El que exista no significa que se tenga que recordar

 

El otro día estaba pensando en las secuelas y remakes. Un tema tan manido y repetido que puede llegar a cansar hasta al más pintado, y no sin razón. Pero no quiero hablar realmente de lo que signfica el enquistamiento cinematográfico de dichos subgéneros, que casi se podría catalogar como eso a la larga si nos atenemos al inmenso número de producciones que beben de otra fuente ya establecida o simplemente le cascan un número en el título y saben de antemano que la cosa puede funcionar bien, pero que muy bien.

Todo esto viene a raiz de una visita que hice ayer a una página web. No iba buscando eso, ni mucho menos, pero me lo encontré directamente sin previo aviso y sin haberme tomado una aspirina de antemano. Y es que los medicamentos nunca vienen mal de vez en cuando dependiendo de la situación.

¿Y qué carajo pudo producir este post? Pues ni más ni menos que la carátula de “Psicosis IV”. Sí, después de la excelente película firmada por Alfred Hitchock le sucedieron tres entregas más y un remake de Gus Van Sant, que igual habría dado quemar la cinta una vez rodada. Al tío le apeteció hacerla y se quedó tan campante. Sólo los pobres espectadores de turno supieron que tuvo que ser un capricho más que otra cosa. Así como un Anthony Perkins que intentó sobrevivir en películas de serie b y secuelas de su película más famosa. ¿Pero a alguien le viene a la mente semejantes engendros y estiramientos  innecesarios de la película del rey del suspense cuando mencionas la palabra “Psicosis”? No, estoy bastante seguro de que no. Simplemente nuestro cerebro desecha la basurilla o lo intrascendente, a favor de lo que sí merece la pena. En este caso la cinta original. A Dios gracias eso me sucede bastante a menudo en casos como estos.

El hecho es que existen, se rodaron o escribieron (de lo que hablaré más tarde, aunque ya os podéis hacer una idea viendo la imagen que abre este post) y han quedado ahí. Pero otra cosa es que lo aceptemos y lo traguemos a las primeras de cambio, cuan hamburguesa de una restaurante de cómida rápida se tratara. A veces puede ser que dicho remake o secuela sea de una calidad excelente. Que mantenga el tipo e incluso, eso ya es muchísimo más dificil, supere a la original. Pero hablaríamos claramente de excepciones que no llegarían a agotar los dedos de una mano.

Las referencias o los ejemplos no son pocos. Creo que es algo que de repente aparece en nuestra mente y está ahí para quedarse. ¿Una Jungla de Cristal? Pues de inmediato viene la primera entrega. Ésa que se desarrolla en un rascacielos de cristal. Vale, luego conforme se desarrollase la conversación iríamos sacando las sucesivas entregas. Pero quizás el ser una primera parte y dejar un buen sabor de boca, haga que ése sea el punto de referencia.

Quizás habría que pasar olímpicamente de esos ofuscamientos que tenemos a veces con los remakes, actualizaciones, reboots, precuelas o secuelas, que tanto estan pululando en los ultimos años. Y eso que el tema lleva con nosotros casi desde el principio de los tiempos cinematográficos, aunque ahora esté siendo más prolífico. Es decir, si ahora mismo hacen un remake o secuela -se comentó que podía convertirse incluso en una serie- de “Blade Runner” (para mí una mis películas preferidas sin lugar a dudas), ¿acaso convertiría en peor la película de Ridley Scott?. ¡Qué pasa! ¿De repente dejaríamos de ver con buenos ojos la película dirigida en 1982 porque se hiciese algo monstruoso? Seguiría estando ahí para disfrutarla en su plenitud e inmediatamente volveríamos a obviar lo que no nos convenció. Hace unos años leí una secuela novelada de dicha película. La curiosidad me picó y lo leí en poco menos de una semana. El escritor recuperó a personajes que estaban muertos y al mismo tiempo quiso ampliar la historia de forma que Deckar y compañía siguiesen ahí. Para mí fué algo anecdótico, nada más.

Con “Star Wars” me pasó tres cuartos de lo mismo. Si alguien me nombra la trilogía de Han Solo, Luke y Leia, inmediatamente me viene a la cabeza la que se inició en 1977. Sin ningún pudor George Lucas nos ofreció una trilogía-precuela que habría que tener en cuenta. La vuelvo a obviar. Mis neuronas me avisan de que “Star Wars” comprende “La Guerra de las Galaxias” (olvidando completamente la coletilla de “Episodio IV-V-VI”), “El Imperio Contraataca” y “El Retorno del Jedi”. Es algo visceral la verdad. Paso olímpicamente de aceptar a Jar Jar Binks o a ese Jabba the Hut digital (siempre, siempre y siempre, me quedaré con el que ví por primera vez en aquel palacio repleto de cazarrecompensas).

Al final estamos ante un gran “buffet”, donde podemos elegir diferentes posibilidades. Una forma de que lo que consideramos “sagrado” no acabe con unas fisuras que no tendría que tener. ¿Y a vosotros? Os pasa lo mismo que a mí o hay veces en que vuestro grado de enfado llega a límites insospechados. Si es lo segundo, tranquilos, a mí me pasa a veces. El chip no siempre funciona y a veces requiere algo de mantenimiento.

 

Fdo: Snake  

,

  1. #1 por bertoff el 8 abril, 2010 - 13:41

    A mi me pasa constantemente el oir la palabra remake y entrarme unos retortijones de muerte!!
    Estoy de acuerdo en que por muchos remakes o secuelas que se hagan la cinta original seguirá estando ahí pero lo jodido es cuando las nuevas generaciones elevan el remake a categoría de obra maestra cuando ni si quiera se han molestado en visionar la original, este tema por ejemplo me quema mucho con “La Matanza de Texas”(1974) la cual yo considero una de las mejores películas de terror de todos los tiempos y al hablar con algunos amigos de si la han visto y tal me suelen decir que si, que la han visto hace unos años en el cine a lo cual yo les aclaro que no, que lo que ellos vieron fue el remake y entonces me espetan un “a mi es que la vieja me da mucha pereza verla”. Me hierve la sangre!!

  2. #2 por Harry Powell el 8 abril, 2010 - 14:45

    “¿De repente dejaríamos de ver con buenos ojos la película dirigida en 1982 porque se hiciese algo monstruoso? Seguiría estando ahí para disfrutarla en su plenitud e inmediatamente volveríamos a obviar lo que no nos convenció” :
    Evidentemente ( al menos en mi caso ) no influiría para nada ni cambiaría un ápice la adoración que siento por el clásico de 1982, pero tengo que admitir que me toca un poco los …….. la carencia de respeto y escrúpulos que demuestran desde ya hace bastante tiempo en la meca del cine.
    Da la sensación de que no hayan guionistas capaces de crear nada interesante( o es que todos los buenos guionistas están trabajando para series ). Hay cosas que caen por su propio peso, es simple y llanamente un cuestión de RESPETO. ¿Acaso en la literatura se vuelven a reescribir obras como el Quijote o Hamlet ? ¿O en la pintura se puede refabricar un Guernika o Los Girasoles ? ¿ O algún lumbreras se siente capacitado para reescribir La novena simfonia ?. El cine es la única expresión artística en la cual encontramos este tipo de “sacrilegios”, evidentemente que un remake sea un bodrio no desprestigia para nada a la obra original ni le resta calidad, simplemente toca los huevos que “profanen” una obra de arte que no necesitaba ningún tipo de retoque porque el arte es intemporal y evidentemente no necesita ser actualizado.Saludos.

  3. #3 por Snake el 8 abril, 2010 - 14:57

    “Da la sensación de que no hayan guionistas capaces de crear nada interesante( o es que todos los buenos guionistas están trabajando para series”

    Tambien habría que tener en cuenta si los guionistas no se ven influídos -que me parece a mí que sí- por las decisiones de las productoras de turno.

    Puedes tener una idea cojonuda, muy buena. Pero luego viene el que pone la pasta y dice “bueno, pero es que llevar eso a cabo significa un riesgo. Prefiero montar toda una campaña de marketing sobre algo con lo juego seguro (sea una secuela o una obra literaria famosa).

    Siempre hay excepciones y gente que se arriesga (quizás no se habría visto “Star Wars” si alguien no hubiese apoyado a Lucas -y eso que muchos se echaron atrás por el coste de la misma-). Por eso se valora cada día más un guión original.

    “¿Acaso en la literatura se vuelven a reescribir obras como el Quijote o Hamlet ? ¿O en la pintura se puede refabricar un Guernika o Los Girasoles ?”

    Tampoco interesa hacer eso. Si lo miramos bien, el cine es para las masas. Ahí van miles y miles de personas a pasar hora y media o dos horas de entretenimiento. De ahí que si la pintura produjese muchos dividendos… harían clones y “remakes” a mansalva. ¿Falta de respeto? Bueno, muchos otros dirían que simplemente dan su punto de vista sobre una obra ya hecha (¿diría eso Van Sant?).

    “el arte es intemporal y evidentemente no necesita ser actualizado.Saludos.”

    Tú dile a un adolescente (siempre hay excepciones, que conste) que va a ver blockbusters palomiteros, que vaya a ver una película de los años sesenta, setenta u ochenta (y eso que esa década tampoco está tan lejana, pero parece ser que sí). Por eso hacen en parte los remakes, las “actualizaciones”. Por eso muchos prefieren ver “La Matanza de Texas” del nuevo milenio (la cual tampoco está del todo mal) que acercarse a la obra de Tobe Hooper.

    La entrada de los más jóvenes cuenta mucho para una productora. De ahí que miren atrás y quieran que vean las películas de antes con la mirada de ahora. Todo es cuestión de comercialidad, más que de calidad. Algunas veces se hace bien y otras (quizás la mayoría) mal.

  4. #4 por Harry Powell el 8 abril, 2010 - 16:08

    “¿Acaso en la literatura se vuelven a reescribir obras como el Quijote o Hamlet ? ¿O en la pintura se puede refabricar un Guernika o Los Girasoles ?
    Tampoco interesa hacer eso. Si lo miramos bien, el cine es para las masas. Ahí van miles y miles de personas a pasar hora y media o dos horas de entretenimiento”

    ¿ La literatura, pintura y música no son para las masas? Claro que lo son y producen muchísimos beneficios( de diferente manera claro está) ). Pero el “que” de la cuestión está en que en el cine existen ciertas “licencias” no escritas que permiten que se puedan “profanar” obras mediante los temibles remakes, precuelas, secuelas y demás lindezas. En mi opinión eso se debe a que pese que el cine sea calificado de séptimo arte, también está considerado por muchos”inferior” (¡¡ ojo!! no es lo que yo pienso) a otras expresiones artísticas como la literatura,pintura,música etc. Pues es cierto que el cine es más “cómodo” , fácil de engullir y llega a más público abarcando diferentes tipos de consumidor que poco o nada tienen que ver con el arte, con eso me refiero a que posiblemente no haya nadie ( o muy pocos ) a quien no le guste el cine, en cambio si hablamos de literatura o pintura la cosa ya cambia.
    Esa errónea percepción de que el cine está por debajo de las demás expresiones del arte (“digamos” que dirigidas a un público más culto y especializado -ejem…-) deriva en que se permitan dichas “licencias “ que sin ser del todo “destructoras” no dejan de ser innecesarias e irritantes, al menos para mi. Puedo entender que ,como tú muy bien dices, a mucha gente no le apetezca ver cine “ antiguo” ( ¿Blade Runner? )pero si la cosa sigue así dentro de 2 años veremos un remake de “ El señor de los anillos” porque la de Jackson ya se habrá quedado “obsoleta” y necesitará una actualización inminente, y esa es la dinámica a la que temo. Es un pez que se muerde la cola, entraremos en un bugle infernal. Sería mucho mejor que “ los señores del dinero “ recapacitaran y se decidieran a arriesgar un poco invirtiendo sus esfuerzos y dividendos en crear, apostando por buenas y nuevas ideas, y no mear sobre lo meado. Eso siempre se puede hacer y no tiene ningún merito( es mi humilde opinión ). Saludos.

    • #5 por Snake el 9 abril, 2010 - 15:03

      “¿ La literatura, pintura y música no son para las masas? Claro que lo son y producen muchísimos beneficios( de diferente manera claro está) ). ”

      ¿Me he referido tambien a la música? Releeré mi comentario que igual me he liado. De todas maneras volveré a explicarme un poco.

      Una cosa es lo se hace en el cine y otra lo que se haga en el resto de las artes (al fin y al cabo es un arte. Aunque como bien dices es posible que no se valore igual que otros). Creo que el cine es para las masas, superando ampliamente a otras artes como la pintura, la arquitectura o la escultura. Por mucha gente que vaya al Museo del Prado o al Louvre (por citar dos museos importantes) y paguen la entrada de rigor, las personas que visitan tales sitios son inferior a las que van al cine anualmente en todo el mundo. Es decir, las películas son de consumo rápido y es más fácil ver a unos adolescentes viendo “Transformers 2” (a unos 6 ó 7 eurillos) que en un museo viendo una obra de Picasso.

      De ahí que les den un remake de “Pesadilla en Elm-Street” que un remake de las “Meninas” (que dudo mucho que lo hiciesen, por otra parte).

      Son sistemas diferentes. En las películas un remake puede (o no) proporcionar cosas que no se vieron en la cinta original. En una pintura… ¿qué haces? ¿poner un florero en la parte derecha en lugar de la izquierda? ¿poner al Pensador de Rodín apoyándose en la otra mano? Ésa es una de las razones de que las películas puedan tener una “actualización” y otras artes no.

      Otra cosa es la saturación y la falta de ideas como caldo de cultivo. De todas formas mi cansancio de remakes o secuelas lo tengo siempre en duda. Lo digo porque si no no habría disfrutado de “La Cosa”, “La Mosca”, “Un Par de Seductores”, “Aliens” o “Terminator 2”. Simplemente por esas películas (y más) acabo manteniendo una postura contradictoria segun el día. Igual tengo esperanza en un remake o secuela, como acabo detestando lo que hacen.

  5. #6 por Harry Powell el 8 abril, 2010 - 19:12

    Por cierto buenísimo post. Y encontré por internet la segunda parte de Blade Runner y ya la tengo pero no me atrevo a leerlaaaaaaaaaaaaaa jajjaajjajjajajja.Gracias Snake por hacerme partícipe de tal “joya”.He visto cosas que nunca creeriais.Saludos.

  6. #7 por Karelia el 8 abril, 2010 - 19:45

    Un post muy muy interesante, pero hay remakes bastante buenos (solo un 0,5 %, no os confundais) y ya de precuelas y secuelas, ni hablo.

  7. #8 por Kiltro el 9 abril, 2010 - 02:38

    Buen articulo Snake.
    Yo en mi caso detesto la última moda de reboots, remakes y secuelas, pero debo acordarle algo a toda esa cultura parasita del cine, y es que me entretienen! No hablo de calidad de argumentos o mejoras sobre la pelicula original X, sino de ver una pelicula sin ninguna expectativa, de sentarse con alguien a solo disfrutar , criticar y hasta burlarse de lo que se ve, si es hasta liberador! y en mi caso es casi terapeutico ya que en las peliculas que realmente me importan, me gusta que el esté perfecto, y pobre del que hable en el cine!

  8. #9 por Zinemaníaco el 9 abril, 2010 - 09:20

    Snake, me ha parecido un post brillante. Me ha gustado mucho.

  1. Se anuncian secuelas de “Blade Runner”, la mítica película de Ridley Scott « Tierra de CINÉfagos

Responder a Snake Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: