Ira Levin

 

El pasado 12 de Noviembre, murió Ira Levin, escritor Neoyorkino a los 78 años de edad de un infarto al corazón. Sus libros fueron a menudo adaptados el cine. El más conocido de ellos Rosemary’s Baby (El Bebé de Rosemary o La Semilla del Diablo) fue llevado a la gran pantalla por Roman Polanski en 1968.

Hábil para escribir una variedad de géneros, desde misterio y horror a comedias de Broadway, Levin vendió decenas de millones de libros pese a producir solamente siete novelas en cuatro década. Varias de sus obras fueron tomadas por Hollywood, incluida su más famosa novela sobre fenómenos sobrenaturales de 1967, Rosemary’s Baby. La versión fílmica dirigida por Polanski en 1968 relata la historia de una joven novia involucrada en un grupo satánico que queda embarazada misteriosamente.

Su novela The Strepford Wives  publicada en 1972 y llevada al cine en 1975 con el título Las mujeres perfectas, es un thriller sobre un grupo de amas de casa en un pintoresco pueblo de Connecticut que son reemplazadas por robots. Hubo un remake de esta cinta en 2004, protagonizada por Nicole Kidman.

Los niños del Brasil, escrita en 1976 y adaptada a la pantalla en 1978, es un relato de un bizarro complot nazi para resucitar a Adolf Hitler y el Tercer Reich en Sudamérica a fines de los años 70.

Escribió guiones para la televisión antes de publicar en 1953 su primera novela, A Kiss Before Dying (Bésame antes de morir). Este libro le dio a Levin el galardón de la mejor primera novela de los Escritores de Misterio de Estados Unidos y fue adaptada dos veces al cine.

Levin se sentía infeliz por el legado popular de satanismo que siguió a la publicación de El Bebé de Rosemary. «Me siento culpable de que Rosemary’s Baby condujera a El exorcista«, dijo Levin al diario Los Angeles Times en 2002. «Una generación completa fue expuesta (al satanismo), hay más creyentes en Satanás«. «No creo en Satán. Y creo que el fuerte fundamentalismo que tenemos no sería tan fuerte si no hubiera sido por muchos de estos libros«, dijo el escritor. «Por supuesto«, agregó, «no devolví ninguno de los cheques con mis derechos de autor«.

 Karelia

  1. #1 por Chico Viejo el 22 noviembre, 2007 - 22:51

    Bueno, por fin puedo leer este post.

    Muy bueno, Karelia, un estupendo homenaje. Es una pena que gente así muera y la noticia pase desapercibida.

    Descanse en paz, señor Levin.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: