de momento conformaos con estos pocos ejemplos que os mostraré, que son la mar de embriagadores y reconfortantes. Además ¿Qué mejor momento para descubriros estos bellísimos parajes que en esta época tan cálida en la que nos encontramos?

Aquellos indecisos que quieran gozar de unas vacaciones cinéfilas que saquen papel y bolígrafo para tomar nota de estos bellos lugares que voy a recomendaros, éso sí, preparad también la cartera, la visa y los cheques de viaje porque me parece a mí que algunas de estas propuestas no son precisamente asequibles a todos los bolsillos, y tal y como están las cosas ahora mismo seguramente sean muy pocos los que se puedan permitir un viaje de este tipo. Más que nada hablo por mí,que en estos momentos estoy más seco que la última rebanada de pan Bimbo. Avisados estáis, así que sin más dilación vamos a lo que nos interesa.

El planeta de los Hobbits en Matamata

Es un una diminuta aldea rural de Nueva Zelanda donde se rodó “El Señor de los Anillos”, un emplazamiento de inmensa  belleza y que a todos nos resultará de lo más familiar.

Carcasona

Una asombrosa y encantadora ciudad mediaval situada en la región francesa de Languedoc-Rosellón donde fueron rodadas algunas escenas de la película “Robin Hood”, de Ridley Scott.

 

 

 

Matmata

Algunas de las escenas de Star Wars fueron rodadas en este curioso y pintoresco lugar llamado Matmata, que  está  al sur de Túnez capital.

Forks

En el Estado de Washigton podemos encontar la pequeña y acogedora ciudad de Forks donde fue rodada “Crepúsculo”.  Que bonito lugar eligieron para semejante “joya del séptimo arte”

 

 

 

 

 

Ouarzazate

Esta majestuosa ciudad está situada al sureste de Marruecos y ha sido el escenario de películas como “Gladiator”, “Lawrence de Arabia”, “Jesús de Nazareth” y “La última tentación de Jesucristo”.

 

Cornualles

 Este encantador  pueblo situado en la costa sur de Inglaterra fue el emplazamiento elegido por Tim Burton para rodar algunas de las escenas de “Alicia en el país de las maravillas”.

 

 

 

 

 

Parque Nacional de Canyonlands

Este abrupto y desértico lugar perteneciente al estado de Utah,en los Estados Unidos, fue el emplazamiento elegido por Danny Boyle para rodar “127 horas”.

 

 

 

Martha’s Vineyard

Esta isla situada en  la costa este de los Estados Unidos sirvió de escenario al brillante film de Spielberg “Tiburón”. En el film la isla recibió el nombre de Amity Island.

 

Espero que los paisajes que os he mostrado sean de vuestro agrado. Aquí os dejo de propina un par de imágenes de una de mis películas favoritas.

 

 

 

Sayonara.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

  1. #1 por Moutache el 5 julio, 2011 - 14:11

    tio, yo he estado en Ouarzazate, y es poco menos que impresionante. Fui de ruta con unos amigos en coche desde marrakech a agadir (la puerta del desierto), a dormir en unas jaimas en el desierto con los camelliltos de los cojones y de vuelta nos encontramos con Ouarzazate, nada, increible :D!

    • #2 por Harry Powell el 5 julio, 2011 - 16:54

      Tengo pendiente un viaje a Marruecos desde hace tiempo, a ver si este año puedo ir, me apetece mucho.

  2. #3 por Moutache el 5 julio, 2011 - 20:36

    Marruecos es un pais de puta madre, no te lo acabas en un viaje, nosotros vimos el interior (marrakech, que estuvimos 4 dias), el sud y el este (cruzado el atlas). Al oeste esta rabat que la gente de ahí nos decia que no vale nada y en el sudoeste unas playas que tienen bastante fama entre los surfistas por lo que se ve. Pero nos dejamos por ver el norte, que es donde esta la EJEM sustancia, y los pueblos costeros, los de casas blancas y tal. Pero vamos, que es que es un pais precioso, la gente es muy muy amable (no como los putos turcos), yo te recomendaria nuestra ruta jajaja y pasar una noche en el desierto, son de esas cosas que se le quedan en la retina a uno para siempre, yo dormí una hora esa noche para que te hagas a la idea. En fin, si quieres algunas ideas o lo que sea comentame por facebook :D.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: