‘El Buen Alemán’: o cómo conseguir dormirte incluso con tres cafés cargados en las venas

Hace ya bastante tiempo, en una de esas gloriosas sesiones cinéfagas que solía compartir con mis queridos Chico Viejo y Kitano, asistimos a la proyección del “último experimento” de Steven Soderbergh, director con tantos admiradores como detractores. Vaya por delante que no soy de esas personas que van a ver una película de Soderbergh con la escopeta cargada. Muy al contrario, es un director que me parece de lo más interesante y autor de varias películas presentes en mi colección particular. Por eso, y por la presencia de actores tan solventes como George Clooney o Cate Blanchett, me senté a ver ‘El buen alemán’ abierto a cualquier cosa, sabiendo de antemano que no sería una película al uso.

Para los que no lo sepan, ‘El buen alemán’ pretende ser un homenaje a los films de los años 40, con ‘Casablanca’ como referente. La historia nos presenta a un reportero de guerra que llega a un Berlín devastado por la contienda mundial para cubrir las rondas de negociación de Potsdam. En el desarrollo de su trabajo se reencontrará con su antigua novia y se verá envuelto en una trama en la que nadie es lo que parece.

Si algo hay que destacar de ‘El Buen Alemán’ es que como homenaje al cine clásico la película es todo un éxito, ya que cuida con esmero hasta el más mínimo detalle, empezando por el uso de un sobrio blanco y negro, el diseño de los títulos de crédito o la banda sonora. Como película, sin embargo, deja mucho que desear, ya que todos los esfuerzos se centran en construir una perfecta maqueta que, desgraciadamente, está destinada a coger polvo por carecer del más mínimo interés. Y es que si algo caracteriza a este experimento cinematográfico es que es infinitamente aburrido. Este tropiezo en la carrera de Soderbergh viene a sumarse a sus últimos y prescindibles trabajos como Full Frontal, la tomadura de pelo de ‘Ocean’s Twelve’ o ‘Bubble’, que ponen de manifiesto el deseo del director por hacer algo nuevo que, tal y como estamos comprobando, son películas hechas única y exclusivamente para su disfrute personal. Afortunadamente, la refrescante ‘Oceans’s Thirteen’ y las expectativas puestas en ‘Che’, su nueva película, me dan las suficientes buenas vibraciones para que recupere el toque con el que se hizo un nombre en el mundo cinematográfico.

Como hemos dicho, salvando el elaborado apartado técnico, el principal problema de ‘El buen alemán’ es su enorme vacío argumental. La película narra una historia que al principio se muestra algo enrevesada para acabar convirtiéndose en el acabóse de la falta de originalidad. Además, a lo previsible de su propuesta debemos sumarle unos personajes mal retratados y carentes de la fuerza necesaria para lograr una mínima empatía, con un George Clooney que se pasea por la cinta sin enterarse de la misa la media y recibiendo golpes hasta en el carné de identidad. Su acompañante, la cada vez mejor (en todos los sentidos) Cate Blanchett, se limita a poner pose de mujer fatal con oscuro secreto y no puede hacer más por enfatizar su ya de por sí arquetípico personaje. El otro actor en discordia sería Toby Maguire, que se quita el disfraz de hombre araña para interpretar a un militar violento y ambicioso, un registro que le viene pero que muy grande, y que no logra convencer en ningún momento.

En resumen, estamos ante una película que bien vale como ejemplo del buen hacer técnico de Soderbergh , pero ante una tomadura de pelo de proporciones descomunales. De este modo, ‘El Buen Alemán’ entraría por méritos propios en esa lista de películas “alimenta egos” como ‘Psycho’ de Gus Van Sant (por citar una…) o el reciente remake del ‘Funny Games’ de Haneke. Si lo que se nos pretendía hacer ver es que el cine de antes tenía más clase, ya hemos aprendido la lección. A ver si a la próxima también se le añade el pulso narrativo de los grandes clásicos.

Lo Mejor: que en alquiler puedes dormirte sin que te quede la mala conciencia de haber pagado una entrada de cine.

Lo Peor: encontrarte con los culturetas que la traten como una obra magna.

Fdo: Stan.

, , , , , ,

  1. #1 por Peter Parker el 25 agosto, 2008 - 09:01

    Yo ya me dormí viendo Solaris…

  2. #2 por Mr. Lombreeze el 25 agosto, 2008 - 11:26

    Una pelicula fría donde no me creo a los actores. Los homenajes a “Casablanca” y “El tercer hombre” son lo más emotivo de toda la cinta. Experimento fallido, desde luego.

  3. #3 por Jerom el 25 agosto, 2008 - 11:51

    Vamos otro Solaris…

    Entonces creo que ni en DVD….

  4. #4 por Snake el 25 agosto, 2008 - 12:06

    Stan, intentaré verla. Remarco “INTENTARÉ”. Pero visto tu comentario poquitas ganas me has dejado 😛

  5. #5 por Stan el 25 agosto, 2008 - 13:27

    Snake: no pierdas el tiempo, que es valioso y escaso…

    Peter Parker y Jerom: curiosamente me encanta el Solaris de Soderbergh. Hasta me la compré en dvd. Y no es coña XD

  6. #6 por Zuldare el 25 agosto, 2008 - 18:53

    Pues a mi me gusto el Buen Aleman sin embargo no puedo decir lo mismo de Solaris, se me quitaron las ganas de ver Solaris (original)

  7. #7 por Zuldare el 25 agosto, 2008 - 18:55

    Deberé ser uno de esos “culturetas” de los que hablas jejejeje

  8. #8 por Pliskeen el 25 agosto, 2008 - 19:24

    No me dormí viéndola (afortunado soy), pero sin duda se trata de un experimento tan pretencioso como fallido, tendencia habitual en el cine de Soderbergh (en mi opinión)

    Mr. Lombreeze la ha definido perfectamente: fría. Aunque se podrían añadir más calificativos.

    “Solaris” sí que es la película ideal para echarse una buena siesta xD

    Saludos 😉

  9. #9 por impaciente el 25 agosto, 2008 - 20:42

    De las pocas veces que me han entrado ganas de tirar tomates a la pantalla. Es más interesante ver cómo te crecen las uñas de los pies.

    Saludos!

  10. #10 por Snake el 25 agosto, 2008 - 20:50

    A este paso y viendo la reseña de Stan y los comentarios vertidos, creo que la película se podría haber titulado “EL BUEN BOSTEZO”.

    Me estoy pensando entre verla o dormirla.

  11. #11 por Phibes el 26 agosto, 2008 - 10:02

    Es un interesante experimento si hubiese sido un cortometraje, pero hacer una película al estilo de los años 40 pero en los 2000 es como pintar la Mona Lisa con el Paintbrush…

  12. #12 por Swanson el 27 agosto, 2008 - 02:02

    Pues gracias por el consejo, Stan. Puede que hubiera caído en el error de verla en algún pase de televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: