¿Siguen teniendo tirón los actores o actrices a la hora de llevarnos al cine?

 

Que un actor o actriz atraiga a las masas no es algo nuevo, ni mucho menos. Tendríamos que remontarnos a los inicios del cine. Incluso al cine mudo. Cuando los productores (todavía tanteando lo que le gustaba a la concurrencia) se dieron cuenta de que el público iba a ver la película si su actor preferido estaba en ella.

En aquellos tiempos Rodolfo Valentino (aunque hubo una actriz que impuso eso con anterioridad) levantaba  pasiones desenfrenadas entre la población femenina. Realmente daba igual la historia, su mera presencia bastaba para llenar las salas. Un caso similar lo podríamos encontrar en la saga Crepúsculo (odio mencionarla, pero el ejemplo viene que ni pintado). Donde realmente los comentarios que solemos leer suelen hablar más bien poco de la historia vampírica, si no más bien de sus protagonistas. De lo buenorros que estan y otros adjetivos que no me atrevo a escribir. Pero habría que ver si tales actores (por llamarlos de alguna manera) levantaran las mismas pasiones fuera de dicha saga. Cosa que dudo.

Todos nosotros podemos tener nuestros actores favoritos, aquellos que en un momento dado nos “obligue” a ver tal o cual película. Pero en tiempos de crisis ya se ha dado un toque de atención en cuanto a los salarios que cobran las estrellas. Y es que hay pocos, muy pocos, que el ser cabeza de cartel signifique un seguro en cuanto a ganancias. Ahora mismo me vienen a la cabeza ejemplos contrarios. Donde Nicole Kidman es “veneno” para cualquier producción que se precie. Tiene su Óscar. Ha hecho papeles buenísimos (Los Otros, Resurrección -película olvidada pero excelente-, etc). Pero contratarla esperando dividendos es algo que no puede esperar el productor de turno. Otros como Tom Cruise (probablemente por su vida privada entre otras cosas) ha visto surgir fisuras en su poderío a la hora de arrastrar a sus seguidores.

Pero siempre hay actores que son un seguro a la hora de actuar. Sea por su versatilidad o simplemente porque han llegado hondo en el espectador. Tom Hanks sería uno de ellos (aunque tengo que obviar lo que ví en las dos películas que se basaron en novelas de Dan Brown), mientras que Johnny Deep (camaleónico donde los haya) puede ser criticado por muchas cosas, pero no precisamente por repetir papeles (algo que le pasó a Harrison Ford y le pasó factura). Ejem, excepto haciendo de Jack Sparrow que conste.

En la actualidad, tal y como lo veo, los actores y actrices han perdido fuelle respecto a los directores. Sí, tienen su legión de seguidores que seguirán yendo al cine y pagando la entrada de rigor, pero no son los que consiguen que una película triunfe en cuanto al aspecto monetario se refiere. Sin embargo, los que dirigen las películas parece que se han impuesto y sí que pueden llegar a llenar los cines. En cierta manera hay algo de lógica en todo ello. Y es que la película, por muy bien que trabaje el actor principal, depende de muchos factores. Un director eficiente y que deje un buen sabor de boca con sus películas, puede ofrecer una historia que sea del agrado y que apetezca volver a ver un trabajo suyo. Los actores o actrices irán pasando, pero él seguirá ahí dirigiendo el cotarro. Pero no nos vamos a engañar, los altibajos no son exclusivos de los intérpretes, si no que el capitán del barco tambien puede sufrirlos. Nadie es perfecto ni puede evitar tener una oveja negra en su perfecto, o cuasi perfecto, rebaño.

¿Cuales son los actores/ actrices que os llevan de la mano al cine? ¿Son ellos u os guiais por un género concreto? ¿O será por el director de turno? ¿Está de capa caída el cabeza de cartel debido a que no son tan buenos como los de antes? Muchas preguntas, pero sólo vosotros podéis tener las respuestas. El que escribe estas líneas espera esa ayudita por vuestra parte.

, , ,

  1. #1 por aguilar el 24 diciembre, 2009 - 10:33

    Si hay un actor que durante una larga temporada logró arrastrarme al cine fue Steven Seagal, tan de capa caída ahora: sus películas de acción me llevaban al cine como a una especie de peregrinación religiosa. Van Damme también lograba que acudiese al cine con bastante frecuencia.
    Leslie Nielsen, Steve Martin y Eddie Murphy, en la época en que hacían comedias más o menos competentes, también lograban llamar mi atención y que me personase en el cine..
    Pero me temo que soy más de cine de director que de actor.

    • #2 por Snake el 24 diciembre, 2009 - 16:30

      Es una pena que los fans de Seagal y Van Damme hayan tenido que conformarse con que sus películas hayan sido pasto de videoclub desde hace tiempo. Aunque no es menos cierto que sus películas bajaron enteros en cuanto a calidad se refiere. De Seagal tengo curiosidad por una peli que hizo en la cual se enfrentaba contra vampiros. A ver si algún día la veo y me quito esa pequeña espinita 😛

      • #3 por aguilar el 1 febrero, 2010 - 13:54

        Supongo que te refieres a “Cazadores de sangre”, porque la de “Equipo de ataque” era contra mutantes (alienígenas en la versión inicial): creo que ambos comentamos sobre esa película en un post de PJT en otro blog.
        “Cazadores de sangre” es mala, muy mala, realmente mala: Steven Seagal apenas hace algo en la película, sólo se dedica a mirar con cara imperturbable a todos y a hacer amagos de golpes de vez en cuando. ¡De lo peor que he visto en la filmografía de este hombre! :S

  2. #4 por ZachTriunff el 24 diciembre, 2009 - 16:53

    Hace unos años realicé una pequeña encuesta sobre este tema para la universidad. Estos son los resultados;

    PREGUNTA 1
    ¿Cuál es el factor más importante para ir al cine?

    Director -26,6%
    Actores – 66,6%
    Otros (guionista, trailer…) – 0,6 %

    Actores, directores, guionistas… ¿quiénes son los más relevantes?
    Es una cuestión mucha más antigua que el propio cine. Varios siglos antes le preguntaban lo mismo a William Shakespeare o a Aristóteles. Preguntar eso es más o menos como plantear el problema sobre qué fue primero, ¿huevo o gallina?, o quién es más importante para concebir a un niño ¿hombre o mujer?

    El buen cine de ficción puede hacerse sin actores (dibujos animados sin ninguna conversacion), sin director (dirigen los actores), sin guión (improvisación ante la cámara) o sin productor. Por ejemplo, hay actores que se convierten en directores i viceversa, los actores y directores que son sus propios guionistas y productores; guionistas, productores (que son los menos atrayentes para el gran público), o incluso críticos de cine. Los nombres de Chaplin, Redford, Polanski, Truffaut o Eastwood lo confirman sobradamente.

  3. #5 por josema el 24 diciembre, 2009 - 18:37

    me encanta el cine pero el cine de ahora no me llama la atención, por lo que suelo ir al cine cuando salen peliculas que me atraen en el trailer como avatar o furia de titanes(peliculas que cuestan un paston y impresionan haciendote pasar un buen rato), Si nos referimos a actoris, o directores, considerando como está ahora el panorama ..cuando sale una de eastwood, mel gibson o stallone… al resto no les doy importancia vamos que espero que salgan a videoclub antes de salir de mi casa para ir a ver respectivamente una pelicula, Gran torino, me lleve una semana con las entradas anticipadas, The expendables , estoy todos los dias en foros mirando nuevas imagenes….
    porque son peliculas que no te cansas de ver a eastwood por ejemplo “hechando cojones” o a stallone metiendo tiros, peliculas que no te cansas de ver… respecto a los actores de ahora .. pff aceptan cualquier papel y si su carrera se va al carajo se retiran…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: