El paso del tiempo: Kathleen Turner

Hace bien poco os hablaba de Kelly LeBrock y de cómo había cambiado (cosa normal por otra parte, la inmortalidad es cosa de Connor McLeod y lo demás tonterías) desde que la vimos en La Mujer de Rojo. Hoy toca hablar de una actriz que fué un mito (o casi) sexual en la década de los ochenta, sobre todo a raiz de su intervención en la película Fuego en el Cuerpo. Y es que Kathleen Turner cosechó bastante fama en esos años y finalmente acabó engullida en lo que yo llamaría “la selección natural de Holywood”. Donde las actrices maduras van desapareciendo poco a poco (con los actores pasa menos) y las que siguen se pueden contar con los dedos de una mano. Incluso, para alucinar, se está diciendo que Angelina Jolie ya es “vieja”. Bueno, va a cumplir dentro de poco 36 años, si la comparamos con Megan Fox -que es lo que han hecho muchos-… en fin.

Con estos posts (o artículos, o como queráis llamarlo) no quiero hacer, o no es mi intención, un acoso y derribo. Es decir, aquí no se trata de emular a esas revistas que vemos en los kioskos donde a los famosos de turno se les pone un zoom para enseñar la celulitis o destacar lo horrendos que estan sin maquillar. Simplemente quiero destacar algo tan obvio como es el “cambio” que a todos nos llega tarde o temprano. Aunque bien es cierto que algunas personas lo llevan de peor manera que otras (a mí por ejemplo me encanta más Susan Sarandon en su madurez que en Atlantic City o en El Ansia -físicamente me refiero-). Y es que muchas veces, no sé si a vosotros os habrá pasado, parece que el mundo del celuloide hace que el tiempo se detenga. Por lo menos durante los minutos que dura la película de turno. Es ver a Turner en Tras el Corazón Verde (la cual volví a ver recientemente) y creer que sigue igual en la actualidad. Como digo, algo totalmente inconsciente por mi parte, pero que me suele ocurrir de vez en cuando.

 

Katheleen Turner no se podría haber catalogado de mujer explosiva o mujer cañón. No era la Monica Bellucci de aquellos tiempos, para entendernos. Pero había algo en ella que derramaba sensualidad a raudales. Quizás su mirada o quizás la forma que tenía de moverse. Pero algo había para que no pocos espectadores se quedasen emobobados en no pocas películas de los ochenta y parte de los noventa.

Antes he mencionado Fuego en el Cuerpo (1981), su desvirgamiento cinematográfico (contaba con veintisiete años) y que como pasa en algunas ocasiones le consagró como una fémina a tener en cuenta a la hora de subir la temperatura de las salas. Y lo aprovechó en no pocos momentos de su carrera. Sea en películas como Tras el Corazón Verde (donde una simple pierna dejaba embobado a Michael Douglas), en La Pasión de China Blue (con el siempre extremo Ken Russell en la dirección) o en El Honor de los Prizzi (en la cual dejaba hecho unos zorros al bueno de Jack Nicholson).

Kathleen no era una mala actriz, ni mucho menos. Al contrario, en no pocas ocasiones demostró una gran valía en los papeles que desempeñó. Sin embargo, hay un momento en el cual los actores y actrices acaban estrellándose y dejando atrás ese momento tan dulce que tuvieron. Posiblemente, como he comentado antes, por los años que van teniendo a sus espaldas. Es imposible seguir haciendo determinados papeles, como es lógico, y esa renovación a veces no se hace o no te dejan hacerla (el veto de las productoras sigue estando ahí y a saber qué papeles -si llegan- te ofrecen).

De todas formas sigo disfrutando de sus intervenciones en películas como las que he nombrado antes, así como en La Joya del Nilo (1985), Peggy Sue se Casó (1986), Interferencias (1988), El Turista Accidental (1988), La Guerra de los Rose (1989), Detectives con Medias de Seda (1991), o Los Asesinatos de Mamá (1994), probablemente su último papel más destacable.

El próximo mes de Junio Kathleen cumplirá 57 años, viviendo prácticamente los ultimos tres lustros de la pequeña pantalla y de apariciones secundarias en alguna que otra película. Ojalá llegue un momento donde pueda realizar un papel principal y demuestra que el tuvo retuvo.

Trailer de Fuego en el Cuerpo

Trailer de La Pasión de China Blue

 

Fdo: Snake  

, , , , , , ,

  1. #1 por Harry Powell el 1 marzo, 2011 - 13:10

    Aunque no deja de ser sorprendente el cambio, a mi, en este caso no me ha asombrado tanto como el anterior post. Porque a Kathleen Turner la he visto en Friends haciendo de padre transexual de Chandler. Aún así algunas de las fotos han conseguido que se me pongan los ojos como platos…….

    Parece que fue ayer cuando Kathleen Turner y Michael Douglas, los dos jovenes y hermosos, protagonizaban “Tras el corazón verde” y “La joya del nilo”……..

    Saludos.

  2. #2 por Pliskeen el 1 marzo, 2011 - 20:37

    Un caso parecido (en lo físico) al de Kirstie Alley, que siempre me pareció muy maja (y una buena actriz de comedia)

    Creo que Turner ha “retenido” demasiado, y como no venga Tarantino a rescatarla convirtiéndola en una fría asesina en su próxima película, mucho me temo que seguirá donde está, por mal que nos pese.

    Saludos 😉

  3. #3 por peckinpah el 1 marzo, 2011 - 21:18

    Gran actriz que en su momento sin ser un bellezon explosivo como la Bellucci daba una imagen muy sexual. Tenia algo “animal” y los papeles de femme fatale los bordaba.

  4. #4 por serreina el 2 marzo, 2011 - 02:32

    Sin duda una lástima como trata el tiempo a algunas personas, aunque hay que decir, que también se ha abandonado un poco ella misma. Como han dicho por arriba, a ver si la encuentra Tarantino y la rescata como merece.

    • #5 por Snake el 2 marzo, 2011 - 10:30

      Lo curioso es que no llega a los sesenta años y parece que los supera ampliamente debido a su físico.

  5. #6 por Pliskeen el 2 marzo, 2011 - 13:08

    Helen Mirren, por ejemplo, tiene 65 años, y está de muy buen ver, y sin cirujía aparente. Está claro que el tiempo pasa factura, pero también hay que saber cuidarse.

  6. #7 por peckinpah el 2 marzo, 2011 - 19:56

    De todos modos aunque cuidar el fisico es responsabilidad de los actores (ya que su cuerpo, rostro e incluso voz es su herramienta de trabajo y ningun trabajador deberia descuidar sus herramientas si quiere seguir trabajando) ¿no os parece un poco injusto exigir que permanezcan inalterables?.

    Todo el mundo cambia, algunos para mejor ( Connery) y otros para peor (Seagal, Schwarzennegger, Stallone, Le Brock,…) pero a los actores les pedimos no solo que sigan igual para siempre sino que encima si se valen de la cirugia o metodos similares (botox) les machacamos.

    Debe ser increible la presion que deben soportar en ese sentido las estrellas de cine.

    Ya veremos si cuando Jolie, Fox, Johannson, Alba, etc lleguen a los 50 resultan al menos interesantes como estas señoras.

  7. #8 por jos el 2 marzo, 2011 - 21:30

    a mí siempre me pareció que esta mujer ha tenido una fuerza brutal en la pantalla, ¿que ha cambiado? y qué, a mí me parece una mujer normal y corriente como las miles que vemos por las calles de cualquier ciudad, prefiero verla así a que parezca un muñeco de cera como nicole kidman, meg ryan o goldie hawn

    • #9 por Snake el 2 marzo, 2011 - 22:51

      Tienes razón jos. Yo también prefiero la naturalidad del físico (aunque a veces te dejen sorprendido) que las burradas que hacen algunos actores o actrices como los que has nombrado.

  8. #10 por VANJA el 10 septiembre, 2011 - 19:44

    POR CIERTO, KATHLEEN, NO ESTA OLVIDADA, TIENE UN EXTRAORDINARIO EXITO EN EL TEATRO.. POR OTRO LADO, ES UNA MUJER QUE NO ME PARECE NADA DESCUIDADA, MAS BIEN ME PARECE QUE TUVO UN TRATAMIENTO CON HORMONAS… O ALGO ASI… PORQUE EL CAMBIO NO ES DE VEJEZ, NI DE DEJAR DE CUIDARSE, ES MAS BIEN COMO SI ESTUVIERA EN KORTISONA O ALGO ASI

  9. #11 por celia el 3 diciembre, 2014 - 17:36

    Me parecen crueles los comentarios, ya que si se informan un poco, sabrán que es una persona que enfermó a los 40 años de una artritis reumatoidea severa, que ha debido someterse a innumerables cirugías y tratamientos. Seguramente su rostro se ha transformado por la ingesta de corticoides. Pero sigue en pie por su fuerza de voluntad, ya que su médico le había dicho que no podría caminar mas.

  1. Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: