“Al otro lado” – ¿Choque? de culturas

Al otro lado (2) por ti.

El problema de acumular demasiado remanente fílmico puede provocar, en muchas ocasiones, que alguna notable película quede arrinconada hasta que una se percata de su existencia y decide verla. Este es el caso de “Al otro lado” (2007) la última cinta de Fatih Akin que desde hace meses (yo diría que muchos meses) pulula por mi casa acumulando polvo injustamente.

Para entender mejor el cine de Akin es interesante conocer un detalle biográfico que ha influido (y supongo influirá) en su filmografía: nació en Berlín, pero sus padres son turcos. Esta ambivalencia cultural se verá reflejada en sus películas, en los personajes que las protagonizan y en los escenarios donde se desarrollan las tramas.

En el caso de la premiadísima “Contra la pared” (entre otros, Oso de Oro en Berlín 2004) nos encontrábamos con Cahit (alemán de ascendencia turca) sumido en el mundo del alcohol y de las drogas incapaz de superar la muerte de su esposa y con Sibel (otra turco-alemana) atrapada en su asfixiante y conservadora familia que le ha concertado un matrimonio de conveniencia. Ambos optarán por el suicido como válvula de escape a esas situaciones en las que parece no haber salida y ambos se encontrarán, tras el intento fallido de acabar con sus vidas, para compartir el dolor y la redención.

Al otro lado por ti.

“Al otro lado” (2007) también juega con la baza de la doble cultura y así conocemos a Ali Aksu, un viudo turco afincado en Bremen cuyo único hijo, Nejat, es profesor de literatura alemana en la Universidad de Hamburgo. La rutina que impera en sus vidas se ve truncada con la aparición de Yeter: una prostituta de origen turco a la que Ali propone que se vaya a vivir con él. Nejat se muestra reacio a esa relación hasta que Yeter le explica que tiene una hija, Ayten, de 27 años a la que envía dinero para que pueda finalizar sus estudios universitarios en Estambul y de la que no sabe nada desde hace algún tiempo. Tras la inesperada y accidental muerte de Yeter, Nejat decide desplazarse hasta la ciudad turca en busca de Ayten para ayudarla.

Al otro lado (3) por ti.

Paralelamente a esta primera parte se inicia una segunda que tiene como protagonista a Ayten: una activista política buscada por la policía después de haber robado la pistola de un agente. Para huir de una más que segura detención, Ayten viaja hasta Alemania con la intención de esconderse y encontrar a su madre. Allí conocerá a una estudiante alemana, Lotte, que le brindará todo su apoyo a pesar del recelo que la presencia de la joven turca despierta en Susanne, la madre de Lotte.

Al otro lado (5) por ti.

Un encuentro fortuito con la policía alemana provocará la detención de Ayten a la que, tras serle denegada su petición de asilo político, se deportará a Turquía donde Lotte la seguirá para intentar conseguir su libertad.

La película se halla estructurada en tres partes claramente diferenciadas por los títulos que encabezan cada una de ellas (y que no desvelaré para no dar demasiadas pistas sobre el argumento) que se inicia y finaliza casi con la misma escena dando una idea de relato circular que más bien parece una señal gráfica del círculo vicioso en el que se mueven los personajes, puesto que ninguno de ellos pueden escapar de su destino.

Una de las escenas finales de “Romeo y Julieta” del gran William Shakespeare, nos mostraba a Romeo contemplando el supuesto cadáver de su amada antes de tomar el veneno ponzoñoso que acabaría con su desgraciada vida. Pocos minutos después de morir, Julieta recobraba la conciencia para observar aterrada el cuerpo inane de Romeo y, acto seguido, asestarse una puñalada fatal.

Por más que relea/vea cientos veces esta escena siempre espero que Julieta despierte a tiempo o de que, al menos, los enamorados dispongan aunque sólo sea de unos segundos para despedirse (cosa que sí sucede en la versión psicodélica de Baz Luhrmann). Sin embargo, un cúmulo de desafortunadas casualidades impiden que se dé dicha situación.

Al otro lado (4) por ti.

No es que “Al otro lado” tenga (ni por asomo) ninguna concomitancia con la famosísima obra del Bardo, pero sí se produce una especie de confabulación estelar que siempre impide que los personajes de Nejat y Ayten se encuentren.

Y es que la cinta de Akin es básicamente una película de desencuentros: Nejat se distancia de su padre tras la muerte de Yeter; esta última ha perdido el contacto con su hija; Ayten y Susanne pertenecen a culturas distintas y enarbolan pensamientos opuestos; Lotte sufre la pérdida de Ayten y la ruptura con su madre; Alemania y Turquía; Turquía y Alemania. Un lado y otro.

Sin embargo, también se producen redentores reencuentros que van desde el regreso de Nejat a Estambul, la relación entre Lotte y Ayten o la reconciliación entre Susanne y esta última. Las culturas se atraen como si de polos opuestos se tratase.

Aunque la sombra de la muerte y la tristeza planee sobre gran parte de cinta, no es menos importante la presencia de la esperanza que ayuda a que los (a priori) antagonistas hallen un hálito de perdón con el que sobrellevar la pérdida.

Rodada a caballo entre Alemania y Turquía, “Al otro lado” nos presenta un mundo encorsetado y gris (y no por ello negativo) frente a otro donde la luz invade cada rincón (y no por ello positivo). Las vidas de los personajes evolucionan a golpe de paradoja y de contraste entre culturas (o de conflicto entre ellas mismas) que desembocará en un fatídico miedo a lo desconocido y en el poder inquebrantable del amor.

Aunque poco se puede reprochar en el terreno interpretativo, destacaría a la espléndida Patrycia Ziolkowska como Lotte y la reaparición de la excelente Hanna Schygulla (habitual en buena parte de la filmografía de Werner Rainer Fassbinder) como Susanne (impagable la escena en el hotel de Estambul).

Galardonada en el Festival de Cannes 2007 al Mejor Guión, “Al otro lado” no merecía pasar desapercibida durante tanto tiempo. A ver si la próxima vez me pongo las pilas.

 

Trailer

 

Para ver la ficha de la película, pincha aquí

 

Briony  

, , , , ,

  1. #1 por murmullo cucaracha el 21 octubre, 2008 - 22:50

    Es irremediable… no podemos controlarnos!!!

    ESTO ES SPAM… EXQUISISTO

    Somos los murmullos de las cucarachas

    Participamos en el concurso de blog del 20 minutos.

    ¡Porque hay una cosa que TU puedes hacer por NOSOTROS!

    Y en video…

    ¡¡¡Sólo para paladares y cerebros educados…!!!

    ESTO ES SPAM… EXQUISISTO

  2. #2 por El Samurai del Cine el 22 octubre, 2008 - 00:18

    Colega, si estas de acuerdo podemos hacer intercambio de links para promocionar ambos blogs. Te felicito por las criticas. Saludos, El Samurai http://www.criticandocine.com.ar

  1. “Al otro lado” « TIERRA DE CINÉFAGOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: