‘Phillip Morris ¡te quiero!’ – Una de las mayores sorpresas del año

Es muy curiosa la historia de esta película. Y no me refiero al argumento o al guión, que luego comentaré, sino a los problemas que tuvo para poder estrenarse en nuestro país (y en el resto del mundo). Yo sabía que no consiguió distribuirse en Estados Unidos por su carácter homosexual, pero me informé un poco más y el temita se las trae… En resumen, los estudios de mercado dicen que los estadounidenses no aceptan que Jim Carrey y Ewan McGregor protagonicen una película de gays si no se trata de una broma o un drama social (y curiosamente, según los datos, sucede así con todas las películas gays desde siempre; como dato, la exitosísima ‘Brokeback Mountain’ -respaldada por los Oscar-, recaudó 83 millones de dólares, cifra ridícula al lado de los 120 millones de ‘Os declaro marido y marido’, que parodia este tema tabú, por ejemplo).

Y antes de empezar con la reseña, ahí va otro apunte: La película está estigmatizada por su homosexualidad (solo hay que fijarse en el rastrero, vergonzoso e insultante tráiler que han hecho de la película para intentar ocultarla), pero lo gracioso del asunto es que en ‘Phillip Morris ¡te quiero!’ la homosexualidad es algo totalmente irrelevante. Sencillamente es una película de amor.

La mejor película de amor de lo que va de año.

El film empieza como otra película más proveniente del Hollywood independiente, con algunos toques de originalidad, eso sí. Jim Carrey actúa de forma contenida y su personaje es sobrio pero encantador. Steven Rusell (Carrey) es un hombre sencillo, con una mujer llamada Debbie (Leslie Mann) y una hija, que practica de forma excelsa el cristianismo y que trabaja como miembro de la policía local de su pueblo. De repente, de forma fulminante, un curioso golpe de cámara da un vuelco completo a la historia y convierte al protagonista en todo lo contrario a lo esperado y al guión en algo tan extraño que hace que queramos saber qué demonios va a pasar al final con todo esto (y lo más importante: si nos va a llevar a algún lado). Otro impactante golpe  (esta vez el de un coche) hace que el protagonista  se replantee por completo toda su vida (toda la película que habíamos visto antes) y la abandone totalmente para convertirse en UNA GRAN MARICONA.

Tras este nuevo vuelco, el espectador se siente desorientado y envuelto en un confuso juego de géneros (drama, comedia negra, amor…). Para algunos críticos, un error de vulto; para mí, un arriesgado mecanismo que no hace otra cosa que ponernos adrede en la piel del protagonista para vivir su punto de vista caótico y descontrolado (y a la vez emocionante).

Nadie puede negar que Jim Carrey es uno de los actores más arriesgados del cine comercial. Cada papel que realiza es un intento (no siempre acertado) de superación y de búsqueda de nuevos caminos en su faceta interpretativa; pese a eso, Carrey tiene un estigma que le acompañará durante toda su vida (si no lo remedia pronto) y es que es uno de los actores más encasillados de Hollywood (injustamente ya desde sus inicios como cómico).

Muchos son los que lo critican, y algunos opinan que no sabe hacer ninguna otra cosa más que poner muecas y reírse. ‘La mascara’, ‘El show de Truman’, ‘Man on the moon’, ‘Yo, yo mismo e Irene’, ‘The majestic’, ‘Olvídate de mí’, ‘El número 23’ o ‘Phillip Morris ¡te quiero!’ me parecen suficientes razones para darle un voto de confianza (y también algo más). Aún así, siempre será un actor incomprendido por muchos (aún recuerdo el año en que ganó el Globo de Oro a mejor actor y ni siquiera estuvo nominado al Oscar).

En esta película Carrey hace uno de los papeles más difíciles de su carrera y, me atrevo a decir, uno de los mejores de su vida. Es el Carrey más romántico y enamoradizo, más dramático y triste, más perdido y desamparado, mucho más humano y, sobre todo, mucho más maduro. Aún así, conserva su característico toque de humor para todas las escenas de humor ácido (que no son pocas).

Y no es justo tirar flores al trabajo del actor canadiense sin nombrar al otro protagonista del film: Ewan McGregor (Phillip Morris). Si el trabajo de Jim Carrey es magistral, el de Ewan es demoledor. Hacía tiempo que un actor no me sorprendía tanto (dejando de lado a Leonardo DiCaprio). Lo mejor de la película, sin duda, el trabajo de este tándem, que consiguen mantenernos pegados a la butaca incluso cuando la película pierde ritmo.

Y es que ese es el único fallo de la película: el ritmo. Sube y baja constantemente… Y es normal. Es una gran historia que abarca tantos años de la vida de los protagonistas, tantos temas, tantos géneros diferentes, tantas sorpresas… Un fallo aceptable, y no por que sus dos directores sean principiantes (que por cierto, hacen un genial trabajo de dirección artística), sino porque todo lo que rodea esta extraña película es fascinante.

La búsqueda del auténtico amor verdadero y de la felicidad compartida es el principal tema de la película, que aparece en la más dura y mejor parte: el final. Es ahí cuando nos damos cuenta de que el guión está basado en hechos reales (pero todo había sido un juego engañoso en el que nada parece lo que es, y en el que la imaginación y la libertad prevalecen antes que lo real -simbolizado en la última escena en la que aparece Jim Carrey-).

Ewan McGregor sonriendo hacia nosotros en cámara lenta. El plano más bonito, que además cierra la película, y que representa la fugacidad de la vida y del amor, la belleza de cada momento y, sobretodo, la nostalgia. Y ese es el sentimiento que nos queda tras ver esta gran película de amor. Una de las películas más inteligentes, maduras, bonitas y con más alma de los últimos años.

Con sus fallos y errores, totalmente recomendable. Una joya única.

ZachTriunff

, , , , , , ,

  1. #1 por marcos araya el 13 agosto, 2010 - 07:16

    Gran pelicula

  2. #2 por Elena el 17 agosto, 2010 - 15:59

    Le ruego que corrija un error ortográfico en el octavo párrafo de su artículo (muy interesante, por cierto) y cambie “sobretodo” por “sobre todo”. Un sobretodo es un impermeable.
    Gracias

    • #3 por ZachTriunff el 17 agosto, 2010 - 16:39

      Pido perdón. Gracias por ser tan exigente, solo así se mejora…
      Un fuerte saludo Elena.

  3. #4 por Snake el 21 septiembre, 2010 - 16:24

    Posiblemente una de las mejores de Jim Carrey. Aunque el trailer, como se ha comentado en más de una ocasión, no muestre lo que realmente es. Bien alejada de “Dos Tontos Muy Tontos” o “Ace Ventura”, aunque ya se sabe que Carrey triunfó por su humor gesticulante.

    Desde luego hay que destacar la actuación de McGregor (para mí incluso por encima del actor de “Mr. Majestic”) y un final que ni mucho menos me esperaba conforme avanzaba la historia. Los que la hayan visto ya sabrán a qué me refiero.

  4. #5 por Harry Powell el 21 septiembre, 2010 - 17:37

    “Desde luego hay que destacar la actuación de McGregor (para mí incluso por encima del actor de “Mr. Majestic”) ”

    ¿Mr Majestic o “The Majestic? jejejejejejje siempre pensando en los comics Sr Snake.

    Saludos Lord Majestros.

    • #6 por Snake el 21 septiembre, 2010 - 18:48

      Pues es verdad, menuda ida de olla he tenido. Me pasa por no asegurarme y mirar en “Imdb” por si acaso :DDD.

      De todas maneras es muy recomendable la película Harry. Si puedes póntela cuanto antes, no creo que te arrepientas.

      • #7 por Harry Powell el 21 septiembre, 2010 - 19:04

        Ok te haré caso porque tenemos gustos muy afines pero a priori ni me gusta demasiado Carrey ni me interesa mucho el tema pero la verdad es que confio en ti, normalmente nos gustan las mismas pelis así que a verla tocan.

        Saludos Snake.

  1. ‘Phillip Morris ¡te quiero!’ « Tierra de CINÉfagos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: