‘Hostel 2’. Gore con ataques de remordimientos.

2007_hostel_part_ii_014.jpg

Posiblemente el mayor problema al que me he enfrentado a la hora de valorar Hostel 2 es que existe una notable diferencia entre la película que yo quería ver y la que me he encontrado. El final de la primera parte, con ese Paxton (Jay Hernandez) herido y sediento de una venganza que sólo empezó a cumplir, me invitó a pensar en una posible continuación en la que este personaje tomara las riendas de una vendetta orquestada por él mismo para desmantelar la trama de compra-venta de seres humanos para deleite de millonarios ociosos. Sería una mezcla de lo que fue la primera parte y un cine de acción descarnado y salvaje. Pero esa era mi Hostel 2, no la de Roth, y sería injusto juzgarla por que lo que yo quería ver y no por lo que el director consideró idóneo para continuar su saga. Una saga que no debería prolongarse mucho más (que no se convierta en otro Saw, por favor), porque da la sensación de que ha quemado ya todos sus cartuchos.

Por unos momentos, en los minutos iniciales de la cinta, pensé que todo iba rodado, que estaba viendo lo que había pergeñado en mi mente meses atrás, por mucho que los tráilers y sinopsis de la película ya me advirtieran que sería diferente, pero de repente Roth, como si se aburriera de esa trama (la de Paxton recuperándose de su traumática experiencia) o como si quisiera jugar a ser Hitchcock en Psicosis, decide dar carpetazo y volver a contarnos casi lo mismo que ya narró en Hostel, con la diferencia de que allí teníamos a tres chicos y aquí son tres chicas. Escenarios similares (algunos son los mismos, incluso mostrados con idénticos planos), secundarios que repiten, la televisión que emite sin parar Pulp Fiction (justo la escena en la que Jules y Vincent hablan de la diferencia entre Europa y Estados Unidos), los niños salvajes, estructura calcada (tren, hostal, fiesta, matanza, venganza), etc.

Empero, la supuesta gracia de esta segunda parte reside en la introducción de un nuevo punto de vista que sólo fue apuntado durante unos minutos en Hostel 1: el de los verdugos. Roth otorga protagonismo no sólo a las víctimas potenciales de las carnicerías perpetradas en el oscuro almacén (las cuales mueren en el orden en el que todos pensaréis nada más empezar a conocerlas), sino también a dos individuos dispuestos a dar un paso adelante hacia su espiral de depravación moral como método para alcanzar un clímax al que ya no llegan con nada de lo que les rodea habitualmente. Su manera de actuar y pensar (uno está excitado ante el acontecimiento, el otro tiene ciertas dudas) es tan tópica como el modo en el que se resuelve su conflicto de actitudes, y para colmo, lo que debería haber sido una sucesión de escenas inquietantes en las que se nos forzara a empalizar con estos ejemplares, acaba siendo una suerte de despropósitos que van desde un montaje totalmente grotesco en el que vemos a millonarios de todo el mundo (rodeados de sus familias o compañeros de trabajo, para empeorar aún más la situación) pujando desde sus móviles o portátiles por ser el que se lleve el gato (la gata) al agua, hasta la introducción en escena de unos buscadores personales que llevan dibujado el logo de la empresa de ‘caza humana’, de gran tamaño y que son cualquier cosa menos discretos (que es lo que se supone que debería ser cualquier objeto relacionado con dicha organización, con tal de no llamar la atención en caso de que alguien filtrara información sobre sus actividades delictivas). No es de extrañar entonces que Hostel 2 me parezca una película fallida: lo que se supone que debería ser uno de sus aciertos acaba siendo uno de sus mayores lastres.

2007_hostel_part_ii_024.jpg

Aunque si hablamos de lastres, ninguno tan pesado como este: parece que a Eli Roth, en su empeño de querer ofrecer algo diferente (¡ja!), se le ha ocurrido la genial idea de convertir ciertos momentos de la cinta en algo molesto, inquietante, para el espectador. Y no estoy hablando de los (contadísimos) momentos gore, bien rutinarios salvo un par de excepciones que luego comentaré, sino de secuencias que intentan arrojar algo de oscuridad, de moral si se quiere llamar así, de impostado dramatismo sobre el conjunto. No es plan de desvelaros nada, pero no puedo reprimir hablar de algunos de estos instantes molestos que echan al traste buena parte de lo conseguido en Hostel 1, que no era otra cosa que una cinta de terror ligera y con violencia descerebrada: en primer lugar hay un momento de la película que envuelve a los villanos principales (no los americanos, sino los que manejan los hilos) y a los niños delincuentes, y que acaba de un modo que se me antoja gratuito, sucio e incómodo, innecesario para remarcar lo que ya sabemos (que los dueños de Elite Hunting son unos cabrones desalmados); en segundo lugar, en el instante en el que los clientes norteamericanos se acercan a las habitaciones en las que cumplirán (o no) lo que han firmado en sus contratos, Roth introduce música pretenciosamente conmovedora con el cargante mensaje de “ey, chicos, daos cuenta de que lo que van a hacer estos dos es muy feo, no vayáis a sentir simpatía por ellos porque son muy mala gente y les van a hacer pupita a las protagonistas”. Ah, vale, que no nos habíamos dado cuenta antes… Es como si a Roth, de repente, cuando hasta ahora había sido un tipo que (para mi gusto) mezclaba con acierto pasión adolescente por el terror y el humor negro, le entrara mala conciencia y decidiera ponerse serio.

De cualquier modo, no me entendáis mal, porque a veces el jolgorio splatter sigue estando presente. Me dio la sensación de tener menos escenas de tortura y gore que la cinta precedente (tendría que coger el cronómetro para afirmarlo rotundamente), pero hay un par de momentos que os harán vibrar si sois aficionados a los efectos especiales y al mal rollo fílmico. A destacar: un homenaje a Elizabeth Bathory, de la que ya hablé por aquí cuando reseñé Stay Alive, en la escena más creativa de todo el conjunto; una gráfica, dolorosa y explícita castración (ouch!); y una partida de fútbol muy peculiar (creo que fue la única vez que consiguió arrancarme la risa durante todo el pase). Además, los más atentos disfrutarán con la aparición de Edwige Fenech como profesora de arte (muchos os habéis hartado de verla y reverla en vuestros años mozos, aunque a bote pronto no os suene el nombre), con el cameo de Ruggero Deodato en plan caníbal (de qué iba a hacer si no) o las cabezas cortadas de Tarantino y el propio Roth, quien, recordemos, ya aparecía durante una escena de la primera parte (¿sería también captado por la perniciosa organización?). En fin, la reseña ha ocupado cinco párrafos y sólo en el último he conseguido decir cosas buenas sobre ella. Así que, mal que me pese, no puedo darle el aprobado. Por último, un aviso para los que encontraron en el despliegue mamario del primer Hostel uno de sus puntos fuertes: aquí, de las cuatro féminas que veis en la foto de abajo, sólo se desnuda la que probablemente menos ganas tenéis de ver en cueros. Avisados quedáis.

2007_hostel_part_ii_010.jpg

 

Target idóneo: Enemigos de Roth que quieran seguir riéndose de él. Fans suyos que no tengan demasiadas expectativas o que sean permisivos.
Lo mejor: Los cameos y las escenas que cito en la reseña.
Lo peor: Que no es tan divertida como la primera.
Nota: 4’5 / 10

(ver previa)

Fdo: darkman

  1. #1 por Snake el 19 junio, 2007 - 20:56

    Pues coincido en lo que expones Darkman. La primera parte (aún sin ser una maravilla) contenía escenas más impactantes (no muchas tampoco) que su secuela.

    Lo más jodido es que luego nos lanzan los carteles y parece que va a ser la bomba.

    Quizás lo que más me gustó de Hostel 2 sea el ver a los “malos” de turno. Como los “reclutan” y como van cambiando conforme avanzan en sus torturas (ya sabes a que me refiero).

  2. #2 por Darkman el 19 junio, 2007 - 21:24

    Gracias por el comentario, SNAKE.

    Hombre, como digo en la reseña, lo de meter el punto de vista de los malos podría haber sido una buena idea sino fuera porque se acaba convirtiendo en una cagada por culpa del modo en el que son tratados. Además, no sé tú, pero el cambio que dices de los personajes lo vi venir a kilómetros.

  3. #3 por Chico Viejo el 20 junio, 2007 - 12:55

    Bueno, supongo que serás el cinéfago que le dará más nota a esta película… lo cual me hace temer mucho ir al cine. No sé, no sé… creo que voy a pasar.

    Oye, Darkman, ¿qué actor es el que aparece en la primera imagen, a la izquierda? Me suena mucho su cara pero he mirado en imdb y ningún nombre me parece el “correcto”. 😛

  4. #4 por Callus el 20 junio, 2007 - 14:54

    Tengo q comentar q a mi me pareció un timo. No se trata más q de un remake con un par de añadidos. En lo q estoy en contra es en esas dos escenas q comentas q precisamente son las más interesantes de este film. Esa en q los futuros matarifes van por el pasillo mientras oimos una canción interpretada por una voz angelical q de repente se silencia cuando el personaje se queda solo en la habitación de torturas es impactante. También me gustó la otra en la q el malo malote hace una especie de juego macabro con los niños más q nada por la frialdad con q los niños (niños de la guerra) asumen su posible destino.
    Lo demás es lo ya visto pero encima con menos gore (no es q sea un fan incondicional del gore pero contar lo mismo y encima más light es aún peor).

  5. #5 por Darkman el 20 junio, 2007 - 15:22

    CV, en realidad Snake y yo le hemos dado la misma nota. Si no tienes nada que ver, prueba a verla. No sé, igual hasta te gusta más que la primera. He leído por ahí opiniones de gente que aborreció Hostel 1 y que esta le ha parecido mejor. Pero vamos, repito, sólo si no tienes nada que ver.

    En cuanto al actor, es Rogert Bart, e igual te suena por Mujeres Desesperadas.

  6. #6 por Chico Viejo el 21 junio, 2007 - 11:46

    Gracias por el dato. Ahora miraré de qué le “conozco”, esa serie no la he visto nunca.

    En cuanto a verla, siendo mañana viernes con nuevos estrenos, voy a pasar (por ahora).

  7. #7 por JUANVD el 23 junio, 2007 - 19:43

    La peli un poko rara y muy precida a la 1…es malilla

  8. #8 por Toni el 24 junio, 2007 - 12:25

    Pues a mi me gusto mas k la 1, no se si influyo el factor de ir con 2 xavalas y ver sus reacciones pero me lo pase de lujo, se me hizo extremadamente corta (pensaba k ivamos por 3 kuartos de la peli cuando vi aparecer los titulos) y las escenas, mucho mas gores k en la primera (k casi siempre cuando iva a dar caña apartaba la camara). El primer plano de la castraccion me parecio brutal, y en el momento k critikas k estan bajando en ascensor con esa musika de fondo se me pusieron los pelos de punta, y el final todo un descojone. Eso si, te kedas con la gusa de saber k trato habra hecho… por k el tio bien dijo k no todo se puede negociar con dinero… En fin, una hora y media de entretenimiento y diversion, lo k no consegui con la primera parte, mas k nada por k me pensaba k iva a ver una pelicula ultragore y al final de eso havia mu poco, kizas por eso es disfrutado mas con esta, k no me esperaba nada de ella y me ha dado un grata sorpresa.
    P.D: Amigo DarkMan un pekeño fallo, en la foto de las chicas la primera de todas tmb sale desnuda en la clase de pintura 😉

    Salu2 ^^

  9. #9 por Darkman el 24 junio, 2007 - 13:30

    TONI, no es un fallo. ¿Tú conseguiste verle algo? De nada sirve que se desnuden si no se ven. Justo cuando se abre la bata cambian de plano y te quedas sin ver nada. Lo mismo es que me pilló pestañeando, no sé, pero para mí no cuenta como desnudo verle la espalda.

  10. #10 por Darkman el 24 junio, 2007 - 13:30

    Parafraseando a alguien, no sé quién fue ni dónde lo leí: “Sin pezón no hay teta”.

  11. #11 por Toni el 24 junio, 2007 - 16:28

    Si, si, se le ven las tetas, estoy seguro xD (con pezon incluido xD) ^^

  12. #12 por Darkman el 24 junio, 2007 - 19:58

    Macho, pues conserva esa vista que tienes porque yo no fui capaz de ver nada más que unas décimas de segundo.

  13. #13 por Scholz el 26 junio, 2007 - 22:45

    como se atreven los ctm es una pelicula muy buena no saben de terror la cosa es gozar las pelis q dan no son criticos esta pelicula es buena para los amantes del terror ctm hijos de perras no + asi q no se crean la raja hijos de puta no son criticos en decir esoo a un amante de pelis de terror como yo ustedes se fijan en la wa menos importante son wnes laa juanas

  14. #14 por Darkman el 27 junio, 2007 - 08:02

    ¿Alguien tiene un traductor a mano?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: