‘La Maldición de la Flor Dorada’, una desaprovechada historia en un marco sin igual

cinefagos-maldicion-flor-dorada-resena2.jpg 

Los últimos trabajos del director Zhang Yimou se han caracterizado por la creación de una atmósfera teatral donde las luces y los colores han jugado un papel primordial. Como era de esperar en ‘La Maldición de la Flor Dorarda’ las características escenográficas y vestuario nos dejan asombrados ante un desfile de cualidades asombrosas que poca relación van a mantener con el guión y argumento de la película. Luces y sombras es el resultado de un obra que a la vista enamora y nos seduce pero que analizada deja mucho que que desear.

Personajes desaprvechados y una historia mal encauzada es el resulta de un director que parece en esta obra más preocupado por la éstetica que por la historia en sí. Más que por el argumento la historia nos deja un sabor agridulce debido a la falta de emoción y sentimientos en sus personajes, excesiva frialdad y protocolo son un obstáculo salváble pero que en esta ocasión parecen haber sido demasiado para el director

Sin embargo el resulado no puede empañar lo que es una historia interesante con intrigas momentáneas y una puesta en escena excelente, salvo una serie de decisiones. Lejos de ser un film espectacular y lleno de acción como cabía esperar viendo el trailer de la película, el film es un drama familar lleno de engaños y mentiras demostrando que hasta en las familias más públicas siempre hay historias ocultas que esconden secretos. Posiblemente éstos secretos sea lo más interesane de la historia, aunque visto lo visto, es el mensaje más importante que la puesta en escena ya que esos secretos, que debían de sorprender en el giro argumental, son poco cuidados por parte del director Zhang Yimo de esconderlos para presentarlos como la sorpresa del film.

Por lo tanto nos enconrtramos ante una pelicula llena de altibajos en la cual el espectador no sabe donde situarse; de una lado, podemos analizar la película en base al argumento, lo cual nos deja en una posición bastante cómoda para criticar al autor pues sus diálogos y desarrollo de los personjes dejan bastante que desear…; de otro lado, tenemos la posibilidad de ver la película como un fin, un resultado final en el que priman la puesta en escena además del mensaje final de la historia. Ambas posiciones simbolizan la cara y la cruz de una historia que si en general puede satisfacer al esperctador bien es cierto que aquel que la examine desde un punto de vista más mecanicista podrá encontrar en ella numerosos fallos y un desaprovecho clemencial de sus personajes.   

cinefagos-maldicion-flor-dorada-resena1.jpg 

Así pues el guión es una asignatura pendiente de la película, la falta de profundidad es apreciable así como el fallo de mal ocultar la gran sorpresa del giro argumental. En cuanto a personajes destacar a la actriz Gong Li que es la que más entusiasmo y mejor presencia tiene en pantalla. De Chow Yun-Fat se agradece su presencia pero es un personaje que le falta algo para acabar de comprenderlo, sin duda el más desaprovechado. Del resto del reparto suspender y de forma tajante a los hijos de la pareja que desde el más joven al mayor (único que podríamos salvar pero que apenas tiene presencia) dejan tras de sí una pobre interpretación. Y mención especial para la joven Man Li,  joven actriz debutante que inicia su carrera de manos del director Zhang Yimou como ya hiciera en su momento la también actriz Zhang Ziyi. 

Una de las decepciones y la que a muchos habrá sorprendido es la falta de acción en general del film. Todo apuntaba a que la acción sería uno de los aspectos más fuertes del film y el resultado es que no sólo no lo es sino que además algunos momentos dejan mucho que desear. En general son pocas las escenas de lucha que se pueden rescatar y esto demuestra de nuevo la intención del director de crear más intriga y de centrarse en las relaciones de familia que en éste aspecto. Fallo o no, personalmente, me quedé con ganas de ver algo más.

Así pues el resultado final es un disfrute para los sentidos pero una decepción en cuanto al desarrollo de historia. Con un guión más elaborado y mayor implicación de los personajes probablemente la ausencia de acción reduciéndola a la parte final del film no hubiera significado una desilusión. Al final ni una cosa ni otra, nos quedamos en lugar de nadie donde opiniones y gustos sobre la película podremos encontrar de todo tipo.

Lo Mejor: La escenografía y el retrato de época
Lo Peor: La falta de un guión sólido además de unos pésimos hijos

Calificación: 6,5 /10
(Ver Ficha)


Fdo: Kitano
    

  1. #1 por Namna Kuhn el 7 julio, 2007 - 10:17

    Bueno, lo de que los escenarios y vestuario tienen poca relación con el argumento… Creo que precisamente sirven para dar, por una parte, sensación agobiante (fíjate que apenas hay escenas exteriores) y, por otra, contrastar con la situación de los personajes (un gran lujo por fuera y una historia personal bastante complicada).

    Por cierto, revisa el texto, que hay bastantes errores y faltas de ortografía.

    Lo siento, es que esta película me gustó mucho y no le veo los problemas que tú le ves 😛

  2. #2 por MASP el 7 julio, 2007 - 22:20

    Pues rubrico totalmente la opinión posteada. A mí me decepcionó mucho en comparación con los tros dos filmes sobresalientes de lo que podríamos llamar “trilogía wuxia” de Yimou, ahora fallida tras esta descafeinada “tercera parte”.

    Lo cierto es que la intención no es mala, dar mayor énfasis a un argumento shakespeareano en detrimento de la acción, pero el error a mi juicio radica en un exceso de ese calibrado desequilibrio entre wuxia y drama que tan bien caracterizaba a los films anteriores. El antaño virtuosismo formal y cromático se transforma en esta ocasión en un abigarramiento que termina por sobrecargar al espectador con escenas reiteradas hasta la saciedad (como la toma del veneno) que se salvan tan sólo por la presencia de una siempre espléndida Gong Li y unos decorados magníficos pero tan saturados que terminan por resultar opresivos no sólo para los personajes sino para el propio film.

    Por su parte Chow Yun Fat está más hierático que de costumbre y no termina de vérsele cómodo en el papel. Yimou se pierde en esta ocasión en una sobrecarga formal que lejos de resultar preciosista termina por perderse en detalles imposibles de apreciar para el espectador, como los vestidos teñidos a mano según métodos tradicionales con hasta siete tipos de sedas, etc.

    Las escenas de acción resultan tan correctas como escasas y hasta cierto punto desaprovechadas como esa batalla final con ciertos ecos al abismo de Helm de la Tierra Media. Y ésta quizá sea la mayor traba, pues si se hubiera optado por incrementar la acción se hubiera obtenido quizá un film más superficial y menos pretencioso pero a todas luces más dinámico y entretenido.
    Aún así, una buena opción de cine asiático que no debe caer en saco roto y menos aún para los amantes del género.
    Saludos!

  3. #3 por Darkman el 10 julio, 2007 - 10:51

    Kitano, con tu reseña me confirmas mis temores después de ver el trailer y esa falta de pasión que al parecer desprende la película es el principal motivo por el que aún no la he visto.

  4. #4 por gerita el 16 agosto, 2010 - 01:12

    la pelicula es chevere yo la vi y me encanta , demuestra todo lo k pasa en la vida real….

  1. LA MALDICIÓN DE LA FLOR DORADA « Tierra de Cinéfagos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: