Análisis de Trilogías y Sagas: ‘TERMINATOR’

Se mire por donde se mire, James Cameron es un genio. Este tipo tan sonriente lo mismo te hunde el Titanic, que te hace un documental sobre la tumba de Jesucristo, que convierte a Chuarche en un robot asesino del futuro. Si bien es un director que no se prodiga demasiado, siempre nos ha sorprendido y ha dado esperanza a aquellos que ya veíamos un panorama fílmico bastante negro. Dentro de poco Batman dejará a un lado su traje negro para luchar contra máquinas postapocalípticas en Terminator Salvation, un proyecto que ha cambiado muchas veces de nombre porque a los productores últimamente no les gusta poner números detrás de los títulos, no sea que te creas que no tienen ideas y que tratan de venderte lo mismo una y otra vez. Resulta curioso que en el año 2009 estemos expectantes ante el estreno de una película que en 1984 fue considerada marginal y de Serie B, y si bien he visto muchos post y muchos comentarios en Internet acerca de “qué podemos esperar” y “qué vamos a ver”, yo os voy a llevar la contraria a todos y voy a hacer un análisis de las tres películas anteriores e incluso sobre la serie de televisión que presumiblemente sólo va a durar dos temporadas. Siéntate y coge palomitas, porque vamos a ir desde las entrañas de los filmes de segunda clase de los ochenta, al futuro más tuning que te puedas imaginar.

TERMINATOR

Antes dije que Cameron era un genio, y lo mantengo, porque sólo un hombre con aptitudes que al resto nos faltan haría lo siguiente. Por lo visto, la idea para la película del organismo cibernético surgió (aparte de la aportación de Harlan Ellison) tras comerse un sándwich en mal estado. Esto le provocó fiebres y pesadillas en las que estaba convencido de que un robot había sido enviado del futuro para matarle. Cameron también estaba pasando por algunas depresiones, no tenía un duro, estaba sufriendo mucho para terminar una película sobre pirañas voladoras (que, sí, vale, no era suya… pero pirañas voladoras) y se dice que de ahí sacó la idea. El resto de nosotros hubiera vomitado y pedido una baja laboral de un mes por lo menos. Eso sí, si hace años en Ebay se pagaron 520 dólares por un sándwich a medio comer por Britney Spears, ¿Cuánto podría llegar a pedir Cameron por el suyo?

La película, en resumidas cuentas, nos habla de lo siguiente. Dentro de unos pocos años Skynet, una inteligencia artificial con muy mala leche condenará a la raza humana a la extinción. Sin embargo los hombres son demasiado duros de matar y en sus últimos momentos decide enviar a una máquina asesina al pasado para matar a la madre del líder de la resistencia, John Connor. Los hombres descubren lo que han hecho, y son capaces de enviar un único protector que se enfrentará al Terminator en 1984 en la ciudad de Los Ángeles.

Hay que añadir que mientras dura la película, (una noche) Sarah Connor descubrirá lo que el futuro le depara a la humanidad en general y a ella en particular. Harán el amor (es que hay que reconocer que es una forma original para ligar) poco antes de que el Terminator los alcance, y en una fábrica, con su armazón metálico al descubierto, los perseguirá y acabará con Kyle para después ser aplastado en una prensa hidráulica. La pesadilla ha terminado.

TERMINATOR 2. EL DÍA DEL JUICIO FINAL

 

This time, they are two.

Y si creo que hay alguna película que debería ser estudiada en las escuelas de cine, es esta. Aun recuerdo que cuando salió en VHS yo tenía cinco o seis años, y la alquilé tantas veces que la acabé estropeando. T2 supuso en su momento la película más cara de la historia del cine y creó algunas imágenes que hoy, casi veinte años después, siguen teniendo la misma fuerza. Desde los primeros segundos, con la niña balanceándose sobre el columpio, para pasar a un paraje desolado del futuro donde un Terminator aplasta un cráneo humano, todo es una delicia para el espectador. Sí, es una peli de Schwarzenegger, sí, es ciencia ficción, uno de esos géneros menospreciados por los que van de cultos y repipis, pero ciencia ficción de la buena.

Ahora hay dos máquinas, una que quiere acabar con el hijo de Sarah, John, mientras es sólo un crío y otra reprogramada para ser su protector. Además presenciamos algo increíble en aquellos tiempos, el robot de metal líquido T-1000, capaz de crear armas punzantes y de adoptar la forma de todo lo que toca. Así que le veremos transformarse en los padres adoptivos de John, en un vigilante del hospital psiquiátrico donde Sarah fue encerrada por contar la historia del futuro, y en muchos más. Además, Arnold protagoniza el rol del protector, justo lo contrario que en el anterior filme, cosa arriesgada ya que pensaron que el público recordaría cierta escena en la que sin despeinarse le arranca el corazón a un macarrilla durante la primera parte.

Esta segunda peli nos cuenta además el nacimiento de Skynet, con unas palabras que se grabaron a fuego en la memoria de todos nosotros y nos mostraron el fin del mundo en la escena en la que desde la ventana del edificio de Ciberdyne, Chuarche dispara hacia los coches de policía haciéndolos explotar. En esta ocasión no nos limitamos a sobrevivir, queremos impedir el futuro, cambiarlo, y por eso Cameron nos llevará al origen de todo, al lugar donde Skynet se está desarrollando. Mientras luchan con el T-1000 destruirán todo rastro de su existencia, y la carrera finalizará en una fundición donde se arrojará a la máquina asesina a un pozo de metal fundido donde se retorcerá hasta disolverse en medio de unos chillidos casi humanos.

Entonces el Terminator protector sabe lo que ocurre. Aún hay un último vestigio del futuro, él mismo, y pide que le bajen hasta la caldera para ser destruido también. John llorará, le ordenará que no se marche, que se quede con ellos. Pero la máquina dice que “lo siente” “que debe marcharse” y esto es lo más importante:

“Ahora sé por qué lloráis, pero eso es algo que yo nunca podré hacer”

Cuando finalmente su luz se apaga, Sarah y John se abrazan. Quizá hay esperanza a partir de ahora.

TERMINATOR 3. LA REBELIÓN DE LAS MÁQUINAS

Despacho de los guionistas de T3. 9:47 de la mañana.

Guionista 1: Dicen que John Peters se ha interesado por el proyecto.

Guionista 2: No me jodas, ¿y qué hacemos?

Guionista 1: Estoy por no currarme el argumento. ¡Eh! ¿Y si le damos el guión de la segunda parte?

Guionista 2: ¿Tú crees que colará?

Guionista 1: No sé, ponle una tía buena, a ver qué pasa.

Y para que entendáis de lo que hablo, John Peters fue el tipo que convirtió su sueño frustrado de una película de Superman en Wild Wild West. Si bien no tuvo nada que ver en T3, es de las pocas excusas que creo que podrían usar para justificarse. En el 2003, Matrix ya se había estrenado y ahora cuando pensábamos en máquinas “malas” pensábamos en calamares y tipos trajeados con gafas de sol que repartían toñas como si fueran discípulos de Bruce Lee. Por eso el esqueleto metálico favorito por todos (sí, más que Lobezno) regresó para demostrarnos quién mandaba. Los tráileres prometían escenas apoteósicas, un montón de electrodomésticos cabreados que iban a acabar con la humanidad y a un Chuarche igual de en forma que siempre. Yo compré mi entrada, mis bolsas, mis “bebidas de marca registrada que no voy a mencionar para no hacer publicidad” y me senté bien centradito. A mi lado, un amigo hizo lo mismo. Y las luces se apagaron.

Vemos a un John Connor yonki y soso, que asalta una clínica veterinaria para conseguir medicamentos, a una Kate Brewster que desde el principio nos cae mal y no sabemos por qué. Aparece el Chuarche en el desierto y para conseguir ropa (qué originaaaal diréis algunos) entra en un bar. Tenemos la escenita graciosa de que se la pide a un stripper masculino que le responde: “paciencia cariño”. En seguida aparece la TX, una chica muy guapa que usando la frase de: “me gusta este… (lo que sea) mata a una mujer y la roba. Y en un giro espectacular del guión, la TX ha venido a matar a los generales de John, que son ¿militares? No. ¿médicos? tampoco. ¿científicos? Bueno, uno de ellos trabaja en un Burguer King.

Sin embargo por casualidades de la vida, descubre un poco de sangre de John Connor que hace que la TX experimente un orgasmo (esta vez no lo he dicho yo, aparece en los comentarios del DVD y tienes que ser muy inocente para no darte cuenta de que el robot satánico pone ojitos golosos) y le va buscando. Como esta película no está a la altura de las otras dos simplemente diré que tras hora y media de persecución y actuaciones que dan ganas de matar, llegamos al quid de la cuestión: Kate será la mujer de John (sí, estaba con alguien y se iba a casar, pero no hay nada que una motosierra no pueda arreglar, ¿verdad?)  y juntos se dirigen según el creador de Skynet, (el suegro de John, todo queda en casa) al lugar donde pueden acabar con todo. Y resulta que no es el centro del sistema informático, es un refugio nuclear. Fuera caen las bombas y ocurre el día del juicio final. Quizá el detalle de que todo se vaya a la mierda es lo que le salva, pero una escena no hace una película.

TERMINATOR. LAS CRÓNICAS DE SARAH CONNOR

 

Hablemos ahora de la serie de televisión. Transcurre entre la segunda y tercera película, y nos cuenta cómo huyen Sarah y John de aquí para allá, buscados por la ley y todo eso. John sigue yendo al instituto (como buena serie o adaptación que se precie, mirad Dragon Ball Evolution) y allí otro Terminator que se hace pasar por profesor intentará matarle, pero se interpone una chica muy mona de la edad de John que TAMBIÉN es un robot del futuro. Dejando a un lado el detalle de que en la primera peli Kyle Reese aseguraba que destruyeron la máquina del tiempo, (¿después de eso nos seguimos fiando del tito John Connor?) nos muestran que vienen numerosos robots que se encargan de realizar diversas tareas antes de que la guerra estalle como construir otra máquina del tiempo y almacenar recursos. Al final del capítulo piloto John, Sarah y la adolescente mecanizada saltarán unos diez años hacia el futuro, explicación que sólo se entiende porque es más fácil grabar una serie ambientada en la época actual que hacerlo en el momento en que cronológicamente ocurre y así evitamos fallos como: “en 1995 esto no existía y bla, bla, bla”. La serie, aunque tiene algunos logros, sobre todo en la segunda temporada, abusa demasiado de la franquicia gracias a la cual se sustenta, aparecen personajes de las anteriores películas y relatan lo que hicieron, una herramienta para que tu cerebro “conecte” con lo que ya vio y le gustó. Y por eso engancha, porque quieres saber más, por la misma razón por la que se siguen vendiendo novelas de Star Wars cuando la mayoría no valen ni el papel donde están impresos.

Como apunte personal, el final de un capítulo que me gustó. La Terminator, una máquina que no piensa, que no respira, que no siente ninguna emoción escucha una canción y recuerda los movimientos de ballet que le vio hacer a una mujer hace poco. Se deja llevar, los ejecuta de forma eficaz, con gracia, mientras es observada por el hermano de Kyle Reese, que también ha venido del futuro. ¿Sabe lo que está haciendo? ¿Lo entiende, al menos? No importa, simplemente sigue bailando.

EN RESUMEN

Desde que tito George Lucas y su amigo Spielberg inventaran el blockbuster, cualquier cosa con éxito es carne de continuación, adaptación y remake. La saga Terminator ha sido perfecta para que, tras el éxito del Batman de Nolan, se opte con “reformar” no sólo el aspecto visual sino argumental de la historia. Se ha anunciado una nueva trilogía, de la que el primer capítulo se estrena en pocos días.

Hay mucha intriga sobre lo que vamos a presenciar, sobre si dejarán al final ese top- less que hará subir la calificación por edades. Existe el miedo de que sea como la Jungla 4.0, una versión descafeinada para que así llegue a más público. Yo vi las anteriores cuando era niño, pero no estaban pensadas para ese público. Terminator es el vivo ejemplo de “más grande, más largo, más FX y más dinero”, ya que directamente nos sumergirán en la guerra contra las máquinas, cosa que anteriormente sólo se veía en forma de… (¿flashback o flashfoward? Pensadlo) nos prometen una película de género bélico con un montón de referencias, como la escena en la que saldrá la imagen de Arnold en T1, impreso sobre la cara de un culturista actual, quizá para darle más sentido a este juego de fuegos de artificio perpetrado por el guionista de The Dark Night, el propio Batman y el director de Los Ángeles de Charlie.

Como opinión personal, pienso que James Cameron siempre fue más allá de lo que existía en aquel momento al crear una nueva entrega, que conoce la historia, que es suya y no un objeto intercambiable, que la tercera se quedó por debajo al querer convertirla en una cinta de acción y nada más, aprovechándose del público que la saga fue creando, y que el hecho de aumentar exponencialmente el número de máquinas asesinas sólo funciona para crear secuelas comerciales que, en definitiva, es de lo que se trata hoy día, ¿No? Perderemos las escenas de los camiones destruyéndose que impregnaron las dos primeras entregas, símbolos de algo mucho más duro y potente que nosotros que nos condenará a la extinción. Se perderá también la ilusión de que “el futuro no está escrito” y nos toparemos de bruces con el cine del siglo XXI. Explosiones, estrellas del momento como Bale y Nolan, un toque de oscuridad pero sin renunciar a la explotación de algo que ya se te vendió, sabedores de que triunfará y harán dos más. Quizá Schwarzenegger regrese al cine en la quinta entrega, como están haciendo todos. Descubriremos también qué es una película de estas características sin Stan Winston y quizá algún día veamos a John Connor poniéndole la mano en el hombro a un Kyle Reese con mucho maquillaje y ordenador mientras le envía a 1984 para salvar a su madre. ¿Hacía falta? Tal vez no.

Pero el Terminator ha vuelto, y esta vez, para quedarse.

 

IPanónima

  1. #1 por IP anónima el 2 mayo, 2009 - 12:56

    jejeje, ha quedado muy bien, gracias Karelia. Sólo un apunte: en las primeras líneas te dice que “este tío tan sonriente…” yo tenía una foto de Cameron rodeado de Oscars (como para no estar contento), y se ha cambiado la imagen por un esqueleto metálico… Que, sí, vale, que TAMBIÉN está sonriendo, pero da un poco de yuyu… jajajaja ^^

  2. #2 por Karelia el 2 mayo, 2009 - 13:15

    Bueno, pero James Cameron siempre esta sonriente, da igual con foto o sin ella.

    Bueno, a lo que iba (comentar la saga). La verdad es que las dos primeras son estupendos, y la segunda desde luego es la excepción a la regla de “segundas partes no fueron buenas”. Un gran acierto de la saga fue que Arnold pasara de ser el malo malísimo al bueno protector de John Connor, aunque en la tercera se hicieron un lio con si debian salvar a unos o a otros, según lo que iba haciendo la TX.

    Esta cuarta ¿con que nos sorprenderan? Ni idea. Los trailers tienen buena pinta, pero por lo que se dice / se comenta, es más que probable que nos comamos la cabeza con cierta paradoja existente en el argumento, y si bien algunas es mejor no pensarlas, cuando el futuro esta en peligro puede dar muchos quebraderos de cabeza.

  3. #3 por Snake el 2 mayo, 2009 - 13:21

    Lo de las paradojas en esta saga es marca de la casa. Yo tengo en borradores un post sobre la primera entrega. Y ni que decir tiene que el final de la serie televisiva (su segunda temporada y probablemente la última) sigue ese camino. A veces lo mejor es no darle vueltas a la cabeza, y otras (si te aburres) comerte alguna neurona que otra 😛

  4. #4 por Ricky el 2 mayo, 2009 - 15:54

    Terminator es una buena idea bien rodada, lo que acaba resultando en una buena película.
    Y T2 consigue darle una vuelta de tuerca tan genial que no se queda en repetir el mismo esquema de la primera (Chuache deja de ser el malo, para ser el bueno… simplemente, genial).

    Y por cierto ¿soy el único al que el argumento le recuerda a “Days of the future past”?

  5. #5 por IP anónima el 2 mayo, 2009 - 16:29

    a mí me gusta imaginarme a John Connor con las pintas de Doc, el de regreso al futuro explicando las paradojas espaciotemporales en una pizarra. XD

  6. #6 por OVER el 3 mayo, 2009 - 02:50

    Que actual es T2, aun hoy que ha pasado tantos años lo mejor que se ha hecho, que impecable y excelente segunda parte. Da asco ver como han manoseado esta idea hasta perder el sentido, que mal hecha T3 y ridicula ademas parodiando T2 en la escena del bar ( con el “talk to the hand” queriendo repetir el “hasta la vista baby” ) y ademas quitandole el protagonismo a Jhon Connor con un argumento traido de los pelos. No me entusiasma la nueva entrega aun cuando esta Bale la vere por curiosidad

  7. #7 por nimbrow el 16 enero, 2010 - 04:26

    me gustaria que alguien me dijera,porque james cameron ya no participo en la tercera parte,si es su historia y por que se desligo de su saga.si el regresara se arreglaria todo

    • #8 por ipanonima el 16 enero, 2010 - 10:14

      Quizá porque terminó con la historia, sacó suficiente dinero y le apetecía hacer otras cosas…

      Luego la parte complicada es pensar en que a pesar de convertirse en la película más taquillera del momento, la compañía Carolco se hundió. Y luego hubo un montón de problemas con los derechos de la franquicia, que no eran “suyos” propiamente, sino que pertenecían a la productora.
      Ahora mismo los derechos de Terminator han salido a subasta porque Halcyon Group estaba en bancarrota y necesitaba venderlos para pagar sus deudas.

      La historia de la cinematografía es taaaaan emocionante vista así. ^^

      Ah! se me olvidaba, la posible compradora de los derechos de la saga es Lionsgate, aunque también se habla por ahí de Summit Entertainment, (la compañia de Crepúsculo).

  1. ‘Terminator Salvation’ – No hay salvación para la franquicia « TIERRA DE CINÉFAGOS
  2. Terminator 4: Mad Max contra las máquinas y Terminator 5: Bale dice, no gracias, no gracias. « TIERRA DE CINÉFAGOS
  3. Héroes de acción de tercera edad parte 3: El ascenso a lo digital. « TIERRA DE CINÉFAGOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: