“El guateque” – Una espléndida comedia atemporal

El guateque (5) por ti.

Por circunstancias que no vienen al caso, ayer revisé nuevamente una de esas comedias que resisten muy bien el paso del tiempo: “El guateque” (1968) dirigida por Blake Edwards y protagonizada por el genial Peter Sellers. De todos es sabido que ambos artistas unieron sus talentos en la prolífica saga dedicada a la Pantera Rosa, siendo la película que nos ocupa la única que rodaron sin que Sellers interpretara al Inspector Clouseau.

Hrundi V. Bakshi (Peter Sellers) es un torpe actor hindú que acaba de echar a perder la costosísima última escena de la cinta que está rodando en el desierto. La casualidad hace que, por error, sea invitado a una fiesta en casa del productor de dicha película y allí Hrundi desplegará todo un muestrario de hilarantes torpezas convirtiendo ese “guateque” en un verdadero caos.

Por su puesta en escena minimalista-vanguardista (a pesar de que el 90% de la película transcurre en el espacio cerrado de la fiesta su ritmo es impecable) y por su casi total ausencia de diálogos, “El guateque” nos recuerda a algunas de las fantásticas cintas del siempre añorado Jacques Tati y su Monsieur Hulot, puesto que Edwards basa su fuerza en el gag visual. Parece ser, además, que “El guateque” se realizó a partir de un pequeño esbozo de 56 páginas y las sucesivas escenas se rodaron por orden y de modo más que improvisado siempre teniendo en cuenta a la anterior.

El guateque (2) por ti.

Peter Sellers está realmente soberbio (y comedido) dando vida a un hindú totalmente fuera de lugar rodeado de algunos personajes casi tan estrafalarios como él: la actriz borracha que ha acudido junto con su representante en busca de una oportunidad; el actor especializado en westerns que pretende ligar con una italiana a la que apenas entiende; la reivindicativa hija del matrimonio anfitrión que se presenta en casa con un elefante o el camarero (genial Steve Franken) que a fuerza de beberse las copas que los invitados rechazan termina con un alto índice de alcohol en sangre.

Inolvidables son algunas escenas que jalonan la citada producción: el soldado moribundo que no deja de tocar la trompeta; el estropicio en el baño con inundación añadida; un zapato perdido que termina sobre una bandeja de canapés; el panel de mandos que provoca más de un estropicio; el pollo “volador” decorando la peluca de una de las invitadas o la espuma inundándolo todo.

El guateque (6) por ti.

Junto al Sellers aparece Claudine Longet una cantante bastante conocida en los años 60 (interpreta una de las canciones del film) que abandonó su carrera tras ser absuelta del asesinato del esquiador olímpico Vladimir Sabich con el que mantenía una relación sentimental.

La BSO corre (cómo no) a cargo de Henry Mancini cuyas notas de lo más psicodélicas concuerdan perfectamente con el ambiente por el que deambulan Hrundi y sus calamidades.

Aquí os dejo con una de las desternillantes escenas que han convertido a “El guateque” en una comedia inolvidable.

Para ver la ficha de la película, pincha aquí

Briony 

, , , , ,

  1. #1 por aguilar el 1 junio, 2009 - 13:52

    Una comedia genial desde la primera hasta la última escena, plagada de gags hilarantes y de un sentido del humor siempre eficaz.
    Sin lugar a dudas, una película recomendable para aquellos que sepan valorar aun el cine clásico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: