“Un profeta” – Un alumno aventajado

Hace unas semanas tenía muy claro que la merecida vencedora del Oscar a la Mejor Película Extranjera no debía ser otra que la magnífica “La cinta blanca”, un film que nos devolvía al mejor Michael Haneke y nos hacía olvidar ese tremendo error que fue el remake clónico de “Funny Games”.

Sin desmerecer las más que notables “La teta asustada” y “El secreto de sus ojos”, y a la espera del estreno (tardío, como siempre) de la israelí “Ajami”, ahora se me plantea un dilema y es que “Un profeta” (2009) de Jacques Audiard podría hacerle sombra a la favorita.

Tras la grata sorpresa que supuso el drama carcelario made in Spain “Celda 211” y su consagración al obtener 8 Goya, nos llega esta soberbia historia que también tiene como escenario los muros de una cárcel.

Malik El Djebena tiene 19 años y da con sus huesos en prisión para cumplir una condena de 6 años. Introvertido, inexperto y casi analfabeto es una presa fácil en ese mundo hostil y cruel que no dudará en aprovecharse de su debilidad. La relación que inicia con el jefe de los corsos no sólo le procurará protección, sino que le enseñará a marchas forzadas todo lo necesario para convertirse en un verdadero delincuente.

El maestro y el aprendiz, un zorro viejo y un chaval que parece (parafraseando a Malamadre) no haber roto un plato en su puta vida, la sabiduría y la ignorancia, el poder y la sumisión: Luciani y Malik.

Acosado y humillado por los corsos y rechazado por sus hermanos musulmanes, este joven aprenderá a lidiar con ambos grupos extendiendo sus redes de influencia y sobrepasando al que, hasta entonces, era su mentor. En este sentido, Malik me recuerda a aquel Raimundo Nonato protagonista de “Estómago” (Marcos Jorge, 2007) del que todos se reían y que termina riéndose de todos.

Malik pertenece a ese tipo de personajes, que tanto atraen a Audiard, caracterizados por su soledad, por sus reacciones violentas o por convertirse en seres casi asociales, tal y como les ocurría a Paul en “Lee mis labios” (2001) y a Tom en “De latir mi corazón se ha parado” (2005).  En este sentido de nos narra de manera excelente la evolución (en todos los sentidos) de ese aventajado alumno que poco tiene que ver con el experimentado y curtido maestro en el que se convierte.

“Un profeta”, además, no endulza ni nos esconde nada, nos muestra la realidad libre de disfraces que atenúen su dureza y, así, basta ver la preparación y asesinato de Reyeb para darse cuenta de ello. Todo es gris (excelente fotografía), dentro y fuera de la cárcel, todo está orquestado para que el tráfico que drogas, los ajustes de cuentas, las conspiraciones y las muertes campen a sus anchas ante los ojos ciegos de algunos de los vigilantes sobornados por la mafia de Córcega. No hay escapatoria: o estás con ellos o contra ellos. Pero como suele ocurrir en estos casos, el concepto “confianza” o “fidelidad” es sólo una palabra más en el diccionario y quien pensabas que era un perro dócil al que dominar a fuerza de palos, acaba mutando en un inteligente lobo.

Si debemos reflexionar sobre el trasfondo de esta historia, está claro que el carácter rehabilitador de un centro penitenciario brilla por su ausencia. Malik consigue ser respetado, logra el poder, pero dejándose por el camino la inocencia aunque eso no sea óbice para que pensemos que, finalmente, aquel frágil chaval ha triunfado y que tras ese muro de frialdad, subyace (muy en el fondo) un hombre que no dudará en ayudar a la viuda de su mejor amigo.

El debutante Tahar Rahim da vida a Malik realizando una soberbia interpretación que viene secundada por la del veterano Niels Arestrup en el papel de Luciani.

Como autor de la destacable BSO encontramos a Alexandre Desplat, colaborador habitual en las películas de Audiard, autor de las partituras de “The Queen”, “La joven de la perla”, “Syriana” o “El curioso caso de Benjamin Button” y ganador de un Globo de Oro por “El velo pintado”.

Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes, Premios del Cine Europeo al Mejor Actor y al Mejor Sonido, Premio BAFTA a la Mejor Película Extranjera, sendas nominaciones al Globo de Oro y al Oscar en la citada categoría y 13 nominaciones a los César. Si os gustó “Celda 211”, no os perdáis “Un profeta”.

¿No podrían entregar dos Oscar este año?

 

Para ver la ficha de la película, pincha aquí.

  

 

Briony 

, , , ,

  1. “Un profeta” « Tierra de CINÉfagos
  2. Oscar 2010 – Lista de nominados « Tierra de CINÉfagos
  3. Estrenos de la Semana – 26-2-2010 – Nos llega lo último de Peter Jackson: “The lovely bones” « Tierra de CINÉfagos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: