Escuchando Bandas Sonoras – “Tiburón”

John Williams ya era sobradamente conocido en el mundo del cine, cuando en 1975 el todavía novel Steven Spielberg lo reclamó por segunda vez (la primera fue para el título con el que debutaría en la pantalla grande como director: “The Sugarland Express- 1974”) para poner música a las escenas de un proyecto basado en un betseller escrito por Peter Benchley, titulado “Tiburón”.

Williams, que había obtenido su primera nominación a los premios Óscar por la banda sonora de la película “El valle de las muñecas”, de 1967, y lo había conseguido en 1971 por “El violinista en el el tejado”en la categoría de mejor música adaptada, contando también en su haber con bandas sonoras como las de “Como robar un millón y…” (1966) de William Wyler, y “La aventura del Poseidón” (1972), realizó una creación para la impactante historia del gran escualo asesino de hombres, que ha quedado incluida entre los mitos del cine, al igual que la película.

Si el film comienza con los escarceos nocturnos a la orilla del mar, de una pareja que se separa de un grupo que celebra una fiesta en la playa, para el espectador, realmente comienza cuando, al introducirse la mujer en el agua, los primeros acordes compuestos por Williams para esa escena, marcan a ritmo lento la presencia de algo en el mar. Un algo que ni la bañista, ni los espectadores podemos ver, pero que los que nos encontramos en la butaca adivinamos peligroso conforme ese ritmo se acelera…

Pocas veces un tema acompaña a las imágenes con tanta fuerza, y comparte con ellas protagonismo, como en este comienzo de “Tiburón”.

El tema principal va apareciendo a los largo de toda la película con otras variaciones, pero no hay que dejar de lado las otras composiciones que arropan el resto de las secuencias, pues mucho más relajada y festiva, suena la música que marca el despertar de Amity, el pueblecito costero en el que se va a desarrollar la trama, como corresponde a un lugar de veraneo, así como la compuesta para otros momentos en los que el tiburón no es el protagonista.

Casi 35 años han pasado desde que Williams creo esta banda sonora (después vendrían muchas otras, y gran cantidad de ellas, colaborando con Spielberg) que siempre merece la pena volver a escuchar.

Y si la música lo merece (por la que su compositor consiguió su segundo Oscar), la película, que marcó un hito relanzando un particular cine de terror, y fue patrón a seguir para muchos otros films posteriores,  también hay que volver a verla de vez en cuando. Nunca nos aburrirá, aunque tengamos sabido su argumento.

Recordadlas por ahora, a través de estos videos vistos en Youtube.

Swanson 

, , ,

  1. #1 por Karelia el 2 noviembre, 2009 - 22:25

    Williams será siempre un maestro, todo el mundo asociamos determinadas notas a escenas en particular, que no podrán borrar de nuestros recuerdos ningún tipo de remake.

  2. #2 por Peter Parker el 3 noviembre, 2009 - 10:15

    Genial! Una banda sonora inolvidable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: