‘Guía del autoestopista galáctico’ – ¡Joder! ¡Que no cunda el pánico!

‘Guía del autoestopista galáctico’ está basada en una radiocomedia creada por el inglés Douglas Adams en 1978. A esta radiocomedia le siguió una serie de libros del mismo autor que componen una “trilogía” en cinco partes. Posteriormente se realizó una serie de televisión con el mismo argumento (y hasta se creó un videojuego). Pasaron muchos años desde que se concibió la idea de filmar una película pero, tras diversos aplazamientos e infinidad de esfuerzos por parte de la industria y tras la muerte de Douglas Adams en 2001, se llevó por fin a cabo la difícil empresa, un cuarto de siglo después de que el libro en el que se basa la película se publicara (el primero de la saga).

El film comienza de forma trepidante y original pero antes de que pasen unos minutos empieza a parecer estúpido y superficial debido, únicamente, a la banda sonora. Es una música prefabricada e infantil, sin ningún propósito artístico sino más bien narrativo, que intenta dar continuidad alegre a la película y controlar nuestros saltos emocionales, pero crea el efecto contrario al tratarnos como idiotas. Cuesta tomarse en serio cada una de las escenas en las que aparece esa música, típica de películas como ‘Beethoven, uno más de la familia’, ‘Daniel el travieso’, ‘Mentiroso compulsivo’ o ‘Dr. Dolittle’. Sabiendo desde el principio pues que la película va a acabar resultando pésima si se le sigue dando importancia a esa aberración, hay que intentar hacer un ejercicio de abstracción y procurar centrarse en los otros puntos relevantes de la película.

La historia parece interesante desde el primer momento, con un planteamiento fresco y divertido. El personaje principal, Arthur Dent (interpretado por el hilarante Martin Freeman), aporta un punto de partida creativo y nos hace disfrutar de la “absurda” historia que abre la película. Así, simplemente, nos dejamos llevar por su atípica personalidad y la de su compañero de reparto (y de fatigas) Mos Def. La presentación de estos dos personajes es fabulosa, a los que se les suman la actriz Zooey Deschanel (con la que el protagonista comienza una interesante historia de desamor), y el “villano” rey del universo Zaphod Beeblebrox, encarnado por Sam Rockwell.

A lo largo de la historia el protagonista pierde fuerza y no es capad de soportar todo el peso argumental, lo que hace que cada dos por tres nos movamos por la mente de los demás personajes. La historia de desamor y amor reconciliado entre el protagonista y la chica se hace, con el paso del tiempo, superficial e infumable (seguramente debido al fallido intento de resumir en muy poco tiempo toda la historia del libro). El personaje del amigo del protagonista se desentiende por completo del sentido de la historia y se limita únicamente a hacer gracias que de vez en cuando provocan una sonrisa. El personaje Zaphod Beeblebrox es el más llamativo; su personalidad es deslumbrante y sus aventuras son las que realmente sorprenden, aunque inexplicablemente la interpretación de Sam Rockwell (actor con notables interpretaciones en, por ejemplo, ‘La Milla Verde’ o ‘Asfixia’, y descomunal en la obra maestra ‘Moon’ de Duncan Jones) es de lo más vergonzoso que he visto en muchos años. El personaje está escrito de forma inteligente y provocativa pero Rockwell confunde esa provocación con la estupidez y hace que creamos que Zaphod Beeblebrox es el ser más imbécil del universo (a pesar de que sus diálogos son los más inteligentes del film).

Por otro lado, lo que más llama la atención es la inclusión de nuevos personajes y universos mágicos y creativos, que conducen la película hasta el calificativo de muy interesante. El robot depresivo, los institucionales Vogones, la máquina que calcula el sentido de la vida, el rey John Malcovich, el creador de la tierra, los ratones pandimensionales, etc..

Por supuesto, no llega a ser un producto Miyazaky o Terry Guilliam pero al menos intenta alejarse de la típica estética hollywoodiense.

El intento de condensar todo el libro en una hora y media, dejando las partes más importantes sin modificar, hacen del guión una carga a la hora de plantear la película. Sería conveniente narrar ciertas cosas con más profundidad y prescindir de otras que no da tiempo para explicar. En otro orden de cosas, del mismo modo que Kubrick cambió el personaje principal del libro ‘El Resplandor’ para darle un toque más psico-terrorífico a su película, ‘Guía del autoestopista galáctico’ ganaría mucho si se cambiase el personaje principal por el que interpreta Sam Rockwell, con un punto de vista más transgresor y adulto. La visión general pasaría de ser vulgar y perdedora a ser sagaz y agresiva. Además, el enfoque cómico que tiene la película (remarcando y explicando constantemente cada chiste como si el espectador fuese estúpido) podría pasar a contarse de forma dramática (ciencia-ficción melodramática) simulando el tono de ‘American Beauty’ o de ‘El club de la lucha’. Es más, el tono irónico y sarcástico del argumento (y no de ese despropósito de guión) deja a la dirección de Garth Jennings (amigo íntimo de Edgar Wright) en un lugar vergonzoso. Es como si argumento-dirección fuesen por caminos opuestos. Un intento por acercar la película a un target inferior al que realmente le corresponde.

Guía del autopista es, en conclusión, una película que quiere contar muchas cosas pero que no tiene ningún hilo conductor convincente para hacerlo. Sin embargo, esas cosas que quiere contar, de origen crítico y racional, son las que valen la pena y las que acaban perdurando en nuestra memoria. Por lo tanto, podemos considerar que la esencia de la obra de Douglas Adams se mantiene, de una forma u otra, y, aunque esta película no está a la altura de tan altas expectativas, vale la pena.

Escrito por:

 

Zach Triunff

  1. #1 por Peter Parker el 24 septiembre, 2009 - 10:25

    Me he leído todos los libros de la saga (con los que me partí de risa) y la peli, aunque me gusta, no deja de darme la sensación de que le falta algo, y le sobran bastantes cosas.

  2. #2 por Snake el 24 septiembre, 2009 - 10:27

    Empecé a verla hace un tiempo. Pero entre unas cosas y otras no la terminé. En breves la veré desde el principio.

  3. #3 por Minos el 24 septiembre, 2009 - 11:22

    gracias por recordarme esta peli. Vere si me hago con ella. A pesar de que la reseña me dio a entender que fue un producto que no terminó de cuajar del todo, se ve interesante.

  4. #4 por ipanonima el 24 septiembre, 2009 - 11:34

    pues yo tengo curiosidad por esto. aunque quizá la peli no sea muy buena, pero, ¿Qué podemos esperar de un libro que se anuncia como “una trilogía en cinco partes”?

  5. #5 por Karelia el 25 septiembre, 2009 - 21:45

    Con lo facil que es decir saga!!!!!!

    Esta la tengo pendiente desde hace mucho, si hasta la tengo en casa, pero la falta de tiempo…….. a ver si la acabo viendo, pero ya será para dentro de unas semanas.

  1. ‘Guía del Autoestopista Galáctico’ « Tierra de CINÉfagos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: