Héroes de acción de tercera edad parte 2: la edad de oro de la testosterona.

Conan

En la primera parte del post, conocimos a unos jóvenes que si bien no esperaban triunfar en taquilla y convertirse en iconos de una generación, iban abriéndose camino en ese mundillo de las artes marciales y el cine. Alguno de ellos ya era famoso, otro simplemente un crío con cinturón negro, Rocky pegó golpes a rodabrazo por tercera vez contra M.A. Barracus, pero llegó el boom de las películas de acción como ya no se hacen y hoy vamos a asistir a los bautismos de fuego de estas estrellas.  Antes de nada quiero aclarar una cosa, y es que hay tal cantidad de películas de acción en esta década que es muy dificil mencionarlas todas. Por eso voy a dejar a un lado La jungla de cristal (¿Cómo???) y Arma letal (¿Pero qué está diciendo este???) Pero no os preocupéis que de esas pelis se hablará y mucho.  ya dije que iba a centrarme en los actores mencionados en el anterior post porque me parecen los más clásicos, o para que me entendáis, John McClane usa pantalla azul para las escenas de acción y los otros no. Así que empezamos, y  desde el final de la carretera, distinguimos la silueta de un militar condecorado en la guerra de Vietnam que se dirige a ver a un antiguo compañero.

John Rambo

Stallone adaptaba en esa ocasión una novela titulada First Blood, de David Morrell que contaba el regreso a casa del soldado John Rambo, incapaz de adaptarse a la vida normal y despreciado por su aspecto. Lleva greñas y va por ahí con un cuchillo militar, de modo que el sheriff de un pequeño pueblo se fija en él y decide detenerlo. Ordena que le limpien y le afeiten, tratándole con excesiva rudeza, por lo que Rambo se ve golpeado por los recuerdos de sus torturas en Vietnam y estalla, golpea a los agentes, sale a la calle y roba una motocicleta para perderse en el bosque que rodea al pueblo, mientras las fuerzas locales le persiguen con helicópteros y perros, sin saber a lo que se enfrentan, porque no es simplemente un soldado, “sino un experto en la lucha de guerrillas, experto con armas de fuego, con el cuchillo, con sus propias manos, un hombre que está entrenado a ignorar el dolor, las condiciones climatológicas, vivir de lo que da la tierra, comer cosas que harían vomitar a una cabra. En Vietnam la misión de hombres como él era matar, ¡Punto! Matar o morir… y Rambo era el mejor.”

Si bien la película es bastante diferente al libro, (Donde Rambo es una mala bestia que mata a sangre fría a los agentes y que muere al final) contiene un gran mensaje que pocas personas entienden, catálogándola como peli de acción y punto, cuando realmente merece una lectura a fondo dejando los prejuicios aparte.

Rambo tuvo un directo competidor ese año, que también adaptaba los relatos fantásticos del escritor Robert E Howard, con el guerrero Conan como figura central. El Mister Olympia Arnold Schwarzenegger ponía cara y, sobre todo, músculos al héroe rolero por excelencia en un trabajo que se rodó en España (Conan propiciaría una horrible secuela). Estos dos tipos copaban los carteles de los cines mientras la película “Nunca digas nunca jamás” de la saga Bond contaba con un coordinador de luchas llamado Steven Seagal. Van Damme en ese periodo ha conseguido títulos que le animan a abrir un gimnasio llegando a cobrar la cantidad de quince mil dólares al mes. Sin embargo, cuando Rambo llega a las pantallas, ha abandonado esa vida y vive dentro de un coche en California. Su deseo, como ya te lo puedes imaginar: el cine.

Y en 1984, un director que acabó al borde del colapso nervioso gracias a un film de serie B (y la cárcel, por colarse por las noches en el estudio para arreglar lo que el director estaba perpetrando) ha escrito la historia de Terminator. Máquinas del futuro, John Connor, ya sabéis de lo que hablo, la música hecha a base de golpes de sartén y en la que de momento poca gente ha puesto el ojo. El director, James “soy el rey del mundo” Cameron,  tiene concertada una cena con el actor de Conan, y a pesar de que el director está convencido de que no le va a dar una oportunidad, resulta perfecto para el papel. Sin embargo hay un “pero”, en un principio estaba pensado que Arnold encarnase al protector del futuro, y Michael Biehn se encargase de interpretar a la máquina asesina. Pero Chuache quiso encargarse del Terminator. Este hecho ya era un antecedente para el cine del Siglo XXI, el tipo musculado es el malo y el pequeño y frágil el héroe. Arnold daba más fuerza a la máquina, más robustez, sólo hay que rememorar la escena en que los rayos azules anuncian la llegada del Terminator a 1984.

Este film fue un éxito y dejó imágenes para la posteridad que animaron a estudiantes de todo el mundo a aprender efectos especiales. El ojo biónico de Chuarche, el esqueleto caminando por el pasillo de la fábrica, sí, cojo, pero no muerto. Arrastrándose cuando está partido por la mitad, pasando sobre el cadáver de Kyle Reese para cumplir su misión  brrrrr…

Así que mientras los nombres de Stallone y Schwarzenegger se unen para siempre en la memoria colectiva, Van Damme le agarra el paquete a un tipo en un descapotable en la película Monaco Forever, en la que es su primera aparición y hace de gay luchador en una escena cómica.  Como sé que alguno no se lo creerá, podéis verlo AQUÍ.

Regresamos con el primero de todos, el Karateka peludo que va por libre Chuck Norris y su “Desaparecido en combate”. Un título dedicado al hermano de Chuck, que falleció en la guerra de Vietnam. Dejando al lado que la película es un “Rambo” a lo cutre, en el que el mejor Ranger de todos (ríete tú de los “Power”)  buscará a unos soldados desaparecidos, pertenece a ese grupo de films que de vez en cuando echan por la tele y te quedas a verlo. Este hombre no se ha caracterizado por grandes reflexiones morales en sus trabajos y podemos permitirnos disfrutar con algunos momentos memorables. (que sean buenos o frikis lo dejo a vuestra elección).

Y nos plantamos en el 85. Ya queda menos. Como dije antes, Termi y Rambo están unidos, y es porque este año se presenta Rambo: Acorralado parte 2. Escrita a pachas entre James Cameron y Stallone, el primero se encargó de la acción y el segundo de la parte política. (¿Sorprendido? Ya he dicho que Stallone tiene cerebro) esta película decepcionó a algunos y a otros les encanta. A mí sinceramente me gusta más el planteamiento de la primera parte, pero bueno, nunca está de más una peli entretenida y punto. Pero por si fuera poco, Stallone arremete de nuevo con Rocky, 4, e introducimos a un hombre con el que seré breve pero que es para dedicarle un post a él solito: Dolph Lund… Lundg… Iván Drago. Rubio, tochote, que le partió la cara a Stallone durante el rodaje de las escenas de lucha, es un tipo musculoso y el típico que en sus películas le gusta aparentar que conoce todo sobre Japón: come con palillos, habla japonés, su casa no tiene muebles, etc etc. Rocky 4 hablaba de un enfrentamiento entre los Estados Unidos y la Unión Soviética, era una peli más sobre la guerra fría donde los rusos son muy malos muy malos en la que, por supuesto, ganan los yankis. Aquí la saga se precipita en el vacío que dejaba entrever la tercera parte.

Y mientras tanto, Chuarche saca Commando, peli sensible donde las haya porque trata de las ganas del protagonista John Matrix de rescatar a su hija… salpicándole de unas quinientas muertes, sí, pero qué más da.

Norris realiza una secuela de “Desaparecido en combate”. En este punto de la historia universal, Steven Seagal se divorcia y contrae matrimonio con otra mujer, mientras que en nuestras retinas se queda una de las míticas imágenes de Van Damme, con las piernas abiertas en un ring de boxeo. Se trata de “Retroceder nunca, rendirse jamás”, frase acuñada al maestro Bruce Lee. Y es que este hombre es y será siempre una fuente de inspiración y pasta fácil de la que ya hablaré en otro post. Me limitaré a decir que en esta “fantástica” película, un chico idéntico al hijo de Bruce, es un flipadín por el Jeet Kune Do, y quiere ser como su gran ídolo. Así que un día se le aparece el fantasma… que sí, que sí, que sigas leyendo… repito, el fantasma de Bruce Lee, y le enseña a luchar contra el cabroncete de Van Damme, que es un tipo muy malo aliado con unos mafiosos que chantajeaban a su padre.

 

1987. Y aquí entra en escena un tipo serio, callado, con músculos y que a este paso poseerá una filmografía interminable en la que siempre hace lo mismo con idénticos resultados. ¿Entra Steven Seagal de una vez? No, me estoy refiriendo a… Predator. Pues sí, adolescentes del mundo que pagáis por ver esa bazofia que es AVP. La primera película de Depredador fue protagonizada por Arnold Schwarzenneger, y ¿En quién creéis que pensaron en un momento para que se pusiera el traje de alien rastafari? En Van Damme, os dije que todos iban de la mano. La película es considerada como de las mejores de Chuarche, una peli de monstruos en la que el bicho tarda en salir porque cuando la rodaron no llegó el muñequito hasta muy tarde y resultó ser una basura (os recomiendo los extras del DVD para reíros un rato). Así que el director cogió un avión para quejarse y se encontró al lado de un tipo al que le contó, para ser francos, la mier… que la habían dado. y aquella conversación fue lo mejor que le pudo pasar a ese filme, porque el paño de lágrimas que había en el asiento del avión no era otro que James Cameron, (El equipo A de los cineastas). En un folio le hizo un par de bocetos y de ahí salió la criatura frentuda y con dientes naciendo desde posiciones extrañas, armado con un gran arsenal y al que mejor le definiré como hizo Arnold en una frase de la película: ¿Qué diablos eres, hijo de Satanás?

Predator 1

También vinieron Perseguido, adaptando una novela de Stephen King (Buzshaw yyyyy DINAMO!!!!!) bastante entretenida, Danko: calor rojo, Másters del Universo (de Lundgren) una enorme decepción porque esperé cinco años para verla y se me quedó cara de idiota.  Cobra, Rambo 3 (matando más y mejor) Delta Force (de Chuck Norris) Desaparecido en combate 3 (Planteémonos que los remakes y secuelas no son algo del presente), Los gemelos golpean dos veces, un intento de comedia de manos de Chuarche, a lo que Stallone y Kurt Russell responden con Tango y Cash (si tuviera que hablar de TODOS los actores… no acabaría nunca 😦 )Contacto sangriento y Cyborg, nacida del fracaso de Masters del Universo. Como el guión de la segunda parte ya estaba escrito, fue reciclado para Van Damme.

Y llega el momento que todos estabais esperando, estamos en 1988, se ha vuelto a divorciar, va a enseñar al mundo cómo el Aikido te permite romper cuellos y mantener los músculos faciales rígidos. Es el único, el grande, el inigualable…

Steven, el chef asesino.

(Me preguntaréis si no había ota foto de Steven Seagal. Pues sí, una abrazando a un panda,peeeeero… )

Seagal irrumpe en nuestras vidas, en las que nada será igual a partir de entonces, con Por encima de la ley. Aquí hace un buen trabajo, o quizá no estábamos saturados de él. Comparte planos con Sharon Stone y se encarga de dirigir y coreografiar las escenas de lucha. Usa bolas de billar envueltas en pañuelos y haciendo de policía al que le piden “el arma y la placa”, se convertirá de la noche a la mañana una estrella que tiene numerosos detractores, pero también los más fervientes admiradores, me refiero a aquellos que lloraron (lo he visto) con Decisión crítica. Pero un momento, esa es una peli de los noventa, y os hablaré de ella en la tercera parte de este superficial paseo por sus vidas. Porque los noventa es un punto de inflexión en sus vidas, que empezaron bien pero les precipitaron hacia las drogas, los fracasos y los subproductos.

Aunque de momento lo dejaremos aquí, porque en 1991…

HE IS BACK

Terminator 2

 

Fdo: IP Anónima  

, , , , , , , , , , ,

  1. #1 por Swanson el 30 mayo, 2009 - 17:16

    Como en la primera parte, un ameno planteamiento salpicado de los toques justos de humor, para contarnos los principios de estos “chicos de oro”. Espero con impaciencia la tercera entrega 🙂

    Y ya que viene a cuento: Ayer, por casualidad, vi a Stallone en una película de sus principios; ejerciendo de carterista, y marcándose una carrera de obstáculos perseguido por el protagonista, Jack Lemmon. Se trataba de “El prisionero de la segunda avenida”, de 1975. Su sexta película, según Imdb, y también una de las primeras en las que apareció en los títulos de crédito. Aún le faltaba un añito para meterse en los guantes de Rocky.

    Saludos

    • #2 por ipanonima el 30 mayo, 2009 - 18:09

      Es curioso, porque Stallone escribió un libro (que tiene un conocido mío guardado como si fuera el arca de la alianza) llamado Hell’s Kitchen, que también trataba de carteristas y gente que se hacía pasar por lisiada para mendigar por las calles. Siempre se le ha visto mezclado con ese estilo, los bajos fondos, etc. Pero cierto es también que en un cásting, su cara es perfecta para maleantes. Me alegro de que te haya gustado Swanson. Lo que más me sorprendió de hacer el post fue la primera intervención de Van Damme.

      ps: a ver si aprendo rápido a manejar el modo de subir entradas…

  2. #3 por Swanson el 30 mayo, 2009 - 23:00

    ¿Le influiría ese pequeño papel para escribir luego el libro?

    “a ver si aprendo rápido a manejar el modo de subir entradas…”

    En nada será pan comido. Sólo es cuestión de práctica. Aunque dependiendo de lo que metas, ya verás que lleva tiempo.

  3. #4 por Kiltro el 31 mayo, 2009 - 03:10

    Fantástico post!

    Será una trilogía?

    ..En la que todas las partes son buenas.

    Felicitaciones.

    • #5 por ipanonima el 31 mayo, 2009 - 16:42

      Pues no sé cuántos serán,Kiltro. voy a década por post, pero creo que serán 3.
      Te lo diré cuando llegue a la parte en la que Steven Seagal lucha contra los vampiros ¬¬

  4. #6 por Karelia el 31 mayo, 2009 - 12:03

    Estupendo post IP.

    No esta de mas saber como todos estos “mitos” de la historia del cine convergieron en algunos puntos de su carrera.

    Espero impaciente la tercera parte.

    Por cierto, lo de Van Damme, buenísimo, lo que me he podido reir con el video.

  5. #7 por CINEXIN el 1 junio, 2009 - 06:48

    jajaj pillín Van dama!!!!!!

    Quizás las primeras películas de mamporros fueran las de Bud Spencer y Terence Hill eran cutres y casposas pero había mamporrros a cascoporro. Estaba el guapito de cara Hill y la bestia golpeadora Spencer.

  6. #8 por Nosedecine el 2 junio, 2009 - 16:08

    Muy buena segunda parte y muy completa, pero hay algo que me desconcierta, se menciona pero no se habla de la mejor, he dicho mejor? de la mejor película de tipos duros que jamás ha parido nadie y se desarrolló en el fabuloso cerebro de Stallone.

    Cobra (suspiro) sin lugar a dudas la más completa por guión y escenas de acción urbana. No había que irse a una selva para buscar una auténtica guerra. Una de las películas con más frases lapidarias por minuto y que más han sido referenciadas en otras, y no me refiero solo a nuestro Torrente.

    De un bizarreo inaudito es obligatorio verla con los colegas al menos una vez al año, cuanto más borrachos mejor.

    Salvo eso, el compendio de películas es perfecto y esperamos ansiosamente un resumen de una década con menos laca en el pelo y pantalones con el talle más bajo.

    Saludos!

    • #9 por ipanonima el 2 junio, 2009 - 16:22

      ¿No he mencionado Cobra? MAL!!! MAL!!!! (Pegándome a mí mismo con un periódico enrollado) Fíjate, esa peli no la he visto desde hace años, pero hace poco se rumoreaba que Stallone quería sacar una segunda parte. Creo que finalmente lo desechó para trabajar en The Expendables. También me he saltado algunas películas de cada uno, pero es que cuando echas mano de IMDB te das cuenta de que trabajaban demasiado, maldita sea. Y se me habrá pasado.
      sorry, MAL, MAL.

  7. #10 por Psycho Tröpico el 16 junio, 2009 - 15:46

    Muy buen artículo; hace tiempo que visito esta página, aunque nunca he comentado.

    Sólo una puntualización: en Terminator 1 quien iba a interpretar al T-800 originalmente era Lance Henrikssen, no Michael Biehn, por lo que a modo de compensación su amigo James Cameron le dio el papel del androide Bishop en Aliens.

    Salvo esta chorrada, un artículo muy completo y esclarecedor (sin ir más lejos, he descubierto que Sly tiene cerebro… 😛 ).

    Un saludo, ya estoy esperando la tercera parte (TODO lo bueno de la vida se sirve en trilogías).

  8. #11 por Snake el 16 junio, 2009 - 15:52

    Un buen apunte el que has dejado Psycho Tröpico. Desconocía que Lance podía haber sido el famoso ciborg. Por otra parte, tambien tuvo un pequeño papel en la película que nos ocupa. Aunque mucha gente no lo recuerde.

    Que pena que actores como Michael Biehn hayan sido tan desaprovechados 😦

  9. #12 por Fusfreern el 19 junio, 2009 - 04:04

    Thanks much for post. It is really imformative read.
    I really like to browse cinefagos.wordpress.com.

    denver teeth whitening

  10. #13 por Carlos el 15 febrero, 2010 - 10:23

    ¡Excelente Post!

    Lo descubrí por el blog Cine9009 y es realmente una agradable sorpresa encontrar un análisis tan ameno de los héroes de acción de antaño.

  11. #14 por Jal-9000 el 18 marzo, 2010 - 09:42

    Yo crecí con todos estos fulanos… pero he echado de menos a uno que me encantaba… Michael Dudikoff y sus American Ninja… (Ninja con J, en español… como en la primera película… ninJa…) xDDDD

  12. #15 por JADEN el 3 mayo, 2010 - 21:01

    lastima, extraño esta epoca, pero el unico que puede volverla a al vida podria ser John Cena.

  1. -Los Mercenarios (The Expendables)- El problema del cine de acción. « Tierra de CINÉfagos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: