“Reflejos” – Quien rompe un espejo…

 

Reflejos- (2) por ti.

En el Festival de Sitges de 2003 una cinta francesa titulada “Alta tensión” consiguió dos de los premios “gordos” del certamen: uno para su actriz protagonista Cécile de France y otro para su director Alexandre Aja.

La película presentaba una sangrienta (muy sangrienta) y tensa historia de truculentos asesinatos en los que la pertubada mente de Marie nos brindaba uno de esos rocambolescos giros argumentales que enardecen la admiración de unos y el acoso y derribo de otros. A mí “Alta tensión” me pareció, a pesar de su final, una espléndida muestra de cine de terror alejado de muchos de esos tópicos que tanto daño han hecho (y harán) a este género fácilmente vapuleable.

Que Alexandre Aja tuviera 25 años por aquel entonces y que fuera francés podían augurar, por un lado, una prometedora carrera o, por otro, todo lo contrario si tenemos en cuenta que la cinta no despertó demasiado interés en el país galo. Sin embargo, Aja fue “captado” por la omnipresente industria americana y en 2006 realizó un más que notable remake de la película de Wes Craven “Las colinas tienen ojos”.

Teniendo en cuenta esta breve pero interesante filmografía, era de esperar que la nueva incursión cinematográfica del ya treinteañero Aja supusiera un peldaño más, pero “Reflejos” se ha quedado más bien en un decepcionante stand-by.

Reflejos por ti.

Subiéndose, nuevamente, al carro de los remakes (en este caso el de la película surcoreana “El otro lado del espejo” -2003- de Kim Seong-ho) el director francés nos relata la historia de Ben Carson (Kiefer Sutherland) un ex detective neoyorkino que intenta superar la muerte de otro policía al que disparó, su reciente alcoholismo y la separación de su mujer Amy y sus dos hijos. Mientras malvive atormentado en casa de su hermana Angela, consigue un trabajo como vigilante nocturno de unos antiguos almacenes, los Mayflower, que fueron pasto de las llamas años atrás. Lo que parecía ser un empleo con el que retornar a una vida normal se convierte en una auténtica pesadilla en la que los espejos cobrarán un inusitado protagonismo.

El mundo de los espejos, con su carga de misterio y ese habitual mito que los presenta como la otra cara de nuestra realidad, podría haber constituido una más que inagotable fuente de tramas aterradoras que Aja ha desaprovechado en la mayor parte de esta película.

Reflejos (4) por ti.

Sí bien es cierto que el espeluznante arranque de la misma augura lo mejorcito del cine del director francés, esa idea pronto se diluye para dar paso a la típica (y tópica) peli de terror plagada de pueriles sustos más que previsibles, aderezada por elementos estereotipados y finales (in)esperados por más que algunas de las secuencias (atención a la brutal escena de la bañera) dejan entreveer algún que otro genial toque característicamente “Aja”.

Mentiría si dijera que “Reflejos” me ha aburrido (si exceptuamos una pesadísima escena casi final protagonizada por una monja con bastante mala uva), pero tampoco me ha provocado ningún tipo de escalofrío algo que, por otra parte, no es difícil conseguir en mi caso puesto que suelo asustarse hasta de mi propia sombra.

Y es que aunque la propuesta realizada por Aja no está exenta de profesionalidad, se halla demasiado lastrada por lo acomodaticio, lo facilón y por cierta “cobardía” a la hora de arriesgar más en sus planteamientos.

Reflejos- por ti.

Para guiarnos a través de los oscuros y peligrosos recovecos del Mayflower contamos con la presencia del recuperado (cinematográficamente hablando) Kierfer Sutherland (Aja le admira desde que le vio en “Línea mortal”) al que los papeles de hombre atormentado, obsesionado y sombrío le van como anillo al dedo tal y como hemos podido comprobar en títulos como la citada “Línea mortal” (1990) de Joel Schumacher (en la que compartía protagonismo con, su por entonces novia, Julia Roberts), “Secuestrada” (1993) de George Sluizer o, más recientemente, en la aclamada (y explotada) serie televisiva “24” en la que daba vida al incombustible e “inmortal” Jack Bauer (y es que en Ben Carson hay mucho de Bauer y no cuesta identificar a ambos personajes en algunos momentos de la trama).

Reflejos (3) por ti.

Compartiendo sustos y “espejos” aparecen Paula Patton (“Déjà vu”) como sufrida esposa de Ben y Amy Smart (“El efecto mariposa”) que da vida a Angela. Tanto uno como las otras cumplen, sin demasiados aspavientos, su papel.

La BSO corre a cargo de Javier Navarrete que ya compuso las bandas sonoras de, por ejemplo, “El espinazo del diablo” (2000) o “El laberinto del fauno” (2006) por la que recibió una nominación al Oscar. A destacar que el compositor aragonés se descuelga con una versión de la pieza “Asturias” de la Suite española de Albéniz que da paso a los títulos de crédito iniciales y acompaña a unas originales imágenes basadas en el reflejo.

Sigo creyendo que Alexandre Aja goza de suficiente talento como para dirigir productos mucho más innovadores (y esperemos que propios) con los que demostrar que “Alta tensión” y “Las colinas tienen ojos” no fueron simples espejismos.

 

 

Para ver la ficha de la película, pincha aquí

 

Briony  

, , , , , , , , ,

  1. #1 por Swanson el 19 octubre, 2008 - 00:34

    Yo también esperaba más de esta película, Briony. Y más de Aja.

    No he visto la surcoreana, pero por un comentario que ha dejado uno de nuestros lectores (iILUSTRADOR.TK) en otro post, parece que como siempre, es más interesante la original, que esta.

    Como a tí, no me aburrió, pero no me inquietó en ningún momento (malo en una peli de terror). Eso sí, me fastidió muchísimo su “socorrido” final, y la secuencia que comentas.

    Habrá que esperar unos meses para ver que ha hecho Aja con su “Piraña 3-D”, para seguir apostando por el o no.

  2. #2 por Snake el 19 octubre, 2008 - 01:02

    La surcoreana empieza bien y acaba siendo un coñazo descomunal. Al remake le ocurre que acaba cayendo en los tópicos de siempre (mil y unas veces vistos), sobre todo en cuanto a recurrir al pasado de una niñita que… (os suena The Ring?).
    Pero tiene momentos excelentes, como la escena de la bañera. Es típica del director 😛

  3. #3 por redrumum el 20 octubre, 2008 - 21:34

    A mi me pareció un crímen lo de Asturias, muy a la sombra de El Exorcista. El resto lo habeis dicho muy bien, empieza con brío y acaba con tedio, tirando de tonterías para justificar la historia.

    Y lo de Esseker… ¿no tendría que leerse al revés?

    ¡1 saludo!

  1. “Reflejos” « TIERRA DE CINÉFAGOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: